lunes, 7 de mayo de 2018

El PP y su mala comunicación


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la llegada al Ayuntamiento de Alicante / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se pasó por Alicante y no fue bien recibido a las puertas del Ayuntamiento, cuando se disponía a celebrar junto al líder popular de la ciudad, Luis Barcala, la recuperación del gobierno municipal de la ciudad valenciana.

A las puertas del Consistorio le esperaron un grupo de personas convocadas por los sindicatos CCOO PV, UGT FeSP Servicios Públicos, SPPLB y la 'Asamblea de Jubilados y ciudadanos de a pie', que exigían al presidente una subida "digna" de las pensiones. Mientras saludaba a distintos dirigentes populares, el líder del PP fue abucheado con gritos: "¡Fuera, fuera!", "¡Menos corrupción y más financiación!" y "¡Jubilación anticipada ya!", entre otros.

'Cazada' por las cámaras

La pitos tensionaron la entrada del presidente del Gobierno al edificio, totalmente ensordecedores, pero la polémica se ha desatado tras el patinazo monumental de Carmen Martínez de Castro, la secretaria de Estado de Comunicación de Rajoy. La popular se dirigió a uno de los empleados del presidente y reaccionó ante los pitos con un desafortunado comentario que fue captado por las cámaras de 12TV: "Dan ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles os jodéis".

Entre risas, la popular se olvidó de las cámaras y dejó una imagen difícil de olvidar que ha corrido como la pólvora por las redes sociales, especialmente Twitter. Otros partidos políticos, como Podemos y Compromís Alacant se han hecho eco de la noticia y han pedido su dimisión inmediata por su falta de respeto hacia la ciudadanía y la libertad de expresión.


La comunicación, o más bien la falta de ella, se ha convertido en uno de los principales errores de Moncloa en el conflicto catalán. La escasez de información, las ruedas de prensa sin preguntas, el hermetismo de los miembros del Ejecutivo, la poca firmeza de Mariano Rajoy o la falta de previsión y organización en las comparecencias públicas han puesto a Carmen Martínez Castro, secretaria de Estado de Comunicación, en el punto de mira de todas las críticas en el sector.

La estrategia de no acción y de silencio desplegada por la secretaría de Estado que lidera Carmen Martínez Castro es vista de puertas para afuera como un error que ya está pasando factura al mismísimo presidente Mariano Rajoy. Las consecuencias para la imagen del Gobierno y del líder del PP aún no pueden cuantificarse, aunque lo cierto es que el malestar entre los medios y los profesionales del sector es muy amplio ante esta ausencia de comunicación en unos momentos tan críticos para Cataluña y para el conjunto del Estado. La destitución de esta persona, no solo por este por este comentario estúpido, seria un signo de regeneración por parte del PP.

7 comentarios:


  1. Paquita Godoy

    ...está muy bien SÓLO CUANDO LO USAN LOS INDEPENDENTISTAS..O UN PAR DE NIÑATOS Q. Expresan sin pudor España de mierda...como se puede usar la libertad de expresion a la conveniencia de cada uno...

    ResponderEliminar
  2. Angel Marin Barajas

    Ese es el problema.. Puedes ser muy bueno vendiendo.. Pero si nadie te conoce..

    ResponderEliminar
  3. Fernando Martinez Puyuelo

    Años hace que se dice y se comprueba, en Baleares está el ejemplo

    ResponderEliminar
  4. Miguel Rivas

    Que sigan igual, que Rivera cada día lo tiene más fácil!

    ResponderEliminar
  5. Antonio Ruiz Herrera

    Asin se estáis quedando sin votantes

    ResponderEliminar
  6. Ana Sofia Carolina Gonzàlez

    eso mala pero muy mala comunicación, ahora mismo la cadena de zapatero digase la sexta dice . cinfuente se fué de la politica, y yo digo la echaron de la politica

    ResponderEliminar
  7. Ana Sofia Carolina Gonzàlez

    de aqui al año que viene como no se empieze a sacar los trapos sucios de otros partidos no la vamos a ver muy feas hay que saber la verdad de todos y luego el pueblo que decida

    ResponderEliminar