martes, 1 de mayo de 2018

Catalá tiene "un problema singular"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante su intervención en una sesión de control del Pleno del Senado. 

Las declaraciones del ministro Rafael Catalá  -González "tiene algún problema singular" y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)"debería haber actuado preventivamente"- han caído como una bomba en el partido gobernante y en una parte del Ejecutivo. Hasta el momento no ha aclarado cuales son sus motivos para estas declaraciones de una acusaciónhasta ahora aparentemente gratuita.

Las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales llevan cuatro días pidiendo en público respeto para los jueces de Navarra que han condenado por abusos, pero no por agresión sexual, a los cinco acusados de violar a una joven en los Sanfermines de 2016. 

Las asociaciones ya habían reprochado especialmente la actitud del ministro de Justicia, que el viernes sugirió que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debía actuar disciplinariamente contra el magistrado Ricardo González, que redactó el voto particular. En su escrito, este juez pidió la absolución de los cinco condenados al considerar que no hubo ni agresión sexual ni abuso, sino prácticas sexuales consentidas en “un ambiente de jolgorio y regocijo” del que la joven denunciante participó, a su juicio, por voluntad propia.

"Si hay alguien que no puede hacer eso, poner en la diana a un juez, es el ministro de Justicia", señalan fuentes del PP para criticar el "ataque" de Rafael Catalá contra el magistrado Ricardo González, que ha emitido un voto particular pidiendo la absolución de los integrantes de La Manada, señalan fuentes del partido, muy molesto con lo sucedido.

Al parecer Catalá ha querido sumarse al demencial linchamiento público orquestado por la ultraizquierda política y sus brazos mediático y feminista en vez de proceder con la prudencia que le exige el cargo y, aun más, pedir respeto por la labor de los magistrados en un asunto tan delicado y dramático. Sin vergüenza, Catalá no ha dudado en hozar en el fango de la más execrable maledicencia y puesto aún más en la diana a un juez que ha tenido la osadía de emitir un voto particular que ha soliviantado a los peores enemigos de la separación de poderes y la independencia judicial. Catalá ha demostrado ser indigno de estar un solo día más al frente de un ministerio tan importante como el de Justicia.

El escándalo es de tal gravedad que no admite rectificación alguna por parte del oportunista bocazas. Rajoy debe exigir a Catalá la dimisión o destituirlo sin más dilación. España no puede tener un ministro de Justicia de semejante ralea, así de sencillo. Catalá, de hecho, es la encarnación de lo que no debe ser un ministro de Justicia.

6 comentarios:

  1. Laurentino Martinez Carrera

    Apoyo para cátala por Ablar claro y defender a la victima compartir

    ResponderEliminar
  2. Antonia Gonzalez Fernandez

    Lleváis las langostas y percebe repartí algo para el que no tiene

    ResponderEliminar
  3. Jose Garcia

    Los sindicatos q apoyan a los golpista ladrones delincuentes independentista estan apoyando a la vez a la misma banda terroristas Eta

    ResponderEliminar
  4. Delia Villarroel

    TODOS TENEMOS PROBLEMAS SINGULAR

    ResponderEliminar
  5. Rosario Del Carmen Fariña Milla

    Tiene todo el derecho a decir lo que piensa. Y los jueces en este caso están siendo corporativistas.

    ResponderEliminar
  6. Mariangeles Gonzalez Abril

    Apoyo al ministro Catala

    ResponderEliminar