martes, 3 de abril de 2012

Kale Borroka a la catalana

Parece que va en serio el proyecto del ministro de Interior Fernández Díaz de endurecer las penas a aquellos antisistema que estén causando graves destrozos al mobiliario urbano y establecimientos privados como los que se generaron en la pasada huelga general en Barcelona  del 29 M. Precisamente hoy ha habido una concentración frente Interior de unos 600 o 700 de estos, exigiendo que sean liberados los cuatro que aun permanecen detenidos con graves cargos.

Porque los incidentes que tuvieron lugar tras la manifestación de la huelga general estaban perfectamente planificados por los alborotadores. Pequeños grupos antisistema estaban organizados en células e interconectados entre sí. Pero, además, la Policía detectó que usaban walki-talkies para mantenerse en contacto y poner en jaque a las fuerzas antidisturbios. Por si fuera poco, iban armados con cócteles molotov para provocar incendios. De ahí que quemasen casi 300 contenedores e incluso un Starbucks. Dice la policía autonómica que “Los sistemas utilizados son calcados de Grecia y del País Vasco”,
El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, reconoció que estos grupos ”son más y más violentos y están decididos a intentar socavar las raíces de nuestro Estado democrático”. Se trata, añadió el consejero, de individuos provenientes del “neoanarquismo radical, del movimiento de los indignados, de movimientos antiglobalización y de sectores radicales universitarios”. Sobre la manifestación de Barcelona, ha dicho que se sabía que había 200, 300 o 400 radicales, pero que en la del 29M "hubo 2.000, 3.000 o 4.000 mil que se hicieron cómplices y se adhirieron al ejercicio de violencia, algunos porque están en contra de cómo se hacen las cosas y que incluso acabaron dando cobertura a estos grupos pequeños".

Estas técnicas de guerrilla urbana, que han venido siendo probadas durante los últimos años, no son gratuitas. La intención de los antisistema es verificar su efectividad para aplicarlas luego en acontecimientos muy determinados. El primero de ellos será una cumbre del Banco Central Europeo (BCE) que tendrá lugar en Barcelona los días 2, 3 y 4 de mayo. “Con la cúpula capitalista en la ciudad, también tendremos a la cúpula antisistema y esto puede ser muchísimo más peligroso. Además, el 15 de mayo habrá una huelga a nivel europeo instigada por colectivos de okupas y antisistema, por lo que también se aprovechará para armarla”.
El conseller Puig dice que se ha sido demasiado permisivo durante los años del Tripartit con la violencia urbana y que se ha llegado hasta el momento actual porque no se han sabido cortar estas actitudes a tiempo. Por ello, los Mossos d’Esquadra tienen prevista la creación de un grupo de trabajo que estudie y proponga medidas legales y judiciales con el fin de neutralizar los radicales grupos antisistema. Asi y todo el conceller ha considerado que no es necesario endurecer el Código Penal para hacer frente a la violencia callejera como propone el Gobierno porque con "las leyes que hay son suficientes". Me parece que el conseller da pruebas de una gran ingenuidad al querer resolver este problema con simples multas administrativas que no se llegan a pagar por la insolvencia de la mayoría de ellos. Son muchos años de permisividad los que han convertido a Barcelona en el paraíso de los antisistema de todo el continente europeo.

10 comentarios:

  1. Marisa Vampi

    creo que es lo minimo que hay que hacer, el que destroce, lo que pagamos todos, que lo pague. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Supongo que a Rubalcaba, Valenciano, Méndez, Toxo, Lara, etc. Les joderá una Ley que pueda parar a estos "Bestias"; los vienen usando cuando les interesa perjudicar al Gobierno del PP; Se necesita una Ley muy Dura, para esta gentuza; Y los destrozos, para empezar, que los paguen los convocantes de las manifestaciones en las que se arropan; y a los individuos que sean detenidos por las polícía, deben de pagar y si viven con sus padres y no son solventes, que paguen los ñpadres. Lo que no puede ser es que lo paguemos el resto de ciudadanos.

    ResponderEliminar
  3. Ruben Martinez por poner un ejemplo si mañana se aprueba una ley que nos indigna a todos y se decide salir a la calle a este paso que nos tratan como delincuentes a los trabajadores que levantamos a este país
    mucha ley se aprueba pero lo que si veo es mucha promesa pero los números cantan cada mes mas miles de parados en las listas

    ResponderEliminar
  4. Carlos Alcaraz Checa

    desde luego estos chicos....solo hay algunos peores que ellos,que son los banqueros y los directivos de las multinacionales....

    ResponderEliminar
  5. Maria Jose Belmonte Aniorte

    muy buena informacion

    ResponderEliminar
  6. Antonio Barriga

    Esto descontento de todo lo que se mueve hay que cortar con ellos no se puede permitir este salvajismo y a pagar los ciudadano sus destrozos que lo paguen ellos y vera como son mas cuidadoso con todo

    ResponderEliminar
  7. PAGANO

    Deberían de ser más equitativos, quiero decir…………. Si una acción como quemar contenedores o apedrear un banco será castigada con más contundencia, tal vez la usurpación de los bienes familiares por parte de la banca o el robo de cantidades ingentes de dinero público por los gestores/políticos deberían de llevar una pena relacionada con los costes económico/sociales inflingidos y no el trato de favor que se dispensa

    ResponderEliminar
  8. jbm1966

    El conseller sr.Puig,es el principal responsable de lo que el llama la calle borroka...separatista en este caso.Al declararse independentista en el último congreso de c.d.c.¡Ahora que no se queje!,y haga llamamientos a la Audiencia Nacional para que le solucionen el problema ,que el con sus declaraciones ha ayudado a crear.Recuerdo cada vez mas las palabras de Dn.Tomasino en el padrino III."La política es igual al crimen"...al menos por los muertos civiles que va dejando con su actuación diaria...paro,
    desahucios,robo político masivo, etc.

    ResponderEliminar
  9. Alatriste2»

    Cuando quemaban fotos del Rey en la Universidad no les parecía antidemocrático, al contrario, les parecía gracioso y lo llamaban libertad de expresión. Cuando se mima a estos grupúsculos y les haces creer que tienen razón porque te interesa debes pensar que acabarán volviéndose contra ti. No son antifascistas, son fascistas anti todo, ahora ve y diles que tienen que cumplir la ley

    ResponderEliminar
  10. Pilar Zamora Ruiz

    Terrorismo callejero lo haga quien lo haga.

    ResponderEliminar