viernes, 13 de abril de 2012

El populismo de Cristina Botox


Cuando un gobernante tiene problemas en su país suele buscar salida creando un enemigo externo para achacarle las causas de los problemas que están sufriendo sus habitantes. En Argentina su presidenta, Cristina Fernández los tiene ahora mismo y apuesta por dirigir la mirada hacia los saqueadores de la patria. Tal es asi que no ha dudado en enfrentarse al Reino Unido por las Malvinas y ahora le toca a Repsol que puede se un enemigo mas asequible. La ofensiva del Gobierno argentino contra Repsol tiene causas políticas por encima de las económicas.

Dicen algunos ideólogos y despistados que las multinacionales dominan el mundo. Sin embargo, cualquier Gobierno de vocación tercermundista puede publicar una ley y la viuda  Botox expropiarle sus propiedades. Sucede con Chávez y su "exprópiese" y ahora está pasando en la Argentina de Cristina Fernández con YPF, la filial argentina de Repsol.

En octubre pasado, Cristina Fernández de Kirchner consiguió la votación más alta en unas elecciones presidenciales desde la registrada por Perón en 1973. El reciente milagro económico argentino que, junto con la muerte de su marido, permitió su reelección ya mostraba un agotamiento que se ha agravado desde entonces: inflación descontrolada, burocratismo, dependencia de China como compradora de soja, subsidios desmesurados, fuga de divisas, caída de la producción energética...

Como suelen hacer los países subdesarrollados o con regímenes autoritarios, Fernández y su círculo han buscado enemigos exteriores. Así obró la Junta militar en 1982 cuando invadió las Malvinas y lo está haciendo la presidenta, que ha planteado un frente doble, con una campaña diplomática de reclamación de las islas contra Gran Bretaña y con otra campaña contra Repsol y España. Los gobernantes argentinos no aprenden: la Junta militar fue a la guerra a la vez que amenazaba a Chile, con lo que éste colaboró con Londres.

El peronista Carlos Menem desmanteló completamente el sector público en los años 90; entonces YPF se vendió a Repsol. Otros peronistas, los Kirchner, están procediendo a la re-estatización de la economía argentina. Aerolíneas Argentinas ha vuelto a ser una empresa pública y las principales actividades económicas (cultivo de soja, exportación de carne, venta de combustibles y energía, banca y planes de pensiones, reservas del Banco Central...) están sometidas a una legislación que cambia por decreto según los antojos o las necesidades de la Casa Rosada. Para no asustar a los inversores y las autoridades extranjeras, los Kirchner han recurrido a testaferros para controlar las empresas; en el caso de Repsol al Grupo Eskenazi, que entró en el capital de YPF en 2008.

El Gobierno argentino inició una campaña contra la petrolera muy poco después de que ésta anunciara el hallazgo en el país de su mayor yacimiento de hidrocarburos, equivalente a la suma del resto de sus explotaciones. La historia es la de siempre: una empresa estatal ruinosa, con tantos empleados que teniéndolo todo para ser rentable y aportar ingresos al erario se los hace perder. Es privatizada, la compra una empresa más grande y que sabe cómo hacerla rentable, lo consigue y entonces comienza la clásica retórica de "nos están robando nuestros recursos". El Gobierno roba la compañía a su legítimo propietario y al cabo de no mucho volverá a resultar una ruina, aunque para entonces el político ladrón quizá ya no esté al frente.

El objetivo de la nacionalización de YPF es convertir a ésta en una copia de la PDVSA venezolana, mediante la cual Hugo Chávez obtiene dólares, reparte concesiones a sus amigos y hasta adquiere alimentos para distribuir en el país, que padece desabastecimiento. No están en juego ni la soberanía nacional ni la independencia energética, sino el propio régimen político. También en 2008, los Kirchner realizaron otra cacicada: nacionalizaron (expropiaron más bien) los fondos de pensiones privados para disponer de caja con la que adquirir fondos que mantuviesen los subsidios que distribuyen a millones de familias.

Por fortuna, en esta ocasión no hay un Zapatero en La Moncloa ni un Moratinos ni una Trinidad Jiménez en Exteriores, que acepten la consigna de sus camaradas izquierdistas de que las empresas españolas son colonizadoras y expoliadoras. La prensa argentina desvela que el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, unió su queja a la ya enunciada por el ministro Soria, y le expuso a Fernández, de manera educada como hacen los portugueses, la preocupación de la UE por la posible ruptura de un contrato más con otra empresa europea. En Europa uno de los grandes proyectos en el continente americano es Mercosur, donde Argentina es una pieza básica junto a Brasil, y Europa  ha anticipado que "no habrá avances en Mercosur si se produce esa mala noticia".  Ni España ni Repsol están solos.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Alcaraz Checa

    Yo creo que para solucionar el problema deberiamos nacionalizar repsol en españa tambien-

    ResponderEliminar
  3. Antonio Luis Valdivia Palau

    También puede ser una operación bursatil, vende, después habla, luego compra, luego rectifica y vuelve a vender.

    ResponderEliminar
  4. Carlos Alcaraz Checa

    Es una pena las empresas públicas que teniamos,los miles de millones que se reinvertian en lo publico,es cierto que aun asi,apotan unos 1000 millones a españa via impuestos,pero no me gustó,sinceramente que la privatizaran,en cualquier caso,yo si creo en el poder de las multinacionales sobre los gobiernos,de ahi que se haya formado este lio-telefonica-sacir-bnp-s​eguro que tienen buenos abogados-

    ResponderEliminar
  5. Nieves Llavona Hevia

    La verdad es que a mi todo esto se me escapa, pero creo que no tendrian que haber privatizado segun que empresas.

    ResponderEliminar
  6. SoZialismus Ist Ruine Writers

    LAS PROVINCIAS ARGENTINAS DESDE DONDE SE HA ECHADO YA A REPSOL NO TIENEN CAPACIDAD NI TECNICA PARA EXTRAER PETROLEO Y EL PROBLEMA DE ARGENTINA ES SU DEFICIT ENERGETICO..EL INVIERNO AUSTRAL VIENE AHORA..SE VA A PASAR MUCHO FRIO EN ARGENTINA Y A LO MEJOR LA GENTE "SE CALIENTA EN LA CALLE"..

    ResponderEliminar
  7. Paco Esteban Lopez

    Es obligación del Gobierno de España, intervenir en cualquier problema que tenga, una Empresa española en cualquier lugar del Mundo.

    ResponderEliminar
  8. Bernabe Requena Alvarez

    A esta siniestra extorsionadora profesional hay que ponerla en su sitio. Es Chávez con faldas aunque un poco más fea que el gorila rojo.

    ResponderEliminar
  9. Bernabe Requena Alvarez

    Chavez con faldas y pelucas .

    ResponderEliminar
  10. Pedro Pablo Riva

    Que les pidan Visa para entrar a España , y un impuesto de 500 euros al mes por estar aquí .

    ResponderEliminar