jueves, 6 de febrero de 2014

El oportunismo de Urkullu


La nueva reunión secreta de ayer de Mariano Rajoy con Urkullu para agilizar las liberaciones de presos etarras desdice las afirmaciones de luz y taquígrafos del Presidente Rajoy ante la opinión pública de luz y taquígrafos y confirma las protestas de las víctimas ante un “proceso de paz” cuya consecuencia lógica es la actual disgregación del PP en el Pais Vasco.  
En este momento no se ve por ninguna parte el efecto de la liberación de los anteriores de por la doctrina Parot ya que los etarras liberados y sus andan organizando actos de ensalzamiento del terror y presumiendo amenazantes por los pueblos del Pais Vasco. LOs que quedan en prisión serían liberados con la firma de un documento en que declararan el arrepentimiento. Después borrón y cuenta nueva.
Lo que no comprendo es el interés de Urkullu en interceder en toda esta historia. El lehendakari está buscando un sitio de honor para su partido para gestionar estos momentos y el momento en que ETA se disuelva definitivamente y la sociedad española, no sólo la vasca, pueda encarar el futuro con normalidad. Urkullu quiere estar en la pomada, liderar el proceso y mediar entre la izquierda abertzale y Mariano Rajoy. Y este documento que contiene las líneas generales del Gobierno vasco es la plasmación de una situación ideal en la que ETA se habría disuelto y en la que el Gobierno español debería adelantarse, iniciando una política penitenciaria que acabara con la excarcelación de todos los presos etarras.
La credibilidad de Urkullu en este asunto hay que ponerla en cuarentena, , tanto por sumarse a Sortu en la gran manifestación que recorrió en enero las calles de Bilbao en protesta contra las detenciones, como porque entre los papeles incautados al aparto de presos de ETA se encontró documentación que confirma la negociación entre PNV y los proetarras.
El guión del lehendakari sigue punto por punto el programa de la izquierda abertzale y está inspirado en el relato que ésta hace del terrorismo, donde las víctimas son un obstáculo, un mal menor que hay que sortear para alcanzar los objetivos. La tentación por apuntarse el tanto de la disolución de ETA ha llevado a Urkullu a dar un paso equivocado.
Basta con ir al último comunicado de los presos, de hace poco más de un mes, para ver que no hay arrepentimiento alguno por su parte ni voluntad de resarcir a las víctimas. En ese documento los etarras insisten en definirse como «luchadores por la libertad» y se equiparan, cínicamente, a quienes han sufrido atentados argumentando que ellos han padecido la persecución de los estados español y francés.
La legislación actual establece claramente cuáles son las condiciones para obtener beneficios penitenciarios: romper con la banda, pedir perdón a las víctimas, resarcirlas del daño cometido y colaborar «activamente» con la Justicia para esclarecer los crímenes que aún no han sido resueltos. Ese es el único plan posible del Gobierno: el Código Penal. No  existe otra via y en ella deberían de estar tanto PNV como los socialistas.

12 comentarios:

  1. Elena Aldana

    De qúe paz hablan estos. ??? Contra qué??? Tiro en la nuca, bombas a diestro y siniestro. Asesinos.

    ResponderEliminar
  2. Goliath Elías Alvarez Perez

    Este mariano se caga en las víctimas y en los más de 1.000 asesinados, come en la palma de la mano de eta.

    ResponderEliminar
  3. Goliath Elías Alvarez Perez

    Ahora ya sabemos lo que negoció la traidora trotona:

    - Salida de asesinos etarras de las cárceles sin cumplir las penas.
    - Reirse de las víctimas y de los más de 1.000 asesinados por la puta eta. Dicen que esto es el mal menor.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡TRAIDORES!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Elvira Arias Fernandez

    ¿También tenemos JUEZAS malas ? Yo creía que eso solamente pasaba con los JUECES....Amos anda...

    ResponderEliminar
  5. Alvaro Aybar Zurita

    Que nadie se confunda, que el PNV tiene el mismo objetivo que eta.

    ResponderEliminar
  6. Juana Lujano

    Sin comentarios. Bueno siiiii
    Que se saque el carné de la boca

    ResponderEliminar
  7. Jose Luis Ovies Martin

    la paz seria cuando se mataran a todos los etarras eso seria paz

    ResponderEliminar
  8. Angel Lopez de Haro

    hay que hechar a rajoy

    ResponderEliminar
  9. Miguel Fernández

    Urkullu es aquel que montó un akelarre para desagraviar el hecho de que en un monte "vasco" hubiera ondeado la bandera de España. Dicho esto, dicho todo.

    ResponderEliminar
  10. Mcarmen Oltra

    espero que en cuando venga nuestro turno les hagamos haque mate!

    ResponderEliminar