martes, 22 de enero de 2013

Don Tancredo y las auditorias


Se esperaba la reunión de maitines del PP ante las graves sospechas de corrupción que pesan sobre el partido, para convencernos que Mariano Rajoy no está dispuesto a hacer nada ni siquiera a dar la cara para explicar lo que con toda seguridad conoce y contrarrestar la alarma máxima que existe en la sociedad española.

Todo lo que ha habido es una aparición de la secretaria anunciando una auditoria interna y externa sobre los populares tan sólo han atinado a anunciar una revisión de la contabilidad ya auditada por el Tribunal de Cuentas. Con esta nueva auditoría va ser imposible poder determinar si el Partido Popular enriqueció ilegalmente a sus dirigentes a través de sobresueldos ajenos a los circuitos legales examinando únicamente los apuntes de la contabilidad oficial. Lo que se ha producido ha sido fuera de cualquier circuito legal y lo de las auditorias va a resultar una nueva pérdida de tiempo y la constatación que el Tribunal de Cuentas por su tardanza en analizar las cuentas es un organismo perfectamente prescindible.

Este caso resulta aterrador porque ilustra cómo funciona esta mafia de conspiradores de opereta, con grado cero de pensamiento y un nivel de corrupción como jamás se había conocido. ¡Pero en manos de qué personajillos se encuentra el destino de España!

a) Rajoy entra a formar parte de la cúpula de Génova con Aznar como vicesecretario general (1990), secretario general (2003) y presidente del PP (2004). Es el único dirigente que permanece en la cúpula durante todas las etapas del partido.

b) Rajoy nombra a Cospedal secretaria general y a Bárcenas tesorero –o números dos y tres respectivamente– en 2008, en el Congreso de Valencia, un Congreso totalmente antidemocrático. Varias de sus grandes estrellas serían imputadas poco después por corrupción.

c) Cospedal y Bárcenas chocan frontalmente. Dos ambiciones sin límite perfectamente incompatibles –Cospedal tiene desde el principio su propio equipo de prensa, distinto al de Rajoy y al del PP–. Bárcenas, ¡oh casualidad!, se ve imputado en el caso Gürtel y Cospedal ve el cielo abierto. Solo queda Rajoy. “Que cada uno aguante su vela”, afirma. 

d) Aparece el asunto de los 22 millones en Suiza, y lo que se encuentre. Bárcenas, el recaudador, está indignado porque piensa, con toda razón, que el PP le ha dejado tirado. Si no investigan ni a Pujol ni a Mas ni a Lleida ni a Rato ni a los culpables del latrocinio de las cajas –entre ellos el marido de Cospedal– ni a nadie, ¿por qué a él sí? Y zas, en 48 horas aparece lo de los sobres. Que de probarse cierto –y Rajoy no lo ha negado– es su final político, entre otras razones porque será ejecutado dentro de su propio partido sin necesidad de que intervenga la espada de la justicia.

e) La cúpula del PP pone en marcha el ventilador y señala como “responsables” a Alvarez Cascos, el enemigo público número que salió de Génova en 1999 y al que no han vuelto a dejar entrar, y a Javier Arenas, a quien quieren liquidar desde el fiasco de Andalucía. Rajoy y Cospedal “ignoraban todo”.

Aunque Carmen Navarro la encargada del tema tuviera una gran capacidad persuasiva y tenga unas dotes detectivescas desconocidas hasta ahora es cuando menos dudoso que esa interpelación elemental vaya a tener como resultado una catarata de confesiones voluntarias.

Mientras en el PSOE, sus dirigentes son capaces de exigir ejemplaridad a sus adversarios y anunciar incluso medidas legales contra ellos precisamente el mismo día en el que se destapan los chanchullos llevados a cabo en las contrataciones de su fundación. Soraya Rodríguez incluso ha llegado a afirmar que el pago de 600.000 euros a empresas de amigos y familiares de altos cargos es hasta "moral", sin atender al hecho de que los chiringuitos de los partidos se financian casi en su totalidad con dinero público, por lo que su utilización debería ser objeto de una especial ejemplaridad.

Aquí para resolver este tema y ante el muro de silencio hace falta un detective pesado y correoso como el Teniente Colombo, lo malo es que ya no hay tiempo para ello para que no se vaya definitivamente al garete el tinglado que montaron los políticos en beneficio propio tras la muerte del dictador.

10 comentarios:

  1. Jose Manuel Perez Valdés

    SI....ME HUELE MUY MAL, TENGO LA SUFICIENTE EDAD PARA SABER CUANDO HE PISADO MIERDA..

    ResponderEliminar
  2. Duncan L M Grant

    El Faisán de ETA saca pecho, despues de negar la crisis muchos años y hundir al país con el Megagenio de León, y olvida los 1000 millones del Gañán de Andalucia. Una cara de titanio reforzado, la de este bocazas imbécil. Menos mal que ya está muerto políticamente...y ojalá la plaga del PSOE le siga a la tumba.

    ResponderEliminar
  3. Duncan L M Grant

    El Faisán de ETA saca pecho, despues de negar la crisis muchos años y hundir al país con el Megagenio de León, y olvida los 1000 millones del Gañán de Andalucia. Una cara de titanio reforzado, la de este bocazas imbécil. Menos mal que ya está muerto políticamente...y ojalá la plaga del PSOE le siga a la tumba.

    ResponderEliminar
  4. Javier Trenden

    hay que votar a partidos nuevos

    ResponderEliminar
  5. Jose Luis Lopez Soria ·

    Hasta que a la politica no se entre a defender uan idea y no un sueldo ocurriran estos casos de corrupcion, el sueldo de los politcos debe ser igual al que ganaban en su trabajo anterior, haciendo un promedio de los cuatro ultimos años años antes de asumir el cargo de su declaracion de hacienda. mientras la politica sea modus vivendi, habra vividores dispuestos a poner la mano recibir sobres y prebendas

    ResponderEliminar
  6. Manuel Perez

    Esta es la famosa marca ESPAÑA, la que venden "nuestros" políticos al exterior: corrupción, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, etc. y sobretodo, muchos indultos. De esto que no falte. Luego se preocupan que los manifestantes ensucien esta gran marca... ¿Qué más tiene que pasar para que empiece la REVOLUCIÓN?

    ResponderEliminar
  7. Paciencia

    La contabilidad B es tan invisible como el dinero B. Ningún auditor puede auditar lo que no existe, por muy externo que sea. Los auditores sólo tienen a su disposición la información contable oficial, la que Hacienda ya conoce. Resumiendo, los auditores se mueven siempre en el terreno de lo legal y lo visible. Pero el problema que tiene el Partido Popular ahora es que le acusan de haber utilizado sobres con dinero en efectivo

    ResponderEliminar
  8. Elvira Arias Fernandez

    Me llega un "soplo" de que hay ruido de "sables"..Igual sería bueno...No se yo..

    ResponderEliminar
  9. Ricardo Cruz

    Cospedal..............No me gusta,cada vez menos

    ResponderEliminar
  10. David Zarauza Rodriguez

    Aun desconociendo, la casi totalidad del entramado y nombres estoy totalmente de acuerdo con el articulo.

    ResponderEliminar