lunes, 28 de abril de 2014

El búnker de lujo de Putin

A causa del conflicto de Ucrania, la Comunidad Europea junto a Estados Unidos piensan hoy ampliar las sanciones y limitaciones contra los ciudadanos adinerados del entorno del Gobierno ruso.
Las nuevas sanciones que la administración Obama planea imponer a Rusia, hoy lunes como muy pronto, buscan cerrar el círculo alrededor de la supuesta fortuna personal del presidente Vladimir Putin, que podría oscilar entre 40.000 millones de dólares (casi 29.000 millones de euros) y 70.000 millones (casi 51.000 millones de euros), según el 'New York Times'.
Durante años, la hipótesis de que Putin posea una fortuna oculta ha intrigado a analistas, opositores y agencias de inteligencia. Según el diario neoyorquino, si se confirmase que Putin posee una fortuna de más de 40.000 millones de dólares, podría ser el presidente de Estado más rico de la historia.
Según el Kremlin, el sueldo de Putin ha sido de 102.000 dólares (aproximadamente 74.000 euros). "Son sólo rumores que no vale la pena discutir. Es simplemente basura", ha declarado Putin cuando se le ha preguntado por su supuesta fortuna. "Se lo han sacado todo de la manga y con ello han emborronado sus periódicos" ha añadido.
Pero los datos de su sueldo pueden verse desmentidos  ante la noticia reciente de la adquisición de una propiedad en la lujosa urbanización de La Zagaleta, situada en Benahavis, un reducto del lujo, donde la gente de poderío, esa estirpe que no quiere hacer ruido ni ser vista por nadie, habita de incógnito en la Costa del Sol. Mientras en Rusia se empieza a cuestionar el poder de Putin, él parece que se quiere erigir como el nuevo Kashogui marbellí: el monarca sin corona que reinaba sobre la corte del derroche y el lujo en Al Baraka, la finca de los grifos de oro pagado con rublos.

El político ruso tiene una finca espectacular en esta urbanización, con coto de caza propio, a la que define como “su lugar en el mundo”, donde planta árboles frutales y tiene tres colmenas que dan “una miel fantástica”.
Para Vladimir Putin La Zagaleta va a ser también un reducto perfecto. El primer ministro ruso se jacta de que no fuma, no bebe, de que es campeón de yudo, de que practica sambo, monta a caballo y de un largo etcétera de ingredientes de su vida saludable. En este paraje de casi novecientas hectáreas, reposando en las laderas de la Serranía de Ronda y con vistas espectaculares a la costa africana, podrá practicarlos. Todo ello en absoluta privacidad, el máximo atractivo del búnker bautizado como Zagaleta.
Veremos si las restricciones internacionales llegan hasta este lugar que pretende ser el retiro de un político que en este momento anda convulsionando el mundo con sus apetencias sobre Ucrania que podrían desembocar en un grave conflicto mundial.

4 comentarios:

  1. Angelo Martinez

    Igor uno de los anticristos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. casla

    Pero si le van a "congelar" todos los activos... como va a hacerse ese "peazo chabolo" para que se lo quiten ahora...
    No me cuadra un Putin enfrentado a "occidente" haciéndose casa semejante en... occidente.
    Cosas veredes Sancho..


    ResponderEliminar
  4. soypintos

    Es que a los comunistas y socialistas, les encantan los lujos que proporcionan los exquisitos Carnet del Partido!


    ResponderEliminar