jueves, 27 de diciembre de 2012

Ley de huelga


En este último mes estamos viviendo una oleada de huelgas repetitivas y molestas para los usuarios de servicios públicos y en Madrid especialmente. Los sindicatos con reivindicaciones políticas más que económicas han emprendido una huida hacia adelante difícil de parar. Del derecho a la huelga se ha pasado a la tiranía de las minorías sobre la mayoría de la población y eso no es democrático.

En la huelga de sanidad madrileña se han anulado 40.000 consultas y 7.000 operaciones concertadas que han provocado verdaderos dramas humanos a quienes su vida pueda depender de estos actos médicos. Desconozco si con la privatización de determinados serviocios van a ahorrarse 200 millones como se anticipa.Esto se podrá comprobar cuando haya ocurrido, hay ejemplos por ahi que nos dicen que es posible. Las cosas van por otro camino y me temo que hay intereses personales no confesados. Es una postura incomprensible de quienes dicen defender la sanidad publica, que  parece que ellos que quieran desmantelarla. Mas cuando muchos de los que protestan por la mañana trabajan simultáneamente en la privada por la tarde.

Las huelgas del transporte público está impidiendo que muchos de aquellos que aún trabajan puedan acudir regularmente a sus puestos de trabajo. Para el metro de Madrid han anunciado huelgas indefinidas para estos días cuando la gente va a desplazarse compras de Navidad o para las Cabalgatas de Reyes.

Las huelgas ya no son lo que eran. Pocas huelgas se hacen contra las empresas privadas que han han hecho ajustes mucho más radicales si no han tenido que cerrar. El perfil de los huelguistas suelen ser ahora empleados de servicios públicos básicos. Ahora el huelguistas no ataca los intereses del patrón. Ataca los intereses de terceros ajenos al negocio para que estos presionen al empresario. Esto es insolidario e injusto. Lo que están haciendo los sindicatos en estos momentos no solo supone un perjuicio económico, sino que, sobre todo y ante todo, es un atentado contra la democracia y la libertad.

Cuando los perjudicados de las huelgas son siempre los ciudadanos y no los patronos que causan con sus cambios o recortes las protestas es que algo está mal. Y lo que no está bien hay que eliminarlo o cambiarlo por lo menos. Por ello es imprescindible que el Gobierno regule mediante ley cuales son los servicios indispensables frente a los derechos particulares de estos trabajadores y ponga en el otro platillo de la balanza los derechos de los ciudadanos que somos los que sufrimos las consecuencias.

11 comentarios:

  1. Antonio Fernandez Sanchez

    Yo tambien estoy de acuerdo, es repugnante tener que acudir al trabajo y encontrarse a la puerta compañeros liberados que nunca acuden a trabajar amenazarte, insultarte y gritarte, eso lo minimo que en algunos casos llegan a las manos y les importa un comino que les expliques que no puedes permitirte ese lujo pues con el descuento por no ir a trabajar tu economía quedaría en seco, con eso demuestran lo que realmente son y por quien realmente se preocupan, por el patrono sindical que les permite rascarse los huevos sin hacer nada sin contar los jugosos sueldos y extras que les pagan y que los demás no podemos disfrutar, viva la mafia sindical¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Vicente Barrero Sarabia

    Me llama la atencion la situacion que se vive en este pais-antiguamente llamado España: Tenemos unos pseudo-sindiicatos que imponen sus normas al resto de los ciudadanos sin consultarnos, y en cambio, NO HAY una ley que regule con plenas garantias EL DERECHO de los ciudadanos a disponer de los servicios que nos NIEGAN los huelguistas con la ridícula excusa que "es por el bien de ellos"...¿Hasta cuando?

    ResponderEliminar
  3. Aba Jeve

    Que privaticen de una vez por todas a Telemadrid y así se acaba con toda la parafernalia de los Sindicatos. Ya está bien de que abusen una y otra vez, que vivan del dinero de todos los contribuyentes y no del de sus afiliados, como debería ser y encima que actúen como lo que son, dictadores fascistas. Nunca dan libertad de actuación o haces lo que ellos dicen o eres un poscrito.

    En metro de Madrid pasa lo mismo. Los Sindicatos utilizan a los trabajadores para su propio beneficio y ojo con no seguirles el juego. Esa es su Democracia.

    ResponderEliminar
  4. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Estoy completamente de acuerdo . Todas ,pueden ser justas ,pero cuando el pagano es el pueblo ,ya dejan de serlo y mas en sanidad . Habra personas que mueran por una operación no realizada etc . Y muchos medicos trabajan por su cuenta en otras clinicas .En Andalucia hay 17 hospitales con gestión pribada, en Cataluña ,todos y ¿ Porque solo protestan en Madrid?En Castilla la Mancha son todos de gestión pribada .. No se quien tendra razón , pero el perdedor es el ciudadano de a pie que tiene que sufrir la falta de atención de los que se llaman profesionales

    ResponderEliminar
  5. Manuel Del Castillo

    El Metro debe ser privatizado también.

    ResponderEliminar
  6. Margarita Garcia Vargas

    Promulgar una ley de huelga moderna es una clamorosa asignatura pendiente. La huelga en España está regulada por un Real Decreto cuasi predemocrático que data de 1977, que los sindicatos han vaciado de todo contenido adverso por medio del recurso de anticinstitucionalidad sistemático.

    El derecho a huelga se sustenta además en la jurisprudencia que ese real decreto ha generado en todos estos años, una jurisprudencia que lo encumbra por encima de otros derechos igual de fundamentales y que deja indefensos a quienes sufren sus efectos. Cualquier huelga está permitida, basta que los convocantes den el preceptivo preaviso en los plazos establecidos.

    ResponderEliminar
  7. Cesar Calvo Garcia

    Hay que regular el derecho a huelga , pero de una forma que no perjudique a los trabajadores , empresarios ni a los usuarios , veo que al señor Gonzalez le preocupa que no pueda privatizar la gestión de los hospitales , porque al final va a tener que ceder

    ResponderEliminar
  8. Blog Desde el Caballo de las Tendillas

    Por fin un político que se entera de que va la película, al menos parece que sigue la estela de Esperanza Aguirre y habla claro. El PP debería regular el derecho de huelga mediante una nueva ley, ¡la que tenemos es preconstitucional!

    ResponderEliminar
  9. Antonio José Rebollo Palacios

    es que a los trabajadores les encanta las huelgas.y al Gobierno de la Comunidad de Mandrid también pues siempre anda dando argumentos para ello.LA CARGA DE LA PRUEBA HAY QUE PONERLA EN QUIENES DAN MOTIVOS PARA EL ROBO PRIVADO DE BIENES PÚBLICOS nada mejor que el gobierno liberal quiera cambiar el modelo que tanto trabajito costó para repartirlo a trozos para que se haga fiesta por parte del trabajador y los usuarios..Los "demócratas de toda la vida" que ya lo eran en los ministerios franquistas deberian de asumir el peso de la Ley por hacer apologia del totalitarismo,¿qué és si nó querer restringir el derecho sacrosanto en democracia de huelga?.,Pido a estos liberales que como los sionistas busquen alguna Región y crean un Estado.

    ResponderEliminar
  10. Lorenzo Estebanez

    Las huelgas ya no son lo que eran. Ahora el huelguista no ataca los intereses del patrón. Ataca los intereses de terceros ajenos al negocio para que estos presionen al empresario. Casi siempre la administración pública

    ResponderEliminar
  11. Santiago Nuevo

    ni la hay ni la habrá.el barbas,está contento con la que no hay..

    ResponderEliminar