domingo, 29 de junio de 2014

Prohibido utilizar el castellano en el servicio de emergencias médicas de la Generalidad




La Consejería de Salud de la Generalitat Catalana ha ordenado a los operadores de los centros de coordinación de urgencias médicas utilizar exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones con los conductores y los sanitarios de las ambulancias. "Os recordamos que el catalán es el único idioma autorizado", advierte una circular interna recientemente enviada a los trabajadores del  de la Generalidad.

Circular enviada a los operadores de los centros de coordinación de urgencias médicas ordenándoles utilizar exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones con los conductores y los sanitarios de las ambulancias
Circular enviada a los operadores de los centros de coordinación de urgencias médicas ordenándoles utilizar exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones con los conductores y los sanitarios de las ambulancias / FOTO: 'Libertad Digital'


La obsesión de la Generalidad de Cataluña por restringir el uso del español en el ámbito de la administración autonómica alcanza todos los rincones imaginables.El último de los casos conocidos es el del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) -esto es, la asistencia urgente con ambulancias a través de los teléfonos 112 y 061-, donde la Consejería de Salud bajo el mandato de Boi Ruiz, ordena al personal -tanto el de las ambulancias como el de los centros de coordinación- que utilice exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones.


Así lo recoge una nota interna enviada el pasado 5 de junio por una de las empresas subcontratadas por el SEM a los centros de coordinación de Barcelona, Hospitalet y Reus, y que, indicaba lo siguiente:

"Os recordamos que el CATALÁN es el único idioma autorizado por SEM para la comunicación diaria con las unidades [en referencia al personal de las ambulancias] tanto por emisora como por teléfono. Es de obligado conocimiento y uso para todos los gestores, independientemente del idioma que utilicen las unidades para dirigirse a CECOS [Central de Coordinación Sanitaria]. La única exepción a este protocolo se produce en la emisora de ACD [Activación de Coordinación Domiciliaria] de la sala Barcelona, por su situación específica".

Informes negativos para los que utilizan el castellano

De hecho, los operadores telefónicos de las emergencias médicas en Cataluña aseguran estar sometidos a "escuchas selectivas" en su trabajo, hasta el punto de que se les ha rebajado la nota de calidad de servicio a los que han hablado en español con conductores y técnicos sanitarios.

Los "gestores" alegan que hablan en castellano a muchos de los conductores de las ambulancias para facilitar la comprensión del nombre de las calles y agilizar así la intervención.

Sin embargo, la Generalidad es inflexible a la hora de obligarles a utilizar el catalán como única lengua de comunicación entre ellos, pese a que ninguna ley avala la prohibición del uso de una de las lenguas oficiales. Solo acepta la excepción del centro de coordinación de Barcelona, donde abundan los sanitarios recién llegados de fuera de España que no dominan el catalán.

El precedente del "protocolo de usos lingüísticos"

Pero este no es el único caso conocido en el que se prohíbe el uso del castellano al personal de la sanidad autonómica. Hace poco mas de dos años trascendió un protocolo distribuido por los servicios territoriales de la Consejería de Salud en Tarragona entre sus empleados en el que se les obligaba a utilizar el catalán durante toda su jornada laboral.

El documento de doce páginas, indicaba textualmente que todos los trabajadores "siempre" deben utilizar el catalán entre ellos y con los pacientes "independientemente de la lengua que utiice el interlocutor", con la única excepción de que algún paciente "manifieste dificultades para entender el catalán o pida ser atendido en la otra lengua oficial".

El protocolo -aplicable a las comunicaciones internas y externas, a las conversaciones por teléfono, a los mensajes por megafonía, a los actos públicos protocolarios y cuando los médicos hablen entre ellos, especialmente cuando haya delante "terceras personas"- daba unas instrucciones muy precisas, especificando incluso que cuando el paciente tuviese "cierta dificultad" para entender el catalán, era preferible "hablar poco a poco" y "utilizar recursos no verbales y materiales gráficos de apoyo" antes de cambiar al castellano.

Crónica Global



14 comentarios:

  1. Olegario

    Comparen esta prohibición real con la campaña de la "defensa" contra las (inexistentes) leyes "contra el catalán" organizada en el campo escolar. ¡¡Hipócritas!!

    ResponderEliminar
  2. RS

    Es necesario este tipo de reglamentos porque si no, el castellano acaba imponiéndose. El ejemplo de los conductores es significativo. Digamos que 80 % de los empleados entienden bien el catalán, y el 20 % restante, menos bien. La reacción típica del 80 % cuando habla con este 20 % es pasarse al castellano. Así las cosas, el 20 % siempre habla castellano, y el 80 % habla castellano y catalán (según la situación). Por lo que el castellano empieza a verse como lengua común y, poco a poco, el catalán periclita y desaparece a largo plazo. Lo sé bien porque aquí en Quebec pasa lo mismo con el inglés. Estamos en una reunión, con 8 francófonos y 2 anglófonos. Los 2 hablan francés correctamente, pero con acento. A causa de este acentito, los 8 les hablan en inglés, por lo que los 2 nunca hablan francés y pierden la capacidad en esta lengua. Los inmigrantes piensan "Bueno, no necesito hablar francés, aquí se puede vivir enteramente en inglés". Y esto es lo que acaba ocurriendo.

    ResponderEliminar
  3. MonnerSans

    Sr. o Sra RS: Nuevamente Ud. vuelve a poner un ejemplo errado. El caso de Cataluña es absolutamente distinto al del Quebec. En Cataluña, y según la última encuesta recién publicada por la propia Generalitat -correspondiente a 2013- el 56% de la población tiene por lengua materna el castellano, y tan sólo el 31 % el catalán (el 13 % restante correspondería ya a otras lenguas). En consecuencia...¿Cuál sería el problema si el castellano, como Ud. tanto teme, "acaba imponíéndose"? ¿Acaso es normal prohibir el idioma de la mayoría de la población en un determinado territorio? ¿Sería admisible para Ud. que en el Quebec las autoridades sanitarias prohibieran el uso del francés? Aquí la única imposición, absolutamente fascista y por demás ilegal (aunque, por desgracia, desde hace décadas los diversos gobiernos de España consienten dichas ilegalidades de un modo tan suicida como cómplice) es la de quienes, como Ud., pretenden borrar del mapa el idioma materno de la mayoría de la población.

    ResponderEliminar
  4. albertfonxe

    El caso de Catalunya con las idiomas no tiene paragón en el mundo civilizado actual. Eso de penalizar idiomas, de prohibir o restringir el poder expresarse en una lengua es indicativo de una sociedad no sana. ¿En qué otros territorios del mundo se penaliza y se discrimina por hablar en una determinada lengua? Si se analizan los ejemplos, a muchos se les caería la cara de vergüenza.

    ResponderEliminar
  5. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Istas presonas tan gaburrias, no val la pena . Son enos tochos pirdius .

    ResponderEliminar
  6. José Miguel Martínez Martínez

    Y los tonteras del Gobierno del PP mirando para otro sitio. ¿Qué inutilidad de gobierno es esa del que se desentiende de aplicar las leyes y de que se ejecuten las sentencias que dictan los tribunales en favor de los españoles y en contra de los que atacan a la unidad de España? ¿En qué nación del mundo se prohíbe y se acepta que su lengua no se enseñe por todo el territorio con los mismos derechos y deberes para sus ciudadanos? Solo en España y desde que está gobernada por auténticos vividores de la política y no de servidores de los españoles, que somos los que les contratamos. Por la derecha y por la izquierda, desde el norte y desde el sur, al este y al oeste, España está necesitando una verdadera revolución social masiva para acabar con tanto "pillaje legal" y con tanto papanatismo del desgobierno. Esto que ocurre como si tal cosa ante nuestras narices no es dirigir el Estado , sino una auténtica tomadura de pelo. Aquí no hay autoridad; al contrario, se trata de asistir a la incompetencia del "sí, pero no" y del "no, pero sí", ni chicha ni limoná, a verlas ir y venir el tiempo que dure y a los demás que les den dos duros. En esas estamos. Es urgente acabar con esta situación. ¡Españoles, a la calle!

    ResponderEliminar
  7. Bartolome Salado Ruiz

    Aqui en sabadell ,no solo las urgencias ,sino hasta el medico de cabecera ,te atiende en catalan ,hace un par de semanas fui a la doctora que tengo ,bueno la buena señora despues de decirle buenas tardes y el problema que tenia ,en castellano ,bueno ella a lo suyo ,me respondia en catalan ,me tube que enfsdar y decir alguna groseria y entonces si ,entendio ,bueno es lo que tenemos aqui ,no es ninguna cosa nueva

    ResponderEliminar
  8. Bernabé Cabrera Escoll

    Pues nada, a demandar al médico y a ella (ICS), como responsable civil subsidiario, por los posibles errores que se cometan a raíz de la mala praxis médica.

    ResponderEliminar
  9. Mary Garcia Villar

    Qué me diga que hacer ante una emergencia si la persona que llama no lo entiende o no sabe hablar . Y en el percance se pierde una vida . Quien la reemplazara o a quien reclama ,,,,,,,

    ResponderEliminar
  10. Manuel Ordoñez Gomez ·

    La lucha no esta por la lengua, aquí lo que se ventila es poder y dinero. Estamos en manos de auténticos cuatreros!

    ResponderEliminar
  11. Felipe Miguel Estabiel

    con esta actitud estos botarates están haciendo anti cultura en su contra , por lo visto no se enteran que empiezan a dar asco. pretenden crear tensión y solo consiguen crear descrédito propio, es la autodestrucción cultural de los caciques manipuladores.

    ResponderEliminar
  12. Jose Villar Campuzano

    Mamarrachos hijos de puta..

    ResponderEliminar
  13. Alberto Olivera Muxí

    Que funesto es este sectarismo politico

    ResponderEliminar
  14. Maria Angeles Pérez

    Vergonzoso el gobierno de calzonazos que tenemos, que en mi propio país pasen éstas insensateces. Yo mandaba a la legión allí a repartir leches.

    ResponderEliminar