viernes, 7 de septiembre de 2012

España en la diana de alcaldes frikis



Estamos viviendo actos de insumisión por parte de alcaldes frikis con afán de notoriedad que en su momento juraron cumplir y hacer cumplir nuestra Constitución que por una u otra causa se enfrentan al Estado Español proponiendo a sus convecinos a hacer lo mismo. Cada vez son más audaces en estos movimientos independentistas y similares.

Los asaltos a bancos y supermercados de sus pueblos vecinos del alcalde de Marinaleda y compañía que lo estamos tomando a chirigota, ahora vemos como en Cataluña constantes declaraciones folklóricas de independencia, la última con los once concejales de Sant Pere de Torelló declarando el territorio de su municipio “territorio catalán libre” ¿libre de qué y de quien?  De no tener que pagar impuestos como en Girona? ¿O pagar a unos y negárselo a otros?

Todo esto seria muy pintoresco si estos alcaldes o políticos abandonaran la poltrona y se dedicaran a hacer su campaña por los pueblos, pero no, mientras Artur Mas da alas a los despotrican contra la invasora España, suplica que le den cuanto antes dinero para que no se le derrumbe el chiringuito. Y aún dice que con la independencia se acabarían la miseria.  Y así mientras unos apoyan la sardana o el flamenco están poniendo en peligro la prima de riesgo y nuestra jubilación. Hay mucha demagogia, muchas mentiras, mucha irresposabilidad, y mucho afán de lucro en estos planteamientos.

Algunos lo toman como un juego de niños, otros no le dan importancia porque creen que no tiene futuro; los protagonistas saben muy bien lo que quieren, poder y más poder; y el común que vive en Cataluña asististe impotente a una progresiva desestabilización de la vida política que, poco a poco pero cada vez más deprisa, se va transfiriendo a las instituciones.

Los errores del pasado (el café para todos y otros) son, sin duda, la fea base sobre la que se ha construido un sistema inestable y necesitado de clarificación. Esa clarificación no puede venir desde el enfrentamiento y la visceralidad, porque eso es lo que quieren los secesionistas; ese es el clima en el que mejor se desenvuelven, el caldo de cultivo más eficaz para su victimismo. La clarificación tiene que venir desde el realismo más absoluto, es decir, desde la tranquilidad y el pragmatismo del bolsillo que, pese a la pátina ideológica con que se cubren los secesionistas, sigue siendo lo que más les importa a ellos, por supuesto, pero sobre todo al conjunto de la sociedad civil de Cataluña.

Viene bien, por ello, el clarinazo dado hace unos días por la Comisión Europea, en el sentido de poner de manifiesto que quien se separa de uno de los países componentes de la Unión Europea queda también fuera de esta. Sin embargo, ese mensaje ni ha sido suficientemente aireado, ni creo yo que esté siendo convenientemente potenciado por el Gobierno español. Es el Gobierno español precisamente quien más tiene que contribuir a deshacer todas las falacias sobre las que se asienta el independentismo de algunos catalanes, sobre todo las falacias económicas: balanzas fiscales, balanzas comerciales, contribución interterritorial, etc. Si Rajoy no hace esto muy pronto, el problema se le puede ir de las manos.

4 comentarios:

  1. Pilar Zamora Ruiz

    Pues siiiiiiiiiiiii la mayoría no dan la talla, cualquiera vale lo mismo para "un roto que para un descosido"

    ResponderEliminar
  2. Rosa Maria Vincent Badal

    Es elipsis donde mas cargos políticos sin ninguna cultura existen. Es una vergüenza así nos esta yendo. ZP no quería que le hicieran sombra por eso se rodeaba de tanta gente inculta que para lo único que servían era para hacerle la pelota. El panorama ha mejorado algo, pues los ministros ahora están mejor preparados, son mas técnicos aunque les falta rodaje y la mala uva de los del PSOE.

    ResponderEliminar
  3. Pedro Máñez Villanueva

    ¿Que van a querer? Lo que todos los que hacen sisa, que no les repasen las cuentas.

    ResponderEliminar
  4. Miguel Fernández

    Todo esto es producto de más de 30 años en los que el separatismo ha venido dando pasos hacia adelante y ni uno hacia detrás; lo que va quedando atrás son nuestros derechos fundamentales como ciudadanos, entre los que se encuentra la soberanía nacional. Este gobierno está haciendo "oídos sordos" a todo lo que sucede, a todos los anuncios de erupción del volcán, lo que me induce a sospechar que acepta el desastre como inevitable. El anuncio de la CE no va a desanimar a nadie. En cuanto a los "frikis", no me imagino nada más "friki" que los nazis, antes de que pasaran a ser otra cosa peor.

    ResponderEliminar