miércoles, 3 de diciembre de 2014

Una comisión de investigación surrealista y probablemente inútil



Ha empezado a andar la comisión de investigación por el caso Pujol y los miembros del Parlament coinciden que va a servir de muy poco para el fin de llegar a conocer la verdad de lo ocurrido durante los mas de 30 años de gobierno de Jordi Pujol Soley. Los distintos grupos parlamentarios catalanes ratificaron ayer su intención de utilizar en esta cuestión  los escándalos de corrupción ajenos con el fin de anular los propios.
La comisión arrancó sus trabajos bajo la presidencia del líder de la CUP, David Fernandez, con la comparecencia de Miguel Ángel Mayo, coordinador en Cataluña del Sindicato de Técnicos de Hacienda, quien aseguró que el fraude fiscal representa el 24,6 % de su PIB, es decir, entre 16.000 y 18.000 millones de euros anuales. “Uno de cada cuatro euros escapa al control fiscal”, insistió Mayo, para quien la corrupción política tiene un coste negativo en la obtención de inversiones por la “imagen exterior” que se proyecta.
Tras su intervención se aprobó la comparecencia de otras 43 personas. Compareceran Jordi Pujol, su esposa Marta Ferrusola y sus hijos. Entre ellas, las de los expresidentes del Gobierno Felipe Gonzalez y José Maria Aznar al que acusan como el comisionista de Abengoa. El Estatuto establece en su artículo 59 que las personas llamadas “han de comparecer obligatoriamente”. Ahora se les comunicará el acuerdo para que designen la fecha en que puedan acudir
Paradójicamente se ha excluido a quien durante años ha sido el delfín y más fiel colaborador como conceller de Hacienda y después de Presidencia y en teoría quien  pueda dar mas detalles sobre lo ocurrido en este tiempo que no es es mas ni menos que Artur Mas el President de la Generalitat.  La federación nacionalista de CIU, ERC CUP etc… quieren utilizar la comisión de investigación para proteger a Jordi Pujol atacando al PP. CiU acepta solicitar la presencia del ex presidente de la Generalitat, pero no la de su líder actual, Artur Mas. 

Sin embargo, no le duelen prendas para sacar a colación la trama Gürtel exigiendo la presencia del ex tesorero popular Luis Bárcenas en una comisión sobre el fraude fiscal en Cataluña. La fijación de los nacionalistas con el PP les lleva a pedir también la comparecencia de los ministros Cristóbal Montoro y Jorge Fernández Díaz, además del jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas. CiU pretende demostrar que Moragas instó a la novia de Jordi Pujol Ferrusola a denunciar ante la Justicia la evasión de la familia Pujol.
Planea en la mente de todos ellos que dicha comisión que además de no servir para el fin que se propone, no podrá finalizar sus trabajos ante la posibilidad de que la composición del Parlament sea disuelto en los próximos meses por Artur Mas y se planteen nuevas elecciones anticipadas lo que producirá la suspensión de todos los trabajos realizados.

4 comentarios:

  1. Jose Maria Garcia

    ¡Vaya esperpento quiere montar esta gente! No creo que acudan los ex presidentes González y Aznar.

    ResponderEliminar
  2. Vic Julio

    MAMONEO todo esto. Como se ríen de todos nosotros.

    PERO EL DINERO SIN APARECER EN LAS ARCAS. ESPAÑA ES INMENSAMENTE RICA.

    ResponderEliminar
  3. Alberto Olivera Muxí

    Pr0bablemente inutil ,Totalmente porque esta justicia no lespasara nada seguiran igual

    ResponderEliminar