jueves, 5 de abril de 2012

La amnistia eléctrica


Esta semana hemos conocido los datos del sistema eléctrico correspondientes al primer mes de este año. Resulta que, únicamente en enero, ya hemos acumulado un déficit tarifario de 552 millones de euros. Inadmisible y vergonzoso. No caben más calificativos.
En enero, los consumidores pagamos un total de 387 millones de euros en concepto de costes regulados, también conocidos como peajes. Sin embargo, esa recaudación no alcanzó ni siquiera para pagar el montante de las primas a las energías renovables que, junto con el resto del régimen especial, sumaron un total de 617 millones de euros. ¿Cómo va a ser sostenible un sistema eléctrico en el que únicamente las primas a las energías renovables ya nos cuestan más de lo que se recauda? Se ingresaron, como digo, 387 millones de euros y los gastos fueron de 939 millones de euros. Les dejo a ustedes la reflexión. Por cierto, las primas ascienden al 66% de los costes del sistema.
La legislación actual establece que, en el año 2012, el déficit eléctrico no puede superar los 1.500 millones de euros. Francamente, si en enero ya hemos acumulado más de la tercera parte de esa cantidad, las previsiones no son demasiado halagüeñas. Pero es que, además, los recién horneados Presupuestos Generales del Estado no vienen sino a agravar aún más la situación. Se estableció en 2009 que los costes extrapeninsulares del sistema eléctrico debían quitarse de la tarifa eléctrica y pasar a PGE, de tal modo que en 2012 podrían liberarse unos 1.500 millones de euros. Ahora bien, ustedes ya son conscientes de que nos han subido la luz un 7%. ¿Para qué? Para recaudar 1.400 millones de euros adicionales que no servirán, ni siquiera, para compensar la jugada que los costes extrapeninsulares... Conclusión: esta subida de la luz no ha servido absolutamente para nada, no disminuirá el déficit de este año. Habrá que seguir subiendo la luz... esperen a junio.
Con el objetivo de disminuir el déficit de tarifa, desde Industria se han tomado varias medidas: además de subir el precio de la luz, se han recortado retribuciones en la distribución de electricidad, pudiendo verse afectada en un futuro la calidad del suministro al verse reducidas las inversiones debido a los recortes. Sin embargo, nada se ha hecho desde el gobierno para parar la sangría de miles de millones anuales en primas a las energías del régimen especial. Todas las medidas para paliar el déficit de tarifa han recaído sobre los consumidores y las eléctricas. Los primeros estamos ya hartos de pagar una de las tarifas más caras de Europa, los segundos llevan años financiando el déficit y los desvaríos de la legislación.
Sin embargo, los que más contribuyen a la generación del déficit no han visto afectados sus ingresos con las últimas medidas. No solo no contribuyen en medida alguna a aliviar el agujero tarifario, sino que son, en buena parte, los que están generando el problema. Con el precio mayorista de la electricidad a 60€/MWh, están entrando en el sistema las nuevas centrales termosolares a las que no se les han quitado las primas, cobrando 320€ por cada MWh que venden. El objetivo original de potencia para esta tecnología era de 500 MW y ya tenemos casi 2.500 MW funcionando o pre-asignados. Cuando todos entren en operación supondrán otros 2.000 millones de euros al año en primas que seguirán creando déficit de tarifa y tendremos que pagar los de siempre.
Acciona, Abengoa y ACS, la triple A como ya se les conoce, tendrán más de 1.300 MW instalados, el 54% del total de la potencia termosolar. Recibirán más de 1.000 millones de euros al año en subvenciones mientras a nosotros nos suben la luz de forma continua para pagar estos caprichos cuanto menos, poco apropiados, para una economía a la deriva. Como pueden ver, hay tipos y tipos de amnistías. ¿Dónde estarán ahora aquellos que esgrimían que las renovables distribuían la riqueza y eran más democráticas?

Manuel Fernández Ordóñez L.D.

2 comentarios:

  1. Marisa Vampi

    Pues, no se yo si esto es honesto, para los pobres y sufridos paganos, yo es que me he vuelto , pro-nucleares, creo que es una enorme estupidez comprar la energía nuclear a los franceses, quedarnos los residuos......... en fin , alguien se cree que los Pirineos nos van a salvar si en Francia hay un "petardazo" nuclear?, saludos, buen articulo. :))

    ResponderEliminar
  2. Es que de tanto mentir diciendo las bondades de las energías alternativas que al final la gente se lo cree y tiran de la cuerda para llevarnos como borregos hacia el sendero que ellos han trazado para enriquecer a unos cuantos y ahogar a millones con las subidas de la electricidad que no seria necesario si no hubiese que pagar a las empresas que fabrican los molinos de viento, que también necesitan electricidad para funcionar o las placas solares que tampoco cubren las verdaderas necesidades ni de un edificio entero. ¿Contaminación? Seamos serios y sinceros. Todo está contaminado, todo contamina, todo es peligroso, y todo ello lo tenemos hasta en casa, por hiperlimpia que ésta esté, contaminada está la ropa que nos ponemos debido al material con el que lo han fabricado. Y encima enterramos restos nucleares franceses en España y compramos electricidad a el país vecino, Francia porque ellos no son tan.hipócritas y mucho menos tontos como para deshacerse de la energía nuclear que según la gran mayoría de los expertos es hoy por hoy la única que es factible y barata es la nuclear. Lo importante es que la vigilancia y la experiencia de ,os ingenieros y trabajadores en la central nuclear. Conchita

    ResponderEliminar