lunes, 9 de abril de 2012

La delgada línea roja


Esta frase se ha puesto de moda en este país, la han pronunciado siempre como amenaza hacia el Gobierno de Rajoy. Salió en el tema de la Educación y ahora aparece con la Sanidad. Siempre con el fin de impedir cualquier reforma necesaria. Ahora se esta hablando de la sanidad y ha bastado que el ministro De Guindos mentara la sanidad como objetivo de cualquier retoque de tal manera que han salido todos como un resorte alertando que se va a implantar el copago a la sanidad. Ha entrado en un jardin que creo no le compete ni tampoco entiende, diciendo que no se iba a implantar el copago pero que los ricos pagaran mas por la sanidad pública cuando lo que ocurre es en mayoria de los casos tienen conciertos con la sanidad privada y ya pagan más por la pública a través de su IRPF.

El vicesecretario de organización del PP, Carlos Floriano ha tenido que aclarar que la intención es realizar reformas en los términos planteados por la ministra de la sanidad Ana Mato o sea al desarrollo de la cartera de servicios básicos univoca en todo el territorio nacional, para "buscar que todos los españoles tengan los mismos derechos sanitarios independientemente del lugar en el que residan"; la central de compras, "para abaratar los costes"; y, finalmente, una tarjeta única "válida" en toda España.

"En este sentido es en el que nos proponemos avanzar", ha señalado, al tiempo que se pregunta cuál será la posición socialista ante estas iniciativas. Así, afirma haberles tomado la palabra y entender que, si su 'línea roja' se encuentra en el copago, "cuando el Gobierno plantee derechos sanitarios para todos los ciudadanos los apoyen".

De este modo, espera ver si el PSOE está de acuerdo en estas iniciativas "o se oponen a todo", y si "las 'líneas rojas' las van a ir avanzando a medida que se vayan planteando reformas".
La línea roja hace cuatro años ya se traspasó camino del abismo y lo hizo el gobierno de Zapatero cuando no supo ver la crisis que se avecinaba en su segundo mandato y alentó el despilfarro dejando al mismo tiempo que sus compis de las autonomías y ayuntamientos se endeudaran hasta la náusea y dilapidaran el dinero sanitario en oropeles, solidaridad con los dictadores, viajes, coches oficiales o cursos sindicales son lo que ahora andan escandalizados. Ahora aparecen quienes fueron sus antiguos colaboradores en el gobierno como Rubalcaba,  Valenciano, o… la anterior ministra de sanidad, Trinidad Jiménez bajo cuyo mandato se gestó la enorme deuda sanitaria de 15.000 millones que ahora hay que pagar.

8 comentarios:

  1. Mientras no se haga justicia, poniendo ante los tribunales a quienes nos llevaron a esta situación calamitosa, España no tendrá posibilidad de arreglo. Sin castigo ejemplar de los culpables, estaremos fomentando la aparición de nuevos delincuentes.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Alcaraz Checa

    xavier,no se pero esto de las reformas y reformas y reformas,siempre se traduce en perdida del estado del bienestar-la sanidad pública funcionaba muy bien,porque tocarla?-en el caso de Madrid-con Esperanza aguirre se estan comentiendo abusos que son incluso una violación a los derechos de los enfermos-presiones,para cumplir estadistica.En fin,ojalá los que apoyais este tipo de politicas siceramente nos lleven a buen puerto,yo,lo siento mucho pero creo que estan experimentando,tirando de la cuerda,esperando a ver brecha,para llenarse los bolsillos,y detras,el negocio-la sanidad privada,ojala me equivoque-un saludo,y sin acritud-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, la sanidad no va bien. Ha bajado en calidad en material mecesario como un simple bisturí. Faltan personal en hospitales, ambulatorios, se reduce días de hospitalización tras operaciones, delate rival de limpieza se da una botella de lejos
      Para x días y si se acaba no se obtiene una hasta el día de entrega fijado.
      Médicos contrstsdos por horas no se ponen sustitutos, en fin in autentico desastre.

      Eliminar
  3. Miguel Fernández

    ¿Puedo señalar mi línea roja?. Lo de la "línea roja" está sirviendo de excusa para que cada uno haga lo que le venga en gana. Yo creí que las "líneas rojas" están establecidas en la Constitución y en las leyes, pero eso no parece tener importancia, así que la cosa consiste en que cada uno haga lo que quiera, si puede.

    ResponderEliminar
  4. imf

    estos del pp cada vez se parecen más a los gobiernos inútiles zapateristas.subían o implantaban impuestos temporalmente y cuando un ministro decía a, ya estaba el otro para decir b.el problema es que a los sociatas nunca les he votado y a estos sí.

    ResponderEliminar
  5. kotov»

    Se está tentando colar EL MANTRA, entre periodistas, articulistas, y periodistas varios, que parte de la culpa de la crisis, la tiene los ciudadanos de a pie, por haber vivido pos encima de sus posibilidades, ademas de recortar lo irrecortable, menos lo que se debe recortar, se pretende un copago en la SANIDAD Y EDUCACION, entonces tú te preguntas y con los impuestos que pago, IRPF, IVA, CENTIMO SANITARIO,TRAMO AUTONOMICO DE IRPF,IMPUESTO A LA GASOLINA, TABACO,ALCOHOOL, IBI Y TASAS VARIAS, para que sirven, pues veras eso sirve para alimentar alos sacerdotes de la nueva burocracia Europea, Estatales, Municipales, Autonomicos y Europeos,
    que son los que sirven a los sus nuevos dioses, LOS MERCADOS, EL FMI Y EL BEC. y si ademas de pagar los impuestos lo que consigo es, Disminucion de salario pensiones, Recortes, Varios, emigración de los Jóvenes, y más paro, porque me exigen más. Es el castigo de los nuevos dioses por haber queridos ser unos nuevos Prometeos, y callad porque lo que puede venir es un nuevo Aldof o Papa Koba, asi que chitón y no sacad los pies del tiesto porque os lo podemos cortar.

    ResponderEliminar
  6. Marisa Vampi

    chapeau....... estoy de acuerdo........ la verdad es que no me gustaria nada estar en el pellejo de el señor Rajoy.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pilar Zamora Ruiz

    También debió existir una "línea roja" para el gasto desmesurado que hemos tenido estos últimos años, que se ha tirado con pólvora de rey y ahora pagamos las consecuencias.

    ResponderEliminar