martes, 8 de noviembre de 2011

El Debate


Rajoy compareció en el debate electoral con mucho que perder, frente al candidato Rubalcaba con mucho más que ganar, porque de antemano lo tenía todo prácticamente perdido, que es precisamente la peor de las situaciones a que puede enfrentarse un candidato con aspiraciones a convertirse en presidente del gobierno. Sin embargo, en la primera parte de la discusión ya arrolló a un Rubalcaba desnortado que sólo acertó a balbucear las consignas radicales con que se ha presentado a esta campaña con el fin de agitar el voto de la izquierda más contumaz.
El político gallego explicó las líneas maestras de su proyecto económico, basado en la realidad y en la ortodoxia, y además lo hizo con gran claridad. La devolución del protagonismo a los agentes económicos, una bajada de impuestos y el impulso de diversas medidas dedicadas a aliviar la dura situación de los empresarios
El resto del debate fue un continuo intento de Rubalcaba por poner nervioso a su oponente con continuas interrupciones, consiguiendo que Rajoy le llamara mentiroso por cuatro veces sin ser desmentido por el candidato. El debate quedó francamente descafeinado, ya que ni siquiera llegarse a hablar de corrupción, terrorismo, separatismo o justicia, temas francamente importantes, llegándose al final del mismo con la sensación de haber contemplado un combate amañado que costó 560.000 euros a los contribuyentes.

Ayer en el debate televisivo pudo vislumbrarse claramente cuál va a ser el resultado de las próximas elecciones: Mariano Rajoy las ganará ampliamente, casi con toda seguridad por mayoría absoluta, (yo me atrevería a pronosticar por 198 a 111, se admiten porras) u otro resultado aproximado. Rubalcaba todo lo más, puede llegar a ser un buen líder de la oposición, correoso e incisivo, siempre que logre salvar los obstáculos que va a tener dentro de su partido a partir de su derrota y pueda hacerse con la Secretaría General.

5 comentarios:

  1. Angelica Fernandez

    Eso, en mi opinión, más que un debate, fue una entrevista a Rajoy, donde Rubalcaba, insistentemente le increpaba y le juzgaba de antemano, por lo que "posiblemente" fuera a hacer Rajoy, si llega a la Moncloa. Hay que ver, el cinismo que arr...astra Rubalcaba. Este sujeto, cómplice de la debacle, de España, de la corrupción, bajada de salarios a los funcionarios, recortes sociales, congelación de las pensiones, introducción de la ETA en las instituciones gubernamentales, 11M, Caso GAL,FAISAN, ETC,ETC. Este tío, tiene un cinismo garrafal. Habiendo sido parte del gobierno nefasto... ¡¡que venga ahora a decir que va a hacer por el pueblo, lo que no hizo en los casi ocho años de mandato, y querer erigirse en el salvador de la Patria.....Haber quien carajo se lo va a creer. ¿¿NOS TOMA POR IDIOTAS A LOS ESPAÑOLES?

    ResponderEliminar
  2. Belén López

    Este chico( Rubal), debería haber estudiado para ser periodista, lo único que hizo fué preguntar, fué su obsesión, no se enteraba de las respuestas, además, dió la misma sensación de siempre, mentiroso, crispador, echador de balones fuera, ...la culpa. siempre es de los demás, y adjudicarse éxitos del prójimo, de todas formas, tuvo un claro papel de "secundario", o sea de oposición asimilada desde hace tiempo. Me pareció más elegante Rajoy

    ResponderEliminar
  3. Belén López

    no sé si estareis de acuerdo, pero el papel de moderador del Sr. Campo vidal, para mí, dejó mucho que desear ya que no dejó respetar los tiempos de cada uno y permitió demasiados comentarios en tiempos que no correspondian, a lo que yo opin...o que dejó más tiempo para esplayarse al Sr. Rubal que a Rajoy, con esto quiero decir también, que después del dinero que ha costado este debate-entrevista, el Sr Campo Vidal, se lo ha llevado casi sin pestañear

    ResponderEliminar
  4. Alberto Olivera Muxí

    ‎"Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo y por los mismos motivos."

    Xavier es que ahora me he acordado de esta frase y me ha hecho gracia ,es de George Bernard Shaw y esta de acorde con este pais

    ResponderEliminar
  5. Carlos G. Barcala

    Uno fué a defenderse y el otro a regañar.Uno miente mas que habla y el otro no convence como debería ya que en España no es suficiente decir las verdades. Me cansa la política por la falta de sustancia y de entrega de sus candidatos y mas aún por la cantidad de análisis que se han sacado por un debate descafeinado con resultados para todos los gustos,se parece mas a una heladería con todos los sabores.

    ResponderEliminar