jueves, 21 de febrero de 2013

Mariano... ¡¡¡No eres de fiar!!!


“Hemos demostrado que somos de fiar, que nuestra palabra vale como un contrato”. Mariano Rajoy en el cierre del discurso inaugural de su primer debate de la Nación.

“No he cumplido con mis promesas electorales”. Mariano Rajoy nueve días antes, en respuesta a un periodista británico en las jornadas de The Economist.

 Con este arranque de sinceridad pretendía entusiasmar a los tertulianos conservadores, que en todos los platós de televisión y barras de bar coincidieron en su análisis: el presidente, con la verdad por delante. El debate, que aunque parezca increíble no se celebró en un juzgado de guardia sino en el Congreso de los Diputados, era el primer partido de Champions para Rajoy.

Quien presume de no cumplir las promesas electorales no puede ser de fiar aunque enfrente tenga otros más embusteros y tramposos que él. Cuando arranca  su discurso con la cifra de parados: casi seis millones y asegura que uno de estos millones es obra suya…Cualquiera que no hubiera vivido estos años en este país diría que estamos todos locos.

Yo esperaba que comenzase su discurso con la palabra “Bárcenas”, epicentro del resquemor de los españoles en los últimos tiempos. O con la palabra “desahucio”, resumen del daño que la crisis está haciendo a los ciudadanos. O incluso con el clásico “seré breve”. Pero no pudo ser. Cifra de parados para comenzar la lectura, ligeramente teatralizada, de su paquete de folios. Y luego vino la primera mentira: “No es verdad que en España haya un estado generalizado de corrupción. Eso es insidia”. Pero ¡Qué razón tiene Rajoy cuando habla de lo mal que lo hizo Zapatero! Esta es sin duda la parte más creíble, sólida y realista de su discurso.

El pobre de Rubalcaba, en pleno horario de reposo post pitanza, con su tartamudez impostada improvisando,… parecía un opositor en su examen oral hasta que llegó a acusar a Rajoy de mentir a los españoles. ¡Por momentos, incluso pareció un político de izquierdas! Tan inspirado estaba Rubalcaba, y tan poco peligroso debió parecerle al presidente del Congreso, que el señor Posada le concedió mucho más tiempo que el que le correspondía. Fue la misma sarta de banalidades con que nos ha estado alegrando los fines de semana por la tele con su campaña sin fin camino a la desaparición. Su momento de gloria llegó cunado pronunció la palabra prohibida…, ¡¡¡Bárcenas!!!. Entonces fue cuando la bancada socialista estalló de entusiasmo…

De un discurso que en su segunda intervención mostró a un presidente crecido, que desafió a Rubalcaba en numerosas ocasiones y se mostró más confiado y firme que en su discurso inicial. Solo le tembló la voz cuando habló de… Corrupción. Ahí vino lo mollar a ver cual de los dos partidos era el mas corrupto Y Rubalcaba diciedo sin ruborizarse que ya no lo son,… que hace años pero ahora están escarmentados y son mas santos que Teresa de Calcuta olvidando a Blanco, Chaves,  Bono los ERES y toda la camada de alcaldes andaluces…La bancada popular se desternillaba, disfrutando de su primera alegría en semanas. Y tras el cachondeo, vuelta a los asuntos serios…

¿Desahucios? “El problema es que usted tiene una historia, y ahora viene a dar lecciones”, le dijo Rajoy a Rubalcaba. Y descartó la dación en pago con carácter general porque dañaría el mercado y frenaría el crédito. Tras descubrir que su enemigo tenía “una historia”, y acusarle de demagogia, el presidente se vino claramente arriba. A partir de ese momento todo consistió en desmontar las acusaciones de Rubalcaba con diversas versiones del ya clásico “ustedes lo hicieron peor”.

“No creo que yo deba entrar en esto”, dijo sin ruborizarse, justo antes de volver al 'y tú más': “Mi partido no ha sido condenado por financiación ilegal. El suyo, sí”, dijo mirando a Rubalcaba. Era el peor Rajoy, el más dubitativo, el más alejado de la autocrítica, el que tiembla como un jubilado y tiene que escuchar a Rubalcaba recordarle que “venimos a juzgar su gestión, no la nuestra. La nuestra ya fue juzgada, por eso estamos en la oposición”. Su momento de gloria de Rubalcaba vino al final cuando pronunció la palabra prohibida…, ¡¡¡Bárcenas!!!. Entonces la bancada socialista estalló de entusiasmo…

Rajoy abrió los brazos, dudó ligeramente, y regresó al 'y tú más', y al humor inteligente: “Yo no he pedido su dimisión: no me interesa”, afirmó despectivo, consiguiendo el regocijo tabernario de su bancada. Rajoy insistió en los ataques directos al líder socialista: “No me cuente sus prejuicios ideológicos… Pocas cosas ha dicho, así que a pocas cosas se le pueden contestar”. De Bárcenas, ni pío.

Dicho esto, el árbitro dio por terminado el partido y dio entrada a los reservas… los diputados unos corrieron al bar y los que tenían la próstata perjudicada, a los servicios… 

10 comentarios:

  1. chewis8

    La oposición del Psoe, no da para más. Y Rajoy, solo tuvo que contar cuentos y adulaciones a su ciudadanía. Lo malo está por venir. Toda la corrupción que se sabe hasta ahora, va camino de juicio, incluido su amigo Rato, aunque no por el, el gobierno pasa de poner demandas a los gestores de las cajas arruinadas, a ver el PP estaba dentro de ellas, sino por UPyD. Y de la economía, ya veremos las cuentas al final de año. Por de pronto, seguimos debiendo mucho, y seguimos debiendo más, otro 7% anual a sumar.

    ResponderEliminar
  2. CADALSO

    El circo mediático cumplió su objetivo: justificar lo injustificable y lavar la cara a los políticos para que parezca que ganan su sueldo honradamente. Pero la realidad es otra, Rajoy lo único que ha hecho desde que está en el gobierno es contentar a Merkel y al gran capital español y europeo. L

    ResponderEliminar
  3. Pedro Morkon

    En el aspecto de la corrupción todo el mundo está de acuerdo.. Hay porquería por todos sitios, en todos los partidos, en todos los ambitos, en general.. sobre todo en los dos partidos que han tocado poder, que han tocado "money".. pero en lo de que Rajoy dimita, el PSOE no quiere abrir la boca.. sabe que si Rajoy dimite y el PSOE gobierna, ahora, iban a comerse unos buenos "marrones".. la escena económica está aun muy *****, muy complicada, muy fea.. ..Habría que esperar a que saliesen los brotes verdes.. los de verdad.. para entonces ponerse atacar al PP a toda fuerza...
    Y lo que dice Cayo Lara de echar al Rajoy.. es lógico, es su enemigo natural, a ese le da igual lo que pase.. sabe que no va a gobernar.. que será siempre un mero espectador..

    ResponderEliminar
  4. Marcos Pérez

    viva el vino!!
    el tema es muy sencillo: mientras pp y psoe siguen en las instituciones, el problema seguirá presente, porque el cancer de españa es esta partitocracia mafiosa que no nos deja avanzar desde hace 30 años.
    El mejor momento de españa ha sido una burbuja inmobiliaria de tomo y lomo.
    30 años donde no hemos conseguido sentar las bases de una educación de calidad, no hay separación de poderes del estado, no hay democracia real, etc etc etc etc etc etc.
    PP y PSOE son el cancer de españa.

    ResponderEliminar
  5. Begoña Bahamontes

    El titular más acertado...y lo peor es que lo que hay enfrente, es la mentira personificada...Entre el cólera y la peste

    ResponderEliminar
  6. Juan Montesinos Belmonte

    si esta crisis trae algo de bueno es que posbliemente la monarquia esta tocada y casi hundida y espero que el pueblo haga suyo el final que toda persona de bien queremos la expiracion y conclusion de la monarquia.

    ResponderEliminar
  7. Víctor Cumplido

    Penoso, sencillamente penoso. ¿Y al final, qué? ¿Nos vendrá un Monti elegido desde Bruselas u otra solución peor?

    ResponderEliminar
  8. Nieves Llavona Hevia

    Si le hacen un poligrafo lo revienta.

    ResponderEliminar
  9. Jose Antonio Palacios Sanchez

    En vez de oratoria varata y mentiras , lo que dice Nieves ,es verdad ,poligrafo para todos incluido a Barcenas ,Urgandarin y mucho etc . estos abogados tan corruptos como sus defendidos ,pues sabiendo que son culpables buscan todas las triquiñuelas legales o no para dejar a sus corruptos como si fueran Blaca Nieves . Éso sí ,por unos honorarios muy bien pagados ( al alcance de muy pocos )y así con esos euros limpian sus conciencias .

    ResponderEliminar
  10. Nieves Llavona Hevia

    Mucho me temo que se iran todos de rositas y el pueblo calladito, es para quemar españa.

    ResponderEliminar