viernes, 19 de diciembre de 2014

El fiscal que consiguió, por fin, ser independiente el día de su dimisión


Tres años después de su nombramiento, el Fiscal General del Estado Eduardo Torres Dulce, ha presentado este jueves su renuncia al cargo. Su mandato pasará por ser el de un fiscal general que ha intentado ser independiente a diferencia de sus antecesores pero no lo consiguió por haber tenido los mayores retos judiciales durante el ejercicio de su misión que han afectado de una u otra manera a las principales instituciones del país y a las fuertes presiones que ha tenido que soportar por esta causa

Cierto que ha sido un fiscal incómodo para el Ejecutivo y garante con sus subordinados a los que dejó actuar con libertad de criterio excepto en dos ocasiones puntuales: cuando ordenó al fiscal Javier Zaragoza acusar de colaboración con banda armada a los policía del chivatazo a ETA y cuando pidió a la cúpula de la Fiscalía Catalana que se querellara contra Artur Mas por el 9-N.

Ministros y altos cargos del PP dijeron no entender la lentitud del fiscal general a la hora de actuar e hicieron llegar a Rajoy su malestar. "Sería bueno que actuase, en nuestra opinión, porque es el garante de la legalidad", llegó a afirmar a micrófono abierto Carlos Floriano, número tres de Génova. Unas fricciones que, en todo caso, han sido una constante pese a que desde el entorno de Alberto Ruiz-Gallardón se asegura "siempre" que tuvieron una buena relación. No obstante, se admite que tuvieron que abordar cuestiones puntuales que les distanciaron, pero apostillan que "no en lo importante". Con su sucesor al frente del ministerio de Justicia, Rafael Catalá, el contexto era ya claramente difícil.

La gota que colmó el vaso fue la querella contra Mas. Las tensiones que precedieron a la interposición de la querella de la Fiscalía contra el presidente de la Generalidad, Artur Mas, y miembros de su gobierno por su intervención en el denominado proceso participativo del 9-N fueron notorias. Soraya Sáenz de Santamaría -con la que nunca mantuvo una excelente relación- no tuvo reparos en criticarle en público instándole a actuar rápidamente contra el presidente catalán porque era función del fiscal general defender al Estado, después de que el propio Ejecutivo no hiciera nada para impedir el simulacro de consulta.

A su favor hay que decir que Torres Dulce ha sido probablemente el Fiscal General del Estado mas independienteb desde el inicio de la democracia. En realidad sus antecesores se han estado portando como Fiscales del Gobierno de turno.

9 comentarios:

  1. Me gusta el artículo por su gran objetividad.

    ResponderEliminar
  2. punxa

    Una persona que tenga interiorizado el espíritu de Montesquieu es muy difícil que pueda convivir con la "justicia española".

    ResponderEliminar
  3. chiringuito_borbonico

    Asignatura pendiente de la democracia española: INDEPENDIZAR EL PODER JUDICIAL DEL PODER POLÍTICO, y que el Jefe del Estado sea perseguible penalmente, pues la ley tiene que estar por encima de todo. Por ahí pasa, necesariamente, aunque no baste, la recuperación del país.

    ResponderEliminar
  4. Maria Fdez

    Ojalá cunda el ejemplo, en otr@s fiscales y jueces....No todo vale

    ResponderEliminar
  5. claustrophobia

    Totalmente de acuerdo. Lo que no sé es como el Fiscal General no dimitió antes, por ejemplo tras la cita en Zarzuela con otros vasallos para la operación cortafuegos (salvar a la Infanta). Era para haber mandado a los presentes bien lejos... pero debió recordar que su puesto de Fiscal General es "digital" (a dedo). Como Ud dice, vendrá otro​/a más obediente de sustitución. Será por obedientes...

    ResponderEliminar
  6. Fran Revert

    Torres-Dulce, ya eres muy viejo para estas tonterías. Cuando te metiste ya sabías lo que había y estabas encantado con ello. Lo que pasó es que lo de Cataluña ya era demasiado y en vez de combatir como un hombre con las armas que tenías, que como mínimo disponías del altavoz público, cuando has visto que no tragabas, te vas, lavándote las manos como Pilato.

    ResponderEliminar
  7. Carmelo Bethencourt Reyes

    y que querian despues de como dejaron los socialistas España, que usara una varita magica hay que joderse.

    ResponderEliminar
  8. Calvin Cacosamo

    Abandonar es de cobardes. Tenía la posibilidad de cambiar las cosas desde dentro y no lo ha aprovechado. No tiene pase. Cuando te nombra Fiscal General del Estado sabes que recibirás presiones por lo que no vale como excusa

    ResponderEliminar
  9. Felix Carretero Lopez

    Ya puede disfrutar de su independencia total.

    ResponderEliminar