jueves, 20 de febrero de 2014

Deuda pública y reforma de la Administración

El Gobierno ha reiterado una vez más, las bondades de una de sus grandes reformas, la relacionada con la re-ordenación de las Administraciones Públicas. El proyecto, liderado personalmente por la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, pretende, básicamente, mejorar la eficiencia del sector público.

Para ello, la denominada Comisión hará la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) que presentó el pasado verano un amplio documento, con más de 200 medidas de diversa índole, a aplicar por parte del Estado, las autonomías y los ayuntamientos entre 2012 y 2015. Y si entonces fue Sáenz de Santamaría la encargada de cantar las alabanzas de dicha reforma, ahora le ha tocado el turno al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El problema es que ambos han empleado cifras que confunden y llevan a engaño a buena parte de la opinión pública. Así, aunque, en principio, pudiera parecer que el principal objetivo de la reforma es reducir el sector público, lo cierto es que ésa no es, en ningún caso, la intención del PP. Mariano Rajoy lo volvió a dejar muy claro en su intervención: “La Administración española no es elefantiásica ni una losa”. Para desmontar ese "falso mito en torno a nuestra burocracia", según Rajoy, el presidente destacó una serie de datos. En primer lugar, afirmó que "España se sitúa entre los países de la Eurozona con menor gasto público en porcentaje del PIB: un 44% en 2012, cinco puntos menos que la media de la zona euro".

Sin embargo, no es cierto. El gasto público se situó en el 47,8% del PIB en 2012, apenas 2,1 puntos por debajo de la media de la zona euro, tal y como muestra la oficina estadística de la UE (Eurostat). Desde que llegó al poder, el PP, al igual que hizo antes el PSOE, se empeña en maquillar el gran agujero de las cuntas públicas. En este caso, descontando convenientemente del gasto y del déficit el enorme coste del rescate público de las cajas de ahorros.

Deuda pública y deuda privada

La deuda del conjunto de las administraciones públicas españolas se situó en diciembre de 2013 en 961.555 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,7% en comparación con los 884.664 millones registrados al cierre de 2012. Según la información publicada este lunes por el Banco de España, en concreto la deuda de las administraciones públicas se incrementó en 76.891 millones en el conjunto de 2013.

Además, representa ya el 94,02% del PIB, el dato más alto de la serie histórica. Los datos del Banco de España muestran que en diciembre la deuda pública retomó la senda alcista, al subir en 9.542 millones con respecto a noviembre, rompiendo con dos meses consecutivos de caída.

Pese al incremento, el volumen total de deuda es ligeramente inferior a las previsiones enviadas por el Gobierno a Bruselas, que situaban la deuda pública en el 94,2% del PIB en 2013. La información del Banco de España concreta que de los 961.555 millones de euros de deuda, 676.789 millones corresponden a valores a medio y largo plazo, 196.660 millones son créditos no comerciales y 88.106 millones, valores a corto plazo. El próximo 14 de marzo el Banco de España publicará los datos de deuda pública definitivos y desglosados por administraciones (central, autonómica y local).

España: Evolución de la Deuda



 Millones €

              % PIB

           € Per Capita
2012
884.653 €
                86,00%
                   19.147 €
2011        
737.334 €
                70,50%
                   15.942 €
2010
644.692 €
                61,70%
                   13.969 €
2009
565.083 €
                54,00%
                   12.287 €
2008
436.984 €
                40,20%
                     9.535 €
2007
382.307 €
                36,30%
                     8.443 €
2006
391.055 €
                39,70%       
                     8.793 €
2005
392.497 €
                43,20%
                     8.970 €
2004
389.142 €
                46,30%
                     9.042 €
2003       
382.032 €
                48,80%                             
                     9.022 €
2002
383.435 €
                52,60%
                     9.203 €
2001
378.247 €
                55,60%
                     9.234 €
2000
374.033 €
                59,40%
                     9.241 €
1999
361.556 €
                62,30%
                     9.028 €
1998
345.953 €
                64,10%
                     8.692 €

Tenemos un volumen de deuda privada y pública que no se va a poder pagar, salvo que se pretenda arruinar las expectativas de vida de los españoles –ya están en ello-. Lo que empezó siendo un problema de deuda privada ha acabado contaminando definitivamente a la deuda pública. Las dinámicas de ambas están fuera de control. Bajo este escenario, quien financió la mayoría de esta deuda, el sistema bancario, es insolvente.

1 comentario:

  1. Julio Perez Garcia

    Por mucho que diga este gobierno, no le creemos, nos acaba de contar otra milonga con el gasto publico, dejarnos ya de mentir que ya son demasiadas mentiras, y para bajar el gasto publico reducir el numero de politicos, pues sobrais el 60%, y para saber bien lo que pasa entre los ciudadanos, patearos las calles y no siempre en vehiculos desde que os metisteis en politica, os dire que la calle enseña, y podreis ser mejores politicos.

    ResponderEliminar