lunes, 22 de febrero de 2016

El saqueo de Andalucía 151 – Parálisis judicial



La jueza de los cursos de formación Maria Núñez de Bolaños está ignorando sistematicamente la solicitud de investigación de la UCO. La operación no es que esté parada, sino enterrada, a efectos de la investigación de la Guardia Civil. Como ocurre con el caso de los ERE, del que informó este periódico en su edición del pasado lunes (la citada juez no remite encargos de investigación desde hace meses), los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Benemérita han recibido el silencio por respuesta a las peticiones que han dirigido a Núñez para poder seguir las pesquisas. Y todo ello, pese a que dichas peticiones se han reiterado en varias ocasiones.


Núñez Bolaños instruye el caso de los cursos de formación desde junio de 2015, tras la marcha de Mercedes Alaya a la Audiencia Provincial. En ningún momento esta última tuvo opción de seguir con esta macrocausa porque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) sólo le asignó a Alaya los ERE en la comisión de servicio solicitada en primera instancia y que acabó siendo revisada tras los enfrentamientos entre ambas instructoras. Desde el primer día, Núñez Bolaños trazó su propio camino en esta investigación. Lo primero que hizo fue anular una decisión de la anterior titular del juzgado de Instrucción 6 de Sevilla y reclamar a la Unidad Central Operativa (UCO) un informe sobre el estado en que se encontraban las diferentes pesquisas. 

La situación ha generado en la mencionada Unidad de la Guardia Civil una sensación de estupor, ya que han llegado informaciones en el sentido de que los escritos que dirigían a Núñez Bolaños no se comunicaban a las partes. Por ello, desde la UCO decidieron enviárselos también a la Fiscalía Anticorrupción, con el fin de que tuviera conocimiento de su contenido.

La Guardia Civil trabajaba en cuatro líneas de investigación: la existencia de entramados empresariales beneficiados de diferentes subvenciones; la existencia de determinados fraudes en los consorcios entre administraciones; las subvenciones otorgadas a empresas y fundaciones para la realización de acciones tendentes a la recolocación de los ex trabajadores de Delphi y empresas afectadas, y las subvenciones otorgadas a la antigua Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe).

Dividir la causa

Ya en julio, la magistrada consultó a la Fiscalía sobre la procedencia de dividir en varias piezas la causa, a lo que el Ministerio Público era proclive y así se lo trasladó en septiembre. Esta división efectiva culminó el 19 de diciembre con un auto en el que troceó la investigación en nueve partes: tres de las cuales se centran en los entramados empresariales vinculados al ex consejero de Hacienda de la Junta Ángel Ojeda y a otras dos personas, mientras que cuatro de las piezas se centrarán en los consorcios públicos de formación de la Junta, como son Ciomijas, Formades, Forman y CTI. La octava pieza es la vinculada a la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), un ente público de la Junta de Andalucía que dependía de la Consejería de Empleo. Por su parte, la última está relacionado con la «Operación Barrado» desarrollada en marzo del año pasado por la Guardia Civil, y dirigida por la jueza Mercedes Alaya, y en la que se detuvieron a 13 altos cargos de la administración autonómica.

En este sentido, el Ministerio Público «avaló» a finales del pasado mes de enero este plan de trabajo. La instructora ya ha iniciado diligencias previas de las tres primeras piezas en que dividió la macrocausa. En concreto, se va a centrar en los entramados empresariales que están vinculados al ex consejero de Hacienda Ángel Ojeda; Rafael Velasco Sierra y José María Pérez González.

En marzo, Núñez Bolaños ha fijado algunas declaraciones en sede judicial, como la del jefe de servicio de Formación de la delegación provincial de Sevilla Daniel Fito, después de que éste solicitara declarar de manera voluntaria. Lo que sigue en parte pendiente es la petición de refuerzos para el juzgado, uno de los motivos esgrimidos de la parálisis inicial. Núñez reclamó a la Junta de Andalucía cuatro nuevos funcionarios «con capacidad y experiencia», solicitud reiterada en junio, julio y septiembre. Finalmente, se le asignaron dos, pero desde entonces la investigación tampoco ha avanzado.

Sin realizar pesquisas

Se ha dado el caso, asimismo, de que desde el juzgado sevillano se les transmitió a los agentes comentarios en el sentido de que algunas de los asuntos sobre los que la Guardia Civil pedía investigar se podían encontrar en internet o, simplemente, no procedía realizar pesquisas.

Este asunto, que en suma de dinero no justificado podría superar al de los ERE –la Guardia Civil llegó a cifrar en 1.298 millones de euros las ayudas para cursos de formación concedidas por la Junta de Andalucía entre 2002 y 2014, sin que se hayan justificado–, lo llevan varios juzgados de instrucción de todas las provincias andaluzas.

Hay diligencias abiertas en 18 sedes –aunque el grueso de las diligencias, que implica presuntamente a la administración andaluza, reside en el de Núñez Bolaños. El juzgado de Instrucción 9 de Sevilla también investiga, dentro del caso de las «facturas falsas» de UGT, el destino que dio este sindicato a varias subvenciones para cursos de formación.

En un informe entregado por la UCO al juzgado, los agentes apuntaban que los «procedimientos establecidos por la Administración para la correcta adjudicación, control y justificación de subvenciones con fondos públicos» destinados a acciones formativas para el empleo «no han sido aplicados debidamente». Se trataba de ayudas entregadas por la administración andaluza para cursos de formación y que posteriormente no se justificaban en tiempo y forma.

La Guardia Civil trata de llegar con sus pesquisas hasta el final de todo este asunto, hacia arriba y hacia abajo, pero si la jueza no les autoriza lo que piden no puede hacer nada. En este sentido, en ese mismo oficio, apuntaban que este procedimiento «irregular» era «imposible de sostener sin una actuación concertada, ejecutada de manera coordinada y prolongada en el tiempo por parte de los responsables de la Administración». Faltan por determinar qué sindicalistas, trabajadores, empresarios, etc, se han podido beneficiar. Lo mismo le ocurre a la Intervención General del Estado, que necesitaría todos los datos posibles sobre el asunto para estudiarlos. Las fuentes consultadas subrayan que el caso roza al actual Gobierno de la Junta de Andalucía, ya que hay pistas que datan del año 2014. 

En un auto dictado en mayo de 2015, la juez Mercedes Alaya imputó en la causa a diez jefes de servicio de Formación de las ocho delegaciones provinciales de Andalucía, entre ellos el propio Daniel Fito, y a una jefa de servicio de la Dirección General de Formación, María Carril. Asimismo, a una jefa de servicio de la delegación de Sevilla Carmen Gómez Laguillo; al de Almería, Blas Méndez Capel; a Antonio Juan Vidal Agarrado, de Cádiz; a José Ángel Gil Flores, de Huelva; a José Luis Valentín, de Jaén; a los jefes de servicio de Formación de la delegación provincial de Granada, Magín Bolívar Medina y María Noelia García Lucena; a la jefa de servicio de Málaga, María Isabel Almendro Flores, y al jefe de servicio de la delegación de Córdoba Manuel Gavilán Jiménez. De estos diez jefes de servicio sólo dos accedieron a declarar ante la jueza Mercedes Alaya.


Chaves y Griiñán no son citados para declarar 

Es más que probable que los ex presidentes socialistas de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán tengan que volver a enfrentarse a las preguntas del fiscal sobre sus conocimientos relacionados con las concesiones de ayudas sociolaborales que tuvieron como destinatarios no aquellos que legalmente tenían derecho a ellas, sino otros muchos que consiguieron importantes cantidades por «amiguismo» u otras razones y que fueron incluidos de forma fraudulenta en empresas sometidas a expedientes de regulación de empleo. 

Es la segunda vez que el Ministerio Público haya pedido sin que aún se les haya convocado, pues ya fue realizada hace algún tiempo, aunque, hasta ahora, la instructora no ha cursado tal solicitud. Ese es el motivo, aseguran las citadas fuentes al respecto, por el que la Fiscalía vuelve a reiterar la práctica de esa misma diligencia. Junto a las declaraciones de Chaves y Griñán, la Fiscalía ha solicitado igualmente que acudan a prestar declaración aquellos a los que investigaba el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, porque en esos momentos eran diputados autonómicos, pero que, en la actualidad, no ocupan ya ningún escaño en el Parlamento andaluz y, por tanto, no gozan del citado aforamiento ante el TSJ andaluz.

Chaves y Griñán ya declararon como imputados ante el Tribunal Supremo el pasado año, cuando eran diputado y senador, respectivamente. En sus comparecencias se desmarcaron de cualquier posible irregularidad en relación con el fraude de los Eres. Así, Manuel Chaves aseguró que ni «conoció» ni «podía conocer» los convenios que regulaban las subvenciones y ayudas sociolaborales a trabajadores de empresas sometidas a expedientes de regulación de empleo, porque los mismos no pasaban por el Consejo de Gobierno; y, a la vez, manifestó que desconocía los motivos por los que en 2001 se cambiaron los criterios para las adjudicaciones de esas ayudas. Tampoco «conocía los procedimientos de ejecución del gasto» de esas partidas, ni las causas por las que en algunos expedientes de empresas sometidas a ERE no estaban los correspondientes informes. Además, afirmó que tampoco podía conocer el sistema utilizado para la concesión de esas ayudas, excepto los «criterios generales».

«Un gran fraude»

Por su parte, José Antonio Griñán no tuvo reparos en admitir que «no hubo un gran plan –para defraudar–, pero sí hubo un gran fraude, y eso significa que algunos de los controles pudieron fallar». Eso sí, exculpó en todo momento a la Consejería de Hacienda, de la que era responsable cuando sucedieron buena parte de los hechos, y apuntó a la de Empleo, de la que era titular en esos años Antonio Fernández, ya que era la consejería que establecía el sistema que se debía seguir para la concesión de esas ayudas.

Las continuadas maniobras de la Junta de Andalucía en la sustitución de la juez Alaya y la inacción de los Tribunales andaluces han conducido a una paralización total de las grandes causas abiertas contra la gran corrupción los ERES y los Cursos de formación, donde se han distraído mas 4.000 millones de dinero público. Asistimos perplejos ante la campaña continuada contra la corrupción liderada por el PSOE y toda la izquierda en general contra el PP en Madrid y Valencia con fraudes en total de cifras muy inferiores a lo que ha ocurrido en Andalucía, con la amplia repercusión mediática a todas horas el la sexta, cuatro y adyacentes, mientras lo ocurrido en Andalucía sigue bajo el manto del silencio de estas mismas emisoras que se han erigido en el látigo contra la corrupción mas la censura total instaurada de Canal Sur, controlado por el PSOE . 

38 comentarios:

  1. Yonny de Marcos

    Aqui tienen tajo los Sres Jueces, ¿y por que no trabajan tambien en esto? .( Esto es lo de la vara de medir)

    ResponderEliminar
  2. Luis Miguel Isabel Sanchez

    Ya se sabe q lo controlan todo y en todo meten mano.

    ResponderEliminar
  3. Eloisa Ocaña Ruiz

    Porque ESTO ES ANDALUCIA!!
    Y EN "ANDALUCIA"
    EL NIETITO "DEL SICOPATA-CURRO JIMENEZ"¡¡DIJO QUE AQUI AHI CLASE!!
    JAJAJA ETC.

    ResponderEliminar
  4. Antoni Borrás Pons

    Efectivamente, la parálisis de los jueces es total, porque sera!!!!!!.

    ResponderEliminar
  5. Jose Luis Gonzalez Moya

    Para que "prescriba". Así de sencillo.

    ResponderEliminar
  6. Conchita Tuya Gonzalez

    Porque no se habla de Chaves ni de Grinan, ambos del P.S.E. y implicados en los ERES andaluces

    ResponderEliminar
  7. Antoni Borrás Pons

    Efectivamente, la parálisis de los jueces es total, porque sera!!!!!!.

    ResponderEliminar
  8. Nacho EL Jabonero

    Le estaba diciendo una receta curinaria que sois unos mal pensaos,,, decía tu cueces o te enriqueces,, kajajajajajaaajjjaj

    ResponderEliminar
  9. Amparo Ortega Caravante

    Los jueces tienen 2 varas de medir ,esto va lento como todo lo q esta el PSOE metido no nos enteraremos de la verdad ,

    ResponderEliminar
  10. Jose Maria Rodriguez Navarrete

    Y nadie se mueve.

    ResponderEliminar
  11. Eduardo Neira

    DE ESTOS DOS NO SE HABLA NADA Y CREO QUE HAN ROBADO MAS QUE LA RITA.

    ResponderEliminar
  12. Chantal Lauwers

    pero...por favor, no nos confundamos que esto es la izquierda y ellos no roban solo distribuyen las riquezas de los demás entre sus colegas...

    ResponderEliminar
  13. Angela Perez de Luna

    el psoe no quiere que de estos dos se sepa nada por eso estan tan calladitos y como la justicia en Andalucia es el psoe pues es como el pez que se muerde la cola

    ResponderEliminar
  14. Dan Glez

    Y que Griñan, Zarrías y Chaves, no estén en la cárcel hace que pensar de la justicia en andalucía y de esos jueces sectarios puestos por la Susanita y sus XL ladrones. JUSTICIA-JUECES cuando vais a ser imparciales de una puta vez y actuar con la justicia real que tendrías que hacer.

    ResponderEliminar
  15. Leon Lewis

    al talegoooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  16. Marisa Perez T

    y en las redes sociales salen muyyyyy poquito

    ResponderEliminar
  17. Rafael Quilis Olmos

    Parece que el ministro del interior no dice tonterías. El sr. Oscar López se le llena la boca pidiendo su dimisión, que miren lo que está pasando en Andalucía con la Justicia desde que la juez Álaya dejará el caso y estamos esperando que las televisiones que todos conocemos

    ResponderEliminar
  18. Rafael Quilis Olmos

    Las televisiones no dicen nada de la corrupción de Andalucía.

    ResponderEliminar
  19. Chiqui Sánchez Rodríguez

    ¿¿Y que pasa con el Muy Honorable Puyol y su familia??... ¿Cuando devuelven el dinero y entran en la cárcel?...

    ResponderEliminar
  20. Isabel Robles

    Y luego dicen que la justicia es independiente

    ResponderEliminar
  21. Jesús Pérez Díaz

    Yo no diría parálisis judicial, yo diría, vergüenza, acomodamiento,sumisión y algunas otras cosas que todos pensamos.

    ResponderEliminar
  22. Aurelio Morata Andreo

    Y estos dos y estos dos y estos dos que coño pasa con la justicia que manera de reírse de los Españoles y mas de los Sevillanos llevándose el dinero de los parados hasta cuando vamos a soportar esta indecencia..

    ResponderEliminar
  23. Isabel Robles

    Y luego dicen que la justicia es independiente

    ResponderEliminar
  24. Maria Alvarez

    Los jueces estan politizados y la mayoria puestos por el psoe por eso en andalucia lo estan tapando todo

    ResponderEliminar
  25. Maxi Morante

    Donde están las demás patas del banco

    ResponderEliminar
  26. Pepe Sánchez

    ANDALUCIA, TIERRA DE CORRUPTOS, TAPADOS POR LOS JUECES VENDIDOS, ¿QUE SE VA A CELEBRAR EL DIA 28? EL HOMENAJE A LA CORRUPCIÓN PROTEGIDA.

    ResponderEliminar
  27. Manuel Manolin Franco

    si fueran del otr bando se tomarian recostituyente y no habria paralisis,pues tan sinberguenzas hay en un lado como en OTROS

    ResponderEliminar
  28. Pepe Sánchez

    ANDALUCIA, TIERRA DE CORRUPTOS, TAPADOS POR LOS JUECES VENDIDOS, ¿QUE SE VA A CELEBRAR EL DIA 28? EL HOMENAJE A LA CORRUPCIÓN PROTEGIDA.

    ResponderEliminar
  29. Joaquin Huertas Garcia

    Estos dos también son del PP jajajajaj,

    ResponderEliminar
  30. Raquel Fadrique

    A la Carcel con todos

    ResponderEliminar
  31. Miguel Garcia Jimenez

    Dos sinvergüenzas

    ResponderEliminar
  32. Toñi Alvarez

    Dos chorizos sinverguenza y ladrones....y no pasa nada con ellos??? Porque van a salir en manojos y vamos a tener que cerrar la Junta de Andalucia y llenar todas las carceles? Es que no hay sitio para todos!!!!!

    ResponderEliminar
  33. Aurelio Morata Andreo

    Y estos dos y estos dos y estos dos que coño pasa con la justicia que manera de reírse de los Españoles y mas de los Sevillanos llevándose el dinero de los parados hasta cuando vamos a soportar esta indecencia..

    ResponderEliminar
  34. Jesús Pérez Díaz

    Yo no diría parálisis judicial, yo diría, vergüenza, acomodamiento,sumisión y algunas otras cosas que todos pensamos.

    ResponderEliminar