lunes, 14 de noviembre de 2011

La Historia no perdona

(Carta de un catalán desengañado)
Soy un barcelonés de 30 años que, como mi generación, creció con el Club Super 3, el Tomàtic, la Bola de Drac, la Arare , Sopa de Cabra, Els Pets, Els Caçafantasmes, "Regreso al Futuro"...Veíamos la  predicción del tiempo en la TV 3, con los dibujos de soles y nubes sobre un mapa de los Países Catalanes.
En la escuela nos explicaban la historia de las cuatro barras, pintadas por el emperador franco con la sangre de Wilfredo el Velloso sobre un escudo o tela de color amarillo-dorado: así nació nuestra bandera ( la Senyera ).
Los domingos por la mañana bailábamos sardanas en la plaza de la Iglesia , y daba gozo ver en un mismo círculo a los abuelos y los nietos, cogidos de la mano. En Navidad hacíamos cagar al "Tió", y poníamos un "Caganer" con barretina en el Nacimiento. Así, disfrutábamos de una auténtica Navidad catalana como Dios manda.
En la primavera cogíamos las Xirucas ( Chirucas , marca de calzado ], y nos íbamos a nuestros Pirineos a disfrutar de nuestras montañas y sierras, en nuestra tierra.
Celebrábamos la "Diada", con ánimo de no olvidarnos de la derrota de nuestro pueblo contra Felipe V y los españoles. Somos un pueblo trabajador, con carácter, distinto del resto. Tenemos la Caixa , el RACC, los Mozos de Escuadra y los Ferrocarriles Catalanes. ¿Qué más queremos? Pues queremos, queremos, queremos...
Pero la verdad no se puede ocultar siempre. Te vas de Erasmus a Londres, y descubres que existe vida fuera de nuestro pequeño planeta catalán. Que también hay trabajadores con carácter en otros territorios. Que la Caixa no es tan importante, si se compara con el Comercial Bank of China. Que solamente una ciudad como Shanghái tiene 20 millones de personas (tres veces toda Cataluña).
Descubres la verdad: que lo de las cuatro barras de Wifredo el Velloso sólo era una leyenda, un mito, sin fundamento histórico. Ni Wifredo fue contemporáneo del emperador, ni se usaba la heráldica en ese siglo. Además, hasta la unión con Aragón, el emblema de los condes de Barcelona fue la cruz de San Jorge (una cruz de gules sobre campo de plata).
Descubres que la sardana la inventaron en el año 1817. Fue un tal Pep Ventura, que tampoco se llamaba Pep sino José, nacido en Alcalá la Real, provincia de Jaén, e hijo de un comandante del Ejército español. Se la inventaron, porque no podía ser que la jota de Lérida o del Campo de Tarragona fuese el baile nacional. Y tampoco podía serlo el baile denominado "El Españolito". Por eso se inventaron la sardana a comienzos del siglo XIX: para crear una identidad nacional inexistente hasta entonces. La sardana, otro mito.
Descubres que en 1714 no hubo ninguna guerra catalana-española, que Cataluña no participó en ninguna derrota bélica. Fue una guerra entre dos candidatos a la Corona de España, vacante desde la muerte de Carlos II sin descendencia: entre un candidato de la dinastía de los Borbones (de Francia) y otro de la de Austria (de tierras germánicas).
En todos los territorios de la Corona de España hubo austracistas y borbónicos: por ejemplo, Madrid, Alcalá y Toledo lucharon en el mismo bando que Barcelona. No fue, como intentan venderlo, una guerra de secesión, sino de sucesión: ningún bando aspiró nunca a romper la unidad dinástica entre Castilla y Aragón, ni la separación de Cataluña. La Diada , otro mito.
Descubres que el "Caganet" del belén es una "tradición" que no se generaliza hasta el siglo XIX, como la sardana. Y que el "Tió" es otra milonga identitarias y absurda. La Navidad catalana, otro mito.
Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han tomado el pelo. No nos han educado, sino adoctrinado. Que nos han alimentado, sin darnos cuenta, de una "ideología total" que se encuentra por encima de todo y de todos. Lo abarca todo: permite pisar el derecho de las personas, modelar la Historia a su gusto, y determinar qué está bien o mal.
Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han adoctrinado a través de mitos, leyendas, mentiras. Que han construido o falseado una realidad, con tal de fundamentar su ideología. Intentaré poco a poco ir comentando esos mitos. Pido ayuda y la colaboración de todos, para tratar de encontrar otras mentiras. Así, [los catalanes] podremos liberarnos de esos mitos, y ser libres de verdad.
Está claro que eso de viajar, es para algunos, una estupenda vacuna contra la estupidez y el aldeanismo.

13 comentarios:

  1. Belén López

    ‎"Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han tomado el pelo. No nos han educado, sino adoctrinado"......... Ojalá, la gente de allí se diera cuenta de una vez, otro gallo nos cantaría a todos, pero lo malo del tema, es que prácticamente todos los nacionalistas, tienen sus raices fuera de Cataluña, y eso fastidia que no veas

    ResponderEliminar
  2. estell77

    Afortunadamente, de vez en cuando hay gente que consigue instruirse. Inlcuso aprenden a comprar un billete, y largarse para ver otros cielos. enhorabuena a Usted. en cuanto a los nacionalistas, ignorantes, fatuos, pretenciosos, prepotentes y.......sectarios mentirosos. Estas son unas poquitas definiciones. Y el nacionalismo actual? Un sindrome de sociedad...que pasarà. Y si no pasa y si se van, qué maravilla no tener nada que ver con semejantes escorias. Y viv mi pais, desgraciadamente entre manos de gobernantes sin respeto por el pueblo, dictadoresde ideas revulsivas.

    ResponderEliminar
  3. Bullidor

    El nacionalismo siempre ha sido una enfermedad que se cura viajando.

    ResponderEliminar
  4. Lluis

    Esto es parecido a lo que tenemos que pasar y tragar aqui, ojo si comentas algo de este tipo, delante de algun nazi-onalista, puede llegar a peligrar tu integridad fisica, la empanada mental de mierda que les han metido es grande, aunque no ha funcionado en todos :) pero vamos aqui lo normal es soñar con los Paisos Catalans de la misma manera que los etarras sueñan con la anexion de Navarra, y pregunto, que coño pinta Navarra con Vascongadas, cuando han tenido algo que ver, pues de la misma manera tiene que ver la C.Valenciana, Baleares y demas con cataluña, pero vamos, ya digo si no tienes algo lo robas y si no te dejan robarlo, pues lo sueñas, asi funciona el mundo nazi-onalista.

    ResponderEliminar
  5. Angelica Fernandez

    La historia, siempre se la cambian , a gusto del consumidor. Tenemos a Pelayo, del que dicen que venció a los moros, en la batalla de Covadonga. Ahora dicen, que fue una fuerte pelea, entre el Rey y los hermanos de éste, por haberse casado con su hermana. Eso a Pelayo, no le gustó lo más mínimo y se enfrascaron entre ellos, en perseguirse para hacerse la vida imposible. La verdad de la historia, la sabe la Lirio.

    ResponderEliminar
  6. Martin Sánchez

    De esta forma, los profesores de otras regiones de España lo tienen imposible para ejercer la docencia en aquella parte de nuestro Estado. ¿Dónde está la igualdad de oportunidades, ministra (de cuota) de Igualdad? ¿Dónde está?. No decía el PSOE que este partido sería el máximo garante de la Constitución? Mentira. ¿No defendían los socialistas que con la presidencia de Montilla se aseguraría la unidad de España? Mentira. ¿No decía Zapatero que sólo los suyos podían poner coto a las ansias separatistas de los partidos nacionalistas catalanes? Mentira.

    ResponderEliminar
  7. Dani

    Yo soy también barcelonés, hijo de padres barceloneses. Ahora tengo 46 años pero afortunadamente, descubrí hace ya casi 30 eso de que el nacionalismo es, efectivamente, una enfermedad que se cura viajando. Lo más hiriente, no obstante, en que unos cuantos han hecho del nacionalismo su negocio y se han hecho millonarios, a costa de fomentar el odio y la rivalidad, amparándose en mentiras y falseano la historia sin el más mínimo rubor, hasta caer en el más patético de los ridículos. Lo más acertado de ese montaje, sin duda, la figura simbóloca del burro en la bandera.

    ResponderEliminar
  8. Todo nacionalismo necesita un icono. En Cataluña “el pal de la palla” es el catalán. Llevamos décadas de adoctrinamiento nacionalista. El nacionalismo es un potente veneno que hace que un hijo denuncie a la GESTAPO a su propio padre, como en Alemania; que se mire para otro lado ante el crimen (y se justifique, como en el Pañis Vasco; o que se odie a España y a lo español como en Cataluña. No importa que el 90% de calanes haya nacido o lo sean sus ancestros de otras regiones (se enseña a odiar a sus primos). Mientras solo unos pocos clamamos contra este lavado de cerebro. Sin ir más lejos, ayer oí misa en la catedral de Sta. Mª del Mar en Barcelona, oficiada por un cura colombiano y al final, al decir los horarios de misa, dijo "a las 7 será en español". Al momento pidió perdón por decir español en vez de Castellano. Se ve claramente que el nacionalismo se ha apoderado hasta de la Iglesia. No hay nada más contradictorio que un Cardenal católico (que quiere decir universal), que sea nacionalista. Pero el Cardenal Siscard sigue adoctrinando sus feligreses, como buen peón del nacionalismo. ¡Qué digo peón¡ Como un alfil.

    ResponderEliminar
  9. ose Antonio Palacios Sanchez ‎

    !! Aplausos !!!Somos ciudadanos del mundo ante todo . Todos queremos nuestra tierra y la creemos la mejor del mundo , pero eso no vale ante estos nacionalistas que como dice este señor manipulan la historia , al pueblo y todo lo que se ponga por delante .Tanto manipular que salen de su tierra y se encuentran extranjeros en todos los sitios .

    ResponderEliminar
  10. Martin Sánchez

    Durante la Primera República, las Cortes proyectaron redactar una Constitución federalista que dividía a España en 17 estados entre los que se incluía a Cuba y Puerto Rico. Mientras tanto, los cartageneros se adelantaron a los acontecimientos y, previa conquista del arsenal y de la flota, proclamaron el "Cantón Independiente". Viva el Estado español, sí. Vivan cantones como el de Cartagena, ni hablar-

    ResponderEliminar
  11. Jose Angel Calo Ferreiro

    Muy ,muy buena explicacion si señor

    ResponderEliminar
  12. Aleix Parés Carrió

    Hola, soy un catalan estúpido que ama su tierra por lo mismo que todo el mundo ama a la suya. No la amo por las tradiciones, ni porque nadie me adoctrinase de una forma u otra, lo hago por su gente y por lo que me ha ayudado a ser como soy ...hoy en dia. Me sabe mal que solo se encuentre el lado negativo de las tradiciones catalanas, pero yo tengo muy buenos recuerdos de hacer cagar el tió o de poner el caganer al pesebre cuando era pequeño. Creo que mostrar al resto del mundo que somos gente estupida y que nos adoctrinan para que creamos en lo que otra gente quiere és una falsedad. Todos los catalanes tienen la cabeza encima de los hombros como todo el mundo y son libres de decidir y de pensar lo que ellos quieran, solo faltaria! //// tiet, crec que algun dia hauries de parlar de lo bonic que és Catalunya i de la bona gent que hi ha, que n'és molta, i no només de coses negatives! Molts records i una abraçada a tots de part de tota la familia!

    ResponderEliminar
  13. Xavier Carrió Jamilá

    Aquest escrit no es meu, me la van fer arrivar perque la publiqués pero la visió que es veu desde fora de Catalunya conicideix amb moltes coses lo que jo penso. Que penso que Catalunya es un lloc estupendo y que estic orgullós de ser catalá y aixi u manifesto alla on vaig, pero el meu blog es de critica politica y el politics que teniu son tan nefastos com els del resto de España y mi em toca repartir a tots el indrets denunciant la tonteria y la mentida dels POLITICS que patim que son una casta apart. Res de lo que diu este catalé emprenyat es mentida y descriu amb una certa exactitud lo que ocurreix que yo desde fora tinc la posibilitat de poderho expresar. Una forta abraçada.

    ResponderEliminar