domingo, 4 de junio de 2017

Yihadismo low cost

Un atentado múltiple en Londres siembra de muerte la campaña electoral

En su llamamiento a la resistencia islámica global, a principios de 2005, el luego desaparecido Mustafá Setmarian explicó las ventajas del método conocido ya como actuación de lobos solitarios, los cuales, solos o en compañía de unos pocos hombres y amigos unidos por la ideología y por la confianza recíproca, ejecutan los atentados. "Abre la posibilidad de incorporar a la yihad a cientos de miles de musulmanes fieles a la causa islámica" (Setmarian). No exige una estructura organizativa, expuesta por ello al riesgo de ser detectada, y sin embargo puede ser presentado, tal y como ocurre con la cascada de últimos atentados, en nombre de una organización o de aspiraciones de alcance global.

La historia del terrorismo requiere un seguimiento de los cambios tecnológicos y de los mecanismos utilizados, que en este caso, como antes sucediera con el coche-bomba, suscitan un generalizado efecto de imitación. Tanto por la disponibilidad inmediata de los recursos empleados, como por el enorme impacto disuasorio, de inseguridad y desmoralización, alcanzado sobre la opinión pública del mundo occidental.

El terrorismo ha golpeado de nuevo Londres. Este sábado un dos ataques simultáneos han sembrado el pánico en la capital británica. El primero se produjo en el Puente de Londres en torno a las 22:30 horas. Una furgoneta arrolló a un grupo de personas. Minutos después del atropello, el terror se desplazó hasta Borough Market, donde varias personas fueron apuñaladas en una zona de restauración. Hubo un tercer incidente en Vauxhall, en el sur de la ciudad. Para ello los tres terroristas solo necesitaron una furgoneta y sendos cuchillos.


La confusión y el miedo se apoderaron de la ciudad. Las autoridades pidieron a los ciudadanos que apagaran los teléfonos móviles y no salieran a la calle. El Metro de Londres cerró sus estaciones para evitar daños mayores. La Policía informó que estaba buscando a tres sospechosos. Hay al menos una docena de detenidos relacionados con los ataques.

En total, se suman al menos siete muertos y 48 heridos entre los que se encuentra un español herido leve y al menos 21 personas estarían en situación crítica. La primera ministra británica, Theresa May, fue informada del ataque y viajó inmediatamente a la capital británica. La propia May calificó el "incidente" de "acto potencial de terrorismo".Y es que no se trata solo de una patología social, de acciones bárbaras protagonizadas por individuos degenerados. A estas alturas, conviene ya tomarlos en serio.

El terrorismo islámico desde los atentados a las Torres Gemelas no ha hecho mas que transformarse en algo mas cercano y frecuente de lo que sería de desear, no hace falta fabricar bombas o disponer de un comando coordinado sino que para un atentado basta con un yihadista afincado en el país que quiere destruir y dispuesto a inmolarse que disponga de un vehículo lo mayor posible y un cuchillo de carnicero con el que rebanar cuellos de infieles y crear la alarma mundial.

Un Islam de tolerancia no puede ser construido sin afrontar esa dimensión de la doctrina, renunciando a las habituales cortinas de humo según las cuales todo sería paz y benevolencia. Los paños calientes que ven en los atentados un signo de la decadencia de los estados que llevan a un callejón sin salida; la difusión en Europa de la mentalidad yihadista/terrorista es un hecho consumado de muy difícil erradicación. 

La policía bloquea el puente de Londres tras el atentado EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario