jueves, 24 de abril de 2014

El rechazo de los cónsules

 
 
Las iniciativas de Artur Mas en el frente diplomático se cuentan por fracasos. El Comité Ejecutivo del centenar de cónsules acreditados en Barcelona rechazó hace unos días la invitación formal para reunirse con los responsables de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), Carme Forcadell y Carles Viver, respectivamente, considerados los líderes 'civiles' del proyecto secesionista que impulsan CiU y ERC con el fin de pedirles su colaboración al proceso independentista catalán.
No hay que olvidar que la Generalitat ha puesto en marcha un plan para implicar a los inmigrantes en su proceso secesionista, mediante el denominado 'Plan de ciudadanía y de las migraciones' cuya primera etapa consiste en 'sensibilizar' a este colectivo hacia la denominada 'transición nacional' que abandera CiU. La colaboración del cuerpo consular en este proyecto es de suma importancia para el Gobierno catalán, que ya actúa con intensidad cerca de las casi noventa organizaciones en las que se agrupa la mayoría de los inmigrantes radicados en Cataluña.
La Generalidad ha tratado de penetrar en este ámbito a base de reconocimiento (una cruz de San Jorge colectiva el año pasado) e incluso cediendo instalaciones para actos del Cuerpo Consular o para las actividades administrativas del Comité Ejecutivo de esta entidad, cuyo decano es el cónsul del Reino Unido, Andrew Peter Gwatkin. Sin embargo, la deriva radical del proceso separatista y de Artur Mas han aconsejado a los cónsules no participar a título colectivo en ninguna reunión, acto o encuentro con la Generalidad o sus emisarios que se puede interpretar en clave política.
Este rechazo ha dado lugar a una serie de movimientos internos dentro de la familia consular. Tan sólo una treintena del centenar de cónsules en Barcelona son diplomáticos de carrera mientras que el resto son, mayoritariamente, representantes de la sociedad civil catalana y en buena parte, sensibles a los planteamientos soberanistas.
Barcelona es la cuarta ciudad del mundo en número de consulados, después de Hong Kong y Nueva York. Son casi cien legaciones. Dos terceras partes de los cónsules son honorarios. Generalmente, ciudadanos catalanes. Y soberanistas. Una especie de 'quinta columna' de hilo directo con el exterior.
La mayoría de los casi sesenta cónsules honorarios comulgan sin disimulos con las tesis soberanistas que defiene el Gobierno de CiU, según han manifestado fuentes diplomáticas, alarmadas por esta situación. Los 33 profesionales, sin embargo, mantienen una actitud absolutamente exquisita y 'neutral'. Con este 'núcleo duro' ha chocado ahora la ofensiva del Gobierno catalán, en su empeño por reunirlos con los activistas de la secesión, Forcadell y Viver. Las principales potencias mundiales, como Estados Unidos, China, Brasil, Alemania, Francia, Italia, o el Reino Unido, tiene cónsules de carrera, que se mantienen ajenos de los mensajes secesionistas. México, Colombia, Argentina, tienen también al frente de sus oficinas consulares a diplomáticos profesionales.
La administración catalana también dedica esfuerzos y medios a contactar y mantener operativa la línea con los embajadores acreditados en España. Pero esa vía es más complicada. Se ha podido comprobar estos últimos meses con el fracaso estrepitoso cosechado por el presidente de la Generalitat en sus diferentes desplazamientos exteriores. El nivel de sus interlocutores apenas superaban el del conserje del hotel.

5 comentarios:

  1. Joseba Hb

    La clave para verificar que realmente Cataluña quiere separarse, que empiecen por la entidad mas emblemática "el Barsa", que deje la liga Española, entonces nos empezaremos a creer van en serio. Que nos dejen de vender los productos Catalanes, haber si empezamos a morirnos de hambre, o es todo lo contrario, creo que con esto darían credibilidad a su sueño.

    ResponderEliminar
  2. Ricardo Rico

    Cataluña esta quebrada sin el FLA no podría la Generalitat pagar los salarios de su administración, no hay nada de que presumir por parte de los independentistas.
    SE apela a un sentimiento irracional se hace victimismo, pero la verdad es que la independencia lleva al abismo , se les sigue engañando a los catalanes de las consecuencias de la separación y cuando se habla al llamado "derecho a decidir" no hay figura jurídica que justifique tal planteamiento, solo lo hay enterritorios colonizados y Cataluña nunca lo fue, pues siempre fue España. No tuendria derecho a decidir, separarse Tarragona o Barcelona o un barrio o una calle? Que locura

    ResponderEliminar
  3. petrapacheco

    ¿Los cónsules honorarios?

    De honorarios nada.

    Muchos se hacen cónsules para no pagar impuestos en el país donde viven.

    ResponderEliminar
  4. Alberto Olivera Muxí

    Vaya panda de trileros hay en la generalitat

    ResponderEliminar
  5. Julio Perez Garcia

    Que se entere el independentista Arturito Mas......que cada vez es menos..... aunque es tan BOBO que no se entera.

    ResponderEliminar