viernes, 17 de agosto de 2012

El uno por el otro…



En el sistema autonómico que padecemos hemos contemplado como desde el 4 de agosto está ardiendo gran parte de la Gomera sin que se consiga extinguir el fuego ni pudiera hacerse gran cosa para evitar su propagación, cuando el día 7, los tres medios aéreos estatales que había sido enviados desde la Península se retiraron de Canarias, porque el Gobierno regional argumentó que ya "no eran necesarios al día siguiente". Y estamos hoy a 17 y aún siguen muchas personas desalojadas de sus domicilios y zonas de bosque que siguen ardiendo.

Ahora todo es escuchar las quejas reiteradas de los perdurables políticos canarios a través del presidente Paulino Rivero y del inefable presidente del cabildo de la Gomera, Casimiro Curbelo sobre la falta de medios para la extinción aérea achacando la culpa a los recortes del gobierno y a la tardanza de la llegada de los aviones desde la península. Pero omitiendo eso si que según la legislación actual, la responsabilidad es exclusiva de las comunidades autónomas.

Ahora piden la existencia de un parque de hidroaviones fijo en las islas dada la distancia con la península, ¿Es que no existía? ¿Cómo Canarias teniendo competencia para  la extinción de incendios no dispone de medios aéreos para sofocarlos? Esto podría no ser relevante en autonomías dentro la península donde la ayuda del parque central o autonómico y cuando cada autonomía tiene su propio parque de extinción aéreo y puede estar a poco tiempo de cualquier incendio de tal manera que suelen estorbarse unos a otros. El motivo de las autonomías fue inicialmente para el acercamiento de la administración a los ciudadanos y resulta que lo único que tienen ahora cerca son unos políticos inútiles y malgastadores… eso si autóctonos.

El incendio de la Gomera ha puesto en relieve el exclusivo interés de las autonomías para trincar el dinero presupuestario para sus gabelas y despilfarros, asumiendo unas competencias que no pensaban afrontar por no haberlas dotado de los medios técnicos y económicos fundamentales.

En este caso no es un juego, aunque los políticos nos traten como a niños, es muy grave más bien gravísimo, el que por tanta división de competencias se produzcan situaciones como esta y otras que van en detrimento del interés general. Hay cosas que no son de recibo que sean gestionadas por las distintas administraciones, ya que al final resulta que los unos por otros la casa sin barrer.

3 comentarios:

  1. María Elena Oliván Comas

    EL NÚNCA ACABAR.............MIIIIII​IIIIIEEEEEEEERRRRRRRRRRRDA​AAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  2. Aries

    Este señorito canario nunca hace autocrítica de su gestión, la culpa la tienen otros. Mas le valdría que en vez de tener su televisión y su policía, empleara ese dinero en limpiar los montes y tener un par de hidroaviones para sofocar los incendios.

    ResponderEliminar
  3. Jose Sanchez Marin

    No encontrais algo raro tantos incendios, los socialistas cuando pierden dicen que lucharan a sangre y fuego,

    ResponderEliminar