lunes, 15 de mayo de 2017

PSOE - En proceso de divorcio

Los tres candidatos con la moderadora del debate Carmen del Riego.

La reunión de una pareja rota a pedazos en proceso de separación donde cada uno ha pretendido llevarse los niños, la casa, el televisor.... Fueron dos horas tensas de reproches y violencia contenida, que gane quien gane, anuncia la ruptura en dos del PSOE Asi ha sido el debate para la Secretaría del PSOE.  En medio Patxi López fue quien con buenas palabras y sin mucho éxito, intentó evitar que  la cosa fuera a peor durante el debate. Más bien ejerció de moderador o árbitro entre los principales contendientes, Susana Díaz y Pedro Sánchez, utilizando la baza de ser el único candidato a secretario general capaz de unir a las dos almas del PSOE. 

Los candidatos dejaron en casa el «guante blanco» que habían anunciado y desde el inicio, en el bloque político, comenzaron a plasmar su discurso intercalado por ataques, previsibles en cualquier caso. Ya en su primera intervención Díaz reivindicó «un rumbo cierto» para el PSOE. Sería solo el aperitivo del tronco central de su discurso: criticar los cambios de criterio de Sánchez.


Susana Díaz ya ha arrancado con una primera maldad hacia Pedro Sánchez en su intervención inicial al preguntarse: “¿Le conviene al PP el candidato que ha perdido dos veces?”, en referencia a los malos resultados de Sánchez en las elecciones generales de diciembre de 2015 y junio de 2016.



Pese a las apelaciones al «diálogo entre compañeros» el debate entre los tres candidatos a la secretaría general del PSOE se ha convertido en un intercambio de golpes entre Pedro Sánchez y Susana Díaz. Un cruce de reproches en el que Patxi López logró en momentos puntuales su objetivo de visibilizar el choque entre sus dos rivales y erigirse como alternativa. Exceptuando este momento en el que Sánchez, con sus comentarios e interrupciones, sacó de sus casillas al vasco, que contestó contundente.

Era uno de los temas de más calado en el debate socialista y nacional en general: el modelo de España que proponen unos y otros. "Creo que seguimos equivocándonos de debate. Creo que seguimos peleándonos entre nosotros en lugar de decir qué proyecto proponemos, qué es lo que queremos hacer. Volvemos a hablar de naciones sí, naciones no, que (es el debate) que interesa a los nacionalistas, no a nosotros", dijo López. El ex secretario general interrumpió y este fue el diálogo entre ambos:

Pedro Sánchez : "Tú has definido a Cataluña como una nación cultural".
Patxi López: "No, he dicho que ese no es el debate".
Pedro Sánchez: "¿Pero tú has definido a Cataluña como nación cultural?"
Patxi López: "No, yo lo que yo he dicho…"
Pedro Sánchez: "¿Pero lo has definido como nación cultural, sí o no? Yo te he oído definirla como nación cultural".
Patxi López: "Descontará tiempo, supongo…"

El socialista vasco se cansó, se hartó. 
Y rotundo le preguntó:"Vamos a ver, Pedro, "¿sabes lo que es una nación?". 
Sánchez no se lo pensó: "Por supuesto". López no se contentó y quiso saber más, probablemente convencido de que saldría victorioso. "¿Sí?, ¿qué es?". 

Sánchez quedó en evidencia: "Pues es un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía, por ejemplo en Cataluña, por ejemplo en País Vasco, por razones culturales, históricas o lingüísticas".

Patxi López, como si fuera el profesor al que acaba de suspender a su alumno la lección, le replicó: "Mira, la nación es un término absolutamente moderno. No tiene ni 200 años. Y siempre ha habido dos corrientes históricas para definir una nación: una nación en términos jurídicos-políticos, que es la nación política que conlleva soberanía y, por tanto, la consecución de un Estado independiente y en la que estaremos radicalmente en contra los socialistas. Y es verdad, una nación en términos culturales que es el sentimiento de pertenencia a una lengua, a una historia, a una tradición… que no lleva la consecución de ningún Estado".

"Pero vuelvo a decir, ¿esto es el debate de los socialistas o es cómo tener un modelo e Estado que nos permita llevar a la práctica nuestros valores? ¿Recuperamos la política que no es jugar a la definición sino que es jugar a utilizar el diálogo y la búsqueda del entendimiento entre distintos para construir un país?", preguntó molesto. "La comunidad política lo único que lo construye es el entendimiento entre los que pensamos y nos sentimos diferentes. Punto. Pero yo no tengo complejos, yo quiero ceder soberanía, mucha, a Europa. Y construir una Europa radicalmente distinta". Un Patxi López muy seguro ha tratado de hacerse hueco en un debate plagado de reproches

Díaz ataca a Sánchez por sus cambios de discurso y éste le recuerda la abstención

Susana Díaz quiso comenzar su turno de palabra, después de este cruce de declaraciones entre ambos, señalando: "Continuando con lo que dice mi compañero Patxi, los socialistas no somos nacionalistas, somos internacionalistas. Y si hubieras leído bien mi declaración, Pedro, hubieras entendido que los socialistas entendemos el fuerte carácter nacional de algunos territorios, pero que si lo que pretenden los nacionalistas es ser Estado pues en eso no vamos a estar de acuerdo. Pero creo que ya te ha quedado claro con la intervención del compañero Patxi".

Y si Diaz iba a apostar por esa estrategia, también Sánchez dejó claro desde el minuto uno que la suya iba a ser machacar como un martillo pilón recordando la abstención y evocando la «frustración» de la militancia. Mientras que López pedía el voto «más útil» porque «hoy estamos divididos y enfrentados».

Ya en el primer turno el choque entre la presidenta andaluza y el ex secretario general se hizo evidente: «Pedro, yo comprendo que la decisión de la abstención fue dolorosa», empezó, pero rápidamente destacó que «ese PP tóxico nos ha producido el mayor desastre electoral». Fue una constante en los momentos de más tensión que Diaz recurriese a los malos resultados del PSOE con Sánchez como candidato. Que ella ha dicho que entendía que se produjeron porque los votantes «no sabían si votaban al PSOE pro Ciudadanos o el que iba a ir mano a mano con Podemos».

López les afeó desde este primer intercambio: «Podemos pasarnos todo el día debatiendo lo que hicimos mal. ¿Pero a dónde nos lleva? ¿A la melancolía?».

Sánchez se defendió de las acusaciones que le llegaban por los dos lados respecto a la connivencia con Podemos recordando que él no es presidente «porque puse unas condiciones que Podemos no aceptó», a la vez que replicaba: «Otros se abstuvieron gratis».


No mientas, cariño



El gran momento del debate llegó en la primera parte cuando, con Cataluña cómo trasfondo, Díaz fue directa a por Sánchez: «Vienes cambiando de opinión en función de lo que te viene bien. No se puede tener cada día de la semana una visión de España».

Respondía Sánchez relatando supuestos cambios de discurso de Díaz respecto a Cataluña, a lo que ella de fondo respondió de fondo y entre susurros: «No mientas, cariño». Sánchez le reprochó también que no haya presentado su programa. También criticó el ex líder lo que consideró falta de lealtad mientras fue secretario general: «No se puede cuestionar diariamente al secretario general». Entre medias López se lamentaba: «Seguimos equivocándonos. Seguimos peleándonos entre nosotros».

Solo en la primera intervención del bloque económico los candidatos hablaron de programa. Pero poco después volvieron a los reproches. Sanchez abrió un espacio eso sí para ofrecer unidad y se lo pidió a Patxi López que se una a su candidatura. «Este es tu proyecto, es nuestro proyecto», le dijo Sánchez. A lo que López contestó con acidez: «Me parece bien que si no tenías ideas cogieses las mías».

Los candidatos terminaron el debate como lo empezaron casi dos horas antes. Díaz pidió «fraternidad», López pidiendo «el voto útil de la unidad» y Sánchez diciendo que lo que está en juego es «curar o cronificar ese mal llamado abstención». Este fin de semana los socialistas tendrán que decidir si se van con papá o se quedan con mamá.

11 comentarios:

  1. Octavia Freyre

    No os preocupeis muertos unos detrás de otros, políticamente, seréis. Si me permitís opinar aunque debiera callar. 😅😅😅

    ResponderEliminar
  2. Miguel Ángel Moradiellos Fernández

    Y la que modera hasta hace juego

    ResponderEliminar
  3. Man Es

    la foto parece como si se andaran mirando el paquete

    ResponderEliminar
  4. Jose Luis Carrasco Zafra

    como se puede confiar en esta gentuza, estomagos agradecidos.

    ResponderEliminar
  5. Jose Martinez Navarro

    Él PSE esta muerto

    ResponderEliminar
  6. Alberto Olivera Muxí

    ¿ y piensan gobernar un estado alguna vez ? si no se entienden entre ellos

    ResponderEliminar
  7. El Libre Pensador

    Este es el nivel de los candidatos del PSOE:

    1- Sánchez hace referencia al gobierno portugués y dice que el primer ministro es un tal Coates, cuando en realidad, es Antonio Costa.

    2- Patxi dice que con el PP no se puede ni pactar ni abstenerse. Gracias al PP él fue lehendakari.

    3- Susana nos habla de trabajo digno y precariedad. Sí ella, la que gobierna la región con más paro de toda Europa.

    4- Todos coinciden en derogar la reforma laboral, la que ha sido copiada por el ejecutivo francés y ha creado más de 1.500.000 puestos de trabajo en España, para implementar una que ''proteja a los trabajadores'', es decir, la que envió a más de 3.500.000 de españoles al paro.

    5- Dice Patxi que sólo los ricos pueden ir a la universidad, por lo que se puede deducir, que actualmente en España hay más de 1.500.000 ricos y que el era multimillonario porque se tiró más de 8 años en la universidad y no terminó ni la carrera.

    6- Los tres hablan de que la Seguridad Social está en peligro, afortunadamente en España la inmensa mayoría no es como ellos, ya que entre los tres candidatos no han cotizado ni dos semanas a la Seguridad Social.

    7- Hablan de una España federal, por supuesto, desconocen que España es el país más descentralizado del mundo después de Canadá.

    8- Por último, para rematar, llega el advenedizo de Pedro Sánchez y nos dice que España es una nación de naciones culturales.

    Por supuesto, todo ello, con ese burdo y pueril lenguaje que utilizan de canción de fondo que les hace repetir compañeros y compañeras, trabajadores y trabajadoras, afiliados y afiliadas, constantemente. Y habrá gente que les votará y creerán que es lo mejor para este país.

    En resumen, poco nos pasa....

    ResponderEliminar
  8. Oscar Honorio Barbero Cruz

    Pero que están haciendo estos ??? Que tétricos !! Están destruyendo el PSOE

    ResponderEliminar
  9. Oscar Honorio Barbero Cruz

    Después de este panorama se dividirá en tres secciones y adiós PSOE Y ADELANTE PODEMOS

    ResponderEliminar
  10. Jenny Zermatten

    Creo que Susana Díaz sería una buena Secretaria General del PSOE.

    ResponderEliminar
  11. Alberto Olivera Muxí

    ¿ y piensan gobernar un estado alguna vez ? si no se entienden entre ellos

    ResponderEliminar