lunes, 27 de agosto de 2012

Un jornalero “bon vivant”



¿Se acuerdan del asalto al Mercadona? Seguro que sí. ¿Y de Andrés Bódalo? Quizá no. Pero si les digo que es el responsable del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Jaén y uno de los detenidos por tal fechoría, la cosa cambia ¿no? Más datos. Es el mismo que, incansable, aludía, una y otra vez, a los que «pasan verdaderas fatigas» y a las «miles de familias que están pasando mucha necesidad» para justificar el robo en un centro comercial. Y el mismo que, bravucón, dijo no importarle «dar con los huesos en la cárcel» y que, ahora, parece haber decidido cambiar la celda por una cómoda habitación en un hotel almeriense de cuatro estrellas.

Sí han oído bien. El defensor de los más necesitados, de aquellos que sufren penurias disfruta de pensión completa en el Hotel Evenia Zoraida Park de Roquetas de Mar. Información confirmada por el establecimiento y donde, muy a su pesar, fue reconocido por algunos de los clientes alojados en él. Y eso que, según los testigos, se había despojado de su inseparable gorra negra con la estrella roja, la misma que utilizó en su atracó al Mercadona y que ya se ha convertido en un sello personal.

Así, ataviado con otro gorro, tranquilo, reposado y fumándose un purito, Bódalo descansaba del trajín que acarrea  «okupar» fincas, bancos y hasta hoteles, como el Palacio de Moratalla, donde los sindicalistas disfrutaron de la piscina. Lo de predicar con el ejemplo no es lo suyo. «Mírale, pasa de todo», decía uno de los clientes, que no daba crédito a que ése fuese el mismo hombre que había visto en televisión robando en un supermercado.

Vaya por delante que todo el mundo tiene derecho a disfrutar de las vacaciones. Sin embargo, que éstas lleguen en plena «marcha obrera» por los que no tienen nada... resulta, cuanto menos, chocante. Por no hablar de que es uno de sus principales líderes de la protesta quien se permite esta licencia. Aunque no ha sido la única que se ha permitido. En un reciente viaje a Venezuela, el secretario provincial del SAT en Jaén se alojó en el Hotel Venetur Alba Caracas, de cinco estrellas, en el que no dudó en posar feliz y contento, como puede verse en las más de cien fotos que el sindicalista colgó en su perfil de facebook. Pero más allá de quién pagara el viaje, ya fuera subvencionado por el régimen de Chávez o saliera de su bolsillo, e incluso del sindicato, lo que llama la atención, nuevamente, es la ostentación.

Sin duda, una más de las contradicciones de este sindicalista que no tiene reparo en denunciar, a través de un comunicado, la «asfixia económica» que sufren compañeros del SAT por sus deudas con la Justicia, mientras veranea en pensión completa en un hotel de cuatro estrellas. Tampoco le ruboriza defender la proclama de que «las deudas de los bancos las paguen los bancos» cuando él es el primero que pide aportaciones para pagar las que el sindicato tiene con los tribunales. Y no digamos ya lo de hacer llamamientos urgentes a la solidaridad de la gente para que ingresen donativos en cuentas que el sindicato tiene en Cajasol o el BBVA, y luego, con toda naturalidad, «okupar» las sedes de diversas entidades. Todo un ejemplo a seguir ¿o no?

El secretario provincial del SAT en Jaén, Andrés Bódalo Pastrana, cuenta con antecedentes penales, como él mismo ha reconocido. En mayo de 2011 fue condenado a dos años de cárcel y una multa de 4.480 euros por formar parte de piquetes violentos durante la huelga de junio de 2002. No ha sido la única acusación que ha recibido. Por la ocupación de la Consejería de Agricultura, la Fiscalía y la acusación particular pidieron dos años de prisión y 1.240 euros de multa para Bódalo, que también ha tenido que hacer frente a sanciones económicas por la ocupación de del AVE en Córdoba y la sede del Banco Santander, entre otras. ¿Su última hazaña? El asalto a un Mercadona de Écija el pasado 7 de agosto.

La Razón

6 comentarios:

  1. simone marful

    ¿El hotel se los pagan los españoles como a Divar (que, por supuesto, este periódico defendía) o se lo paga él?

    ResponderEliminar
  2. aisina

    todos los politicos y sindicalistos son iguales son como el capitan araña embarcan atodos y ellos se quedan en tierra

    ResponderEliminar
  3. Federos

    Para los padres de hijos en edad escolar.

    nada, nada a partir de ahora y viendo lo que está pasando en este país -que es deprimente- no obligueis a estudiar a vuestros hijos, porque hoy por hoy ya basta con que se apunten a un sindicato comunista, o al CNT o a UGT, o al SAT para que puedan asaltar supermercados sin que les pase nada serio...y encima siempre va a haber cuatro borregos a los que les va a hacer gracia ese tipo de cosas y les aplaudirán con .las orejas...¿Y las multas...? Ah, esas no se pagan.

    Luego en el sindicato, ya sabeis, a medrar, a destacarse en las manifestaciones, a decir barbaridades por la megafonía (especialmente contra los ricos y contra la Iglesia, que eso siempre mola mucho) y hala, a vivir como liberados sindical en la empresa, que es como decir: a vivir del sindicato, sin hacer nada y sin que nadie te pueda decir nada. O sea, un chollo.

    Padres de chicos y chicas en edad escolar: olvidaos del Decálogo y de todas esas zarandajas de los curas que os enseñaban a vosotros,. ¿Para qué...? ya no hay moral, ni normas sociales, ni ética, ni estética. Aquí cada uno va a lo suyo, y el más listo, el crack, el más güay es el que se lleva la pasta antes, mejor y en más cantidad que su vecino...pisando a quien sea y pasando por encima de lo que sea...

    ¿Total?, ya no hay moralidad, no se enseñan valores en muchas familias: por tanto, sin unos pilares sólidos la casa de la sociedad se nos cae encima ¿o qué os habíais creído?.-

    Estamos construyendo una sociedad extraña, caótica, sin normas, ni disciplina, sin moralidad para nada, sin vergüienza para hacer, pensar y decir nada y que nos va a llevar al caos...Cuando estemos otra vez a palos entre los españoles, a lo mejor hay alguno de vosotros que se acuerda de estas líneas que estoy escribiendo hoy...

    ResponderEliminar
  4. Pedro Máñez Villanueva

    En lo único que no le suscribo es el título de jornalero, este tipo es una garrapata.

    ResponderEliminar
  5. Jose Luis Sanz Morata

    Típico. Abraza cualquier totalitarismo. Por cierto, ¿es verdad que ya estuvo en la cárcel en 1993, durante el Gonzalato?. Si es así tiene ya quinquenios como robaburros decimonónico.

    ResponderEliminar
  6. Antonio Eduardo Pascual Martínez

    A Dios, según la religión Católica, -de la cual se muy poco pero que reconozco como la verdadera- se le reconoce en el pobre que rebusca entre la basura algo que llevarse a la boca. Por eso los paganos nos llamaban "ateos". Dios nuestro Señ
    or nos pedirá cuentas de cuando vimos a ese hambriento y pasamos de largo. Si yo, como sindicalista revolucionario, como falangista hedillista, no paso de largo y le doy el dinero de mis vacaciones, habré satisfecho mi ego, sin duda alguna. Pero habré echado un vaso de agua dulce al mar esperando que cambie por ello de sabor. Si yo lucho por la imposicion de la Justicia Revolucionaria, mi Caridad habrá logrado un objetivo inapreciable, y habré salvado del hambre a la imagen verdadera de Dios, que no me reprochará el verlo desnudo y no vestirle. Puedo hacerlo, y regalarme sin remordimiento con una buena langosta o una estancia en rico hotel. ¿O es que los revolucionarios estamos obligados a compartir hasta el cepillo de dientes mientras es usual, cotidiano, maravilloso, el espectáculo de los banqueros y famosos dándose la gran vidorra?

    Tengo ya 58 años, pero estas cosas no las comprendo desde que me puse la camisa azul, a los 18. Y me sigue abrumando el ver a Dios en mi hermano necesitado. En tantos millones de hermanos necesitados.

    ResponderEliminar