martes, 17 de junio de 2014

Asi se adoctrina a los niños en Cataluña

 Diputados con tijeras y un cepillo de carpintero, junto a los magistrados del Constitucional -viejos y con cara de pocos amigos- con un gran 'no' y un ejemplar del Estatuto; debajo, un grupo de jóvenes con señeras y 'esteladas' lloran amargamente
Unas tijeras gigantes con la bandera de España que recortan "derechos" de los catalanes; un Estadio Olímpico de Montjuïc lleno de esteladas y de carteles de 'Freedom for Catalonia' durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992; o un grupo de diputados en el Congreso con tijeras e, incluso, con un cepillo de carpintero, junto a los magistrados del Tribunal Constitucional -viejos y con cara de pocos amigos- que portan un papel con un gran 'no' junto a un ejemplar del Estatuto, mientras debajo de ellos un grupo de jóvenes con señeras y esteladas lloran amargamente.
Estos son algunos de los ejemplos que se muestran en los siete volúmenes de la "Historia de Cataluña" para niños que ha sido recientemente editada por Grup 62 y La Vanguardia con el apoyo de la Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona. El contenido de la obra ha sido dirigido por los historiadores Josep Maria Solé Sabaté y Queralt Solé Barjau, y abarca desde la Prehistoria hasta la Via Catalana per la Independència de la pasada Diada.

Los libros están siendo distribuidos por escuelas, bibliotecas, entidades, asociaciones y hospitales de toda Cataluña, también con la colaboración del Ayuntamiento y la Generalidad. El PP de Barcelona denuncia que el Gobierno autonómico y el Consistorio de Barcelona ayudan a repartir por escuelas, bibliotecas, entidades, asociaciones y hospitales de toda Cataluña los siete volúmenes de la "Historia de Cataluña" para niños elaborada por Solé Sabaté y Solé Barjau, con ilustraciones de Pilarín Bayés. La obra presenta la historia de Cataluña en clave secesionista con el objetivo de adoctrinar a los más jóvenes.
Adoctrinamiento de los más jóvenes en clave secesionista
El presidente del Grupo Municipal Popular en el Consistorio barcelonés, Alberto Fernández Díaz, ha exigido "la retirada inmediata y cese de la distribución" de esta publicación destinada a los niños por hacer "apología de la independencia" "Los personajes que representan a España siempre están dibujados con caras serias o agresivas, una clara muestra de intentar adoctrinar a los más jóvenes con una imagen de España-Cataluña contraria a la realidad", lamenta el dirigente popular, que ha presentado una batería de iniciativas ante el Gobierno municipal para que paren la distribución y den explicaciones sobre el coste y la finalidad de la campaña.

Según Fernández Díaz, "estos libros tienen una intención clara de fomentar la independencia de Cataluña", puesto que en ellos "las referencias a España son siempre negativas". "Falsean la historia, con una imagen negativa de España con simbolismos como tijeras con la bandera española que amenazan con recortar Cataluña", insiste. "La intención de estos libros es crear una imagen contraria a España, y mostrar a los niños una imagen sesgada de la realidad", lamenta.
Una obra "obejtiva, útil y emotiva", según sus autores
La obra es una reedición y amplicación de otra editada en 1973, cuando, según sus editores "había que recuperar la identidad y explicar a las futuras generaciones quienes éramos" y que ha ayudado a "configurar el pueblo que es Cataluña hoy".
La definen como "una buena herramienta de referencia, objetiva, útil y emotiva, para conectar a los niños con sus orígenes y su identidad". Y subrayan que "son siete libros cargados de humanidad que impregnan la forma de hacer colectiva de un pueblo vivo y palpitante que va hacia el futuro".

Solé Sabaté es uno de los ponentes que participó en el polémico simposio “España contra Cataluña”, organizado en diciembre pasado por el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña (CHCC) -dependiente de la Generalidad- y por la Sociedad Catalana de Estudios Históricos (SCEH) -filial del Instituto de Estudios Catalanes-.
También es miembro de la Comisión de Conmemoraciones de la Generalidad y un conocido activista independentista, defensor de la teoría de que "los poderes fácticos del Estado español" intentan llevar a cabo "un genocidio cultural" contra Cataluña, orquestado por un supuesto "nacionalismo español agresivo, de origen violento, anclado en siglos de persistencia que usa el poder intimidador del Estado", según indicó en un artículo el diario Avui en 2010.
Esta obra "está pensada para que los niños -con la ayuda de los padres o los abuelos- puedan entender la histora de forma amena, sugerente, plural y abierta", señaló Solé Sabaté en una entrevista en TV3 en febrero pasado, en la que también apuntó que Cataluña, hasta 1714, era una sociedad "protodemocrática", y defendió la inclusión en los libros de la cadena humana independentista del 11 de septiembre de 2013 porque "esto marca un antes y un después de la historia de Cataluña".
Mas aplaude "el rigor intelectual" de la obra
Ese mismo mes, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, durante el acto de presentación de los siete volúmenes, aplaudió efusivamente el contenido de la obra ("hecha desde el rigor intelectual y sin barrer para casa, sirviendo a la verdad histórica") y, paradójicamente, denunció la tergiversación de la historia que hacen los gobiernos de España:

"Fijaos si es importante la historia que, cuando hay gobiernos españoles con poderes muy grandes o mayorías muy grandes y hacen leyes educativas, lo primero que quieren controlar del currículum es la historia, antes que cualquier otra cosa, porque saben que explicando la historia de una manera determinada pueden acabar cambiando las mentes y los sentimientos de una parte o de toda la población; fijaos si es importante explicar la historia tal como ha sido, y no tal como algunos otros la han intentado escribir y la han intentado ir introduciendo en la mentalidad de mucha gente".

Crónica Global

5 comentarios:

  1. Miguel Fernández

    Esto es imposible que acabe bien. Acabe como acabe, acabará en desastre. Creo que estos tipos han aprendido del Mau-Mau.

    ResponderEliminar
  2. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Yo no se de donde puede venir tanto odio hacia lo español .Lo único que consiguen es engendrar mas odio entre el pueblo ,tanto de españolistas como de independentistas . Parece que no han aprendido nada del problema vasco , en donde se tiene miedo de hablar en publico de política y de manifestarse españolista . Enfrentamiento entre familias , hermanos y amigos . Y esto ya pasa en Cataluña .

    ResponderEliminar
  3. Poco a poco han ido consiguiendo metas hasta llegar al estado actual, y como nadie les ha parado los pies...Así que: España nos roba; y ¿ de dónde ha salido el dinero para esta publicación antiespañolista y tantas otras cosas ?. La Olimpiada del 92, ¿ la pagaron sólo los catalanes ?. (Por poner un ejemplo).

    ResponderEliminar
  4. Luis Camara Cañete

    Esto tiene muy mala solución, lo que se pretende es que no haya vuelta a un consenso y quizá se haya conseguido por desgracia. La cuestión es que hay mucho ignorante indocumentado y mucho interesado en que esto tenga el final que pretenden los independentistas. No seré agorero si digo que una presunta intervención militar sería necesaria ante el enconamiento. Lo cierto es que alguien pretende forrarse y después dejar tirado a toda una comunidad autónoma, porque eso es el nacionalismo, cuando ya no tienen de donde sacar por la crisis prefieren lo conseguido antes que tener que solucionar el entuerto, y en esas están. Y porque su mensaje ya no tiene recorrido recorrido.

    ResponderEliminar
  5. Alberto Olivera Muxí

    ¿ Es que se preocupan de alguna otra cosa que no sea esto ?

    ResponderEliminar