domingo, 20 de noviembre de 2011

“Que España se ayude a sí misma”

“Que España se ayude a sí misma”. Esta frase  fue pronunciada anteayer por el portavoz de Economía de la Comunidad Europea Amadeu Altafaj cuando Rodríguez Zapatero había reprochado una vez más a la UE y al BCE la falta de colaboración en la crisis. Jose Manuel González-Paramo consejero del BCE insistió sobre la misma tesis cuando dijo que “La crisis de deuda es fundamentalmente responsabilidad de los gobiernos” a los que instó a tomar decisiones. Han dicho claramente que las soluciones a la crisis pasan por lo que haga el Gobierno Español, no por decisiones que se tomen el Bruselas o Francfort.
Esta es, probablemente, la peor herencia económica que ha recibido un gobierno en España durante los más de 35 años de democracia fruto, sin duda, de la gravedad de la crisis económica y financiera internacional pero, también, de los errores de política económica cometidos.
El Gobierno que salga hoy de las urnas recibirá una herencia económica muy difícil de gestionar. Ni los observadores más pesimistas imaginaban la situación límite en la que se llegaría a este fin de legislatura: una economía en zona de rescate, al borde de la recesión, con casi cinco millones de parados y un déficit público que se situará entre los 70.000 y los 80.000 millones de euros.  El nuevo gobierno que salga ahora elegido deberá aplicarse desde el primer día, sin esperar plazosa a reparar tamaño disparate que se inició el dia 14 de marzo de 2004 con la elección de Rodriguez Zapatero, el peor gobernante con el peor gobierno que ha tenido España desde la democracia.  

Por tanto, la primera tarea del nuevo Ejecutivo será tratar de recuperar la confianza en la economía española. Y el problema es que la situación es tan límite, que debe convencer a los mercados desde el minuto uno, no ya de estar formado el Gobierno, entorno al 20 de diciembre, sino justo tras ganar las elecciones.
Sin embargo, los españoles hemos demostrado a lo largo de la historia que somos capaces de sobreponernos a mayores eventualidades y volver a la senda del progreso, la paz y la libertad. Esta ocasión no tiene por qué ser distinta de las anteriores. El primer paso será acudir hoy a votar y no equivocarnos de nuevo al elegir a quien tenga que liderar esta nueva etapa. A partir de mañana nos toca a todos demostrar que somos merecedores de un gran país que sabemos administrar la gran herencia legada por nuestros antepasados.

7 comentarios:

  1. Raúl Jover Criado

    Ciertamente. Porque hay una cosa que está muy clara: mientras la gente siga poniendo el cazo para que estos hijos de puta se forren riéndose a sus espaldas, no hay nada que hacer. La estadoadicción es la peor droga que existe. Es mejor empresario que cualquiera de los empresarios el autónomo, el emprendedor. Esperar que esta gentuza haga algo por nadie es ponerse una pistola en la sien.

    ResponderEliminar
  2. Miguel Fernández

    Creo que no haría falta alguna ayudita divina; pero para eso hay que creer, rezar y laborar, todo junto.

    ResponderEliminar
  3. 5006616

    Cualquier ciudadano normal deja o hace un agujero ruinoso en una empresa e inmediatamente debe ser juzgado. Esto es como un desfalco a las arcas públicas ¿Cómo pueden unos señores irse, así de "rositas", tan tranquilos? Y encima con sueldos vitalicios. Espero que si Rajoy gana las elecciones apruebe algunas leyes sobre el particular y que sean retroactivas o al menos que afecten a los sueldos vitalicios de algunos de estos "saqueadores" de dinero público. Como España no cambie pronto nos va a entrar la gangrena. Y todavía hay algunos que no entienden lo del cambio. Porque yo sigo pensando que NO todos los políticos son iguales, este es un argumento de aquellos que no tienen argumentos, que son como el ladrón que cree que todos son de su condición y que temen perder sus prebendas y puestecitos, porque no saben hacer otra cosa.

    ResponderEliminar
  4. luo»

    España no puede devaluar ni tamppoco puede aumentar el gasto de las AAPP. El estímulo no puede venir de menores impuestos ni de la inversión pública. Solo puede venir, lisa y llanamente, de una rebaja de costes:

    1] Costes inmobiliarios, mediante la liquidación del patrimonio, soportado por endeudamiento privado.

    2] Costes operativos, mediante una congelación de las tarifas eléctricas industriales y comerciales, disminución de las de telecomunicaciones y del gas, anulación de los contratos de compra exclusiva de las estaciones de servicio y de cualquier barrera a la importación y distribución de carburantes.

    3] Costes laborales, mediante un pacto de crecimiento cero de los salarios de convenio, con carácter general y aplicación de convenios de empresa que permitan tablas salariales menores.

    4] Costes de tramitación, mediante una simplificación radical de las formalidades necesarias para la operativa de los negocios

    ResponderEliminar
  5. kotov»

    El mal está hecho, nadie se pudo imaginar que con la inesperada llegada al poder del PSOE, liderado por un personaje incapaz,nos encontraramos casi ocho años despues,no solo economicamente al borde del precipio, si no moral y eticamente hundido en la desesperanza.

    La desgracia de estas votaciones, es que votamos para botar a un partidos y los políticos que los representa, mientras la persona que aparentemente nos tiene que sacar del oscuro agujero en la que estamos hundido es un ectoplasma politico en la que nos pide un voto de confianza sin decirnos en que nos podemos agarrar para darle ese voto que tan encaracidamente nos pide.

    No hay futuro político, ni económico sin regeneración democratica y firmeza en afrontar los grandes desafio que nos espera, se acabarón las medias tintas, los buenismos los ya veremos y el ya haremos lo que tenemos que hacer, y si no lo hacemos nosotros seran otros quienes nos obliguen hacerlo, y entonces será más doloroso, pero para eso hay que tener caracter y bemoles. ¿Los tendrá el Sr. Rajoy?

    ResponderEliminar
  6. Duke Atreides»

    La regeneración que corresponde al próximo Presidente es la política, la completa vuelta de calcetín institucional que necesitamos como el comer.
    Para el tejido productivo, lo único que tiene que hacer es que el Gobierno deje de molestar.

    Claro que eso en sí ya es, más que una regeneración, una revolución nunca vista

    ResponderEliminar
  7. Raúl Jover Criado

    Ciertamente. Porque hay una cosa que está muy clara: mientras la gente siga poniendo el cazo para que estos hijos de puta se forren riéndose a sus espaldas, no hay nada que hacer. La estadoadicción es la peor droga que existe. Es mejor empresario que cualquiera de los empresarios el autónomo, el emprendedor. Esperar que esta gentuza haga algo por nadie es ponerse una pistola en la sien.

    ResponderEliminar