martes, 4 de diciembre de 2012

Pellizcos de monja



El ministro Wert parece haber encontrado la solución para aquellos alumnos que desean ser escolarizados en español y en su borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), exigirá a las autonomías, el pago de una plaza en un centro privado a aquellos padres que soliciten la educación en castellano cuando esta comunidad no pueda ofrecerle esta posibilidad en un centro público o concertado, siempre y cuando no se haya establecido una "proporción razonable" de ambas lenguas.

Desde el borrador de la LOMCE se quiere atajar uno de los mayores ataques a la libertad que sufren muchos españoles: la imposibilidad de escolarizar a sus hijos en su propio idioma. Sin embargo, en lugar de promover la verdadera libertad de elección se inventa un parche: que esos niños se escolaricen en centros privados con cargo a la administración autonómica que no sea capaz de proveer ese servicio ni en la enseñanza pública ni en la concertada.

La consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña, Irene Rigau, ha saltado como una pantera en contra de este proyecto y ha denunciado que el nuevo borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE) del Gobierno "tumba la inmersión lingüística en Cataluña al relegar la lengua catalana a materia de especialidad" -en vez de troncal-, y al establecer la proporcionalidad del castellano y el catalán en las escuelas públicas.

En la reunión  que va a tener el ministro con los consejeros de Sanidad Se van a tratar los porcentajes en principio se mantendrán tal cual: las instrumentales básicas entre el 65 y el 75 por ciento, y para el resto de asignaturas se dará "un esqueleto mínimo" a partir del cual los centros deciden qué carga lectiva quieren dar. También deben acordar aspectos sobre las evaluaciones externas que el ministro quiere instaurar, un asunto que también indigna a Rigau.

Esta es la forma que tiene este Gobierno de afrontar los problemas; o, mejor dicho, de no afrontarlos. No es original, ciertamente. Todos los Gobiernos anteriores han hecho lo mismo ante el nacionalismo: en lugar de ir a la raíz del asunto, la falta de libertad, se dan peculiares rodeos para tratar de encontrar soluciones que no pueden ser calificadas sino de parches.

Ante este proyecto, nada hace pensar que una administración díscola como la catalana, que incumple sistemáticamente las sentencias judiciales en este sentido, vaya a hacer caso de una nueva ley... que además le obliga a rascarse el bolsillo. Solo la firmeza en la exigencia en el cumplimiento de la ley, acompañado de severas medidas administrativas y económicas puede solucionar un problema que lleva enquistado desde la transición.

8 comentarios:

  1. Manuel Miguez Corbal

    la culpa de todo esto la tiene Rajoy , sín más y no sabe él caldo de cultivo k se está formando entre los jovenes , k verguenza

    ResponderEliminar
  2. Joaquina Rodriguéz Menéndez

    Si esta tipa echa chispas por la reforma de la ley educativa, eso significa que en esta ocasión el ministro Wert aha acertado de lleno en lo que se refiere a la inmersión lingüistica, ya esta bien de que los padres catalanes no puedan elegir el español para que sus hijos estudien, ya esta bien de que esta panda de sinvergüenzas dse salten las distintas resoluciones judiciales a la torera, espero que el gobierno haga cumplir la ley y defienda los derechos de los ciudadanos catalanes, sobre todo los que no comulgan con el nacionalismo separatista y totalitario

    ResponderEliminar
  3. Ramón Cordovilla López

    De aquellos polvos vienen estos lodos, si en un principio, los gobiernos de España no hubiesen cedido la educación a las autonomías, nunca hubiésemos tenido estas escuelas nacionalistas maestras en sus sistemas identitarios en detrimento de España, y de todo lo que huela a español, bien sea, arte, cultura, tradiciones, folclore etc. Es indignante que ningún gobierno haya tomado el toro por los cuernos y haya ejecutado sí o sí, las sentencias de los tribunales tanto TS como TC, en referencia a la enseñanza vehicular de la lengua española, tanto en las vascongadas como aquí en Cataluña, que año tras año se la han pasado por el forro de la entrepierna, y encima con cachondeo por parte de todos los gobiernos catalanes, ya es el colmo que el PSC haya consentido todo eso y más, sobre todo con el impresentable Montilla, maestro en trepar para conseguir sus fines, y si son de sueldos mejor, hay que ser renegado para renegar de su propia lengua, de los nacionalistas poco se puede decir que no hayan hecho ya, ellos a lo suyo, y losuyo es desterrar en lo posible la enseñanza del español, ya lo dijo en ciert ocasión en referencia al tema el Lucky luke; El que quiera la enseñanza en español que la pague. Señor Wert, ahora es usted ministro de educación de España, cumpla con las sentencias que nosotros los españoles y ciudadanos de Cataluña sabremos agradecérselo.

    ResponderEliminar
  4. Francisco Bueno Reyes

    De qué se queja esta tía así. estamos en Cataluña catalánizados y manipulados pero todo el mundo sabe que el catalán es una lengua muerta y no sirve para nada aquí en Cataluña están manipulados y dicen que Cataluña no es España hay mucho fanatismo con la lengua muerta que es el catalan

    ResponderEliminar
  5. Manuel Delgado Muñoz

    Artista, es que el modelo de escuela catalana no es tal, es el modelo de los nacionalistas catalanes. Y como tal es que nunca debiera haber surgido. Es que no se enteran que ellos NO son Cataluña, así que a collejas y que traguen curas de humildad hasta que despierten a la realidad.

    ResponderEliminar
  6. Héctor As

    Correcto, da la misma importancia a castellano y catalán... No lo pillo, ¿por qué es malo eso? Bueno, sí lo pillo pero es que me encanta tocar las narices a los nazionalistas estos. De todas formas, si el problema es el dinero lo tienen muy sencillo: con cerrar una de sus lavadoras de cerebro, digo..., uno de sus canales de televisión lo tienen chupado.

    ResponderEliminar
  7. El fascismo catalanista tiene los días contados. Es la lucha contra la realidad, contra la formación de sus propios habitantes. Muchos se están dando cuenta de la inutilidad de una lengua que intentan promover como instrumento de comunicación, cuando en realidad no es más que un localismo sin sentido y con poco o ningún futuro.
    La realidad es tozuda, aunque los catalanistas y sus esfuerzos por 'cambiar su mundo' nos cuesten una fortuna, las aguas siempre vuelven a sus cauces. Es sólo cuestión de tiempo, aunque la resistencia será dura. Los fachas resisten bien, mientras tienen dinero para hacerlo...

    ResponderEliminar
  8. Marcelo Fierro Madrid

    Desde el borrador de la LOMCE se quiere atajar uno de los mayores ataques a la libertad que sufren muchos españoles: la imposibilidad de escolarizar a sus hijos en su propio idioma. Sin embargo, en lugar de promover la verdadera libertad de elección se inventa un parche: que esos niños se escolaricen en centros privados con cargo a la administración autonómica que no sea capaz de proveer ese servicio ni en la enseñanza pública ni en la concertada.

    Esta es la forma que tiene este Gobierno de afrontar los problemas; o, mejor dicho, de no afrontarlos. No es original, ciertamente. Todos los Gobiernos anteriores han hecho lo mismo ante el nacionalismo: en lugar de ir a la raíz del asunto, la falta de libertad, se dan peculiares rodeos para tratar de encontrar soluciones que no pueden ser calificadas sino de parches.

    ResponderEliminar