martes, 16 de mayo de 2017

Antonio Banderas en "El Zorro y el Zorrilla"

Antonio Banderas, en una imagen de archivo tras el infarto que sufrió en enero / CG

Se va. Antonio Banderas renuncia a apadrinar un centro cultural en Málaga (Andalucía) y regresa a Londres. El actor español tira la toalla harto de los "insultos" al proyecto de centro de interpretación y se marcha de nuevo a las Islas Británicas. Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga por los "insultos".

En una carta abierta remitida al diario Sur, el protagonista de películas como Desperado, La Máscara del Zorro o La piel que habito lamenta las críticas recibidas de gente "que ni siquiera conocen el tema y ni siquiera se habían dignado a contactar conmigo para hablar de ello"El actor desecha la idea de abrir un centro de formación de actores en el antiguo cine Astoria y se vuelve a Londres.

La estrella de Hollywood admite que ha faltado apoyo sin fisuras para que "algo tan importante como esto saliera adelante". Con ello se refiere a las descalificaciones contra la iniciativa vertidas por Ahora Málaga-IU en el último pleno municipal. Los duros reproches de la oposición le han convencido de que "ahora mismo no existe ambiente en Málaga para desarrollarlo, y no quiero dejarme la piel para gestionar un problema que creo que no parará ni siquiera si nos dan la concesión".

Formación y talento

Cabe recordar que Banderas proyectaba un centro cultural con platós de TV, seminarios culturales, dos teatros, talleres de artes escénicas, zonas de ocio y restauración a cargo de firmas locales y un programa de becas para jóvenes talentos.

Además, había anunciado que aseguraría el despegue del proyecto con una presencia constante en el centro de creación. Es más, hasta prometió trasladarse a Málaga en dos años para dar forma al hub cultural. El actor ganó el concurso de proyectos para los antiguos cines Astoria-Victora de la mano del arquitecto José Seguí. Presentó una propuesta de intervención en 9.000 metros cuadrados que obligaba a cambiar el plan urbanístico del centro de la capital andaluza.

Así lo ha anunciado en una carta que renuncia al proyecto cultural y teatral en los antiguos cines Astoria y Victoria de su ciudad natal, que había ganado el concurso de ideas, después de los "insultos" y "el trato humillante" hacia esta iniciativa. Tras resultar ganador, los grupos de la oposición Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente descalificaron el proyecto del actor en el último pleno del Ayuntamiento de Málaga, tal y como señala el diario 'SUR', y trataron de anular el concurso de ideas que era no vinculante.

Nunca pasó por mi cabeza la idea de que este proyecto fuese rentable para mí

Tras haber ganado el concurso de ideas, no vinculante, al que se presentaron 72 participantes, y haber obtenido un segundo lugar en la votación popular a través de las redes sociales, refiere que se dieron cuenta "casi de inmediato de que no existía el ambiente adecuado para seguir compitiendo por la concesión". "Queríamos competir y ganar porque creímos tener el mejor proyecto para la ciudad. Nunca perdimos el respeto a nuestros 'rivales'. Nos someteríamos deportivamente a la decisión final a la que se llegase por parte de quienes hubiesen de tomarla", escribe.

"Nunca pasó por mi cabeza la idea de que este proyecto fuese rentable para mí", asevera Banderas, quien añade que para ayudar a la financiación del proyecto ofreció en torno a 250.000 euros anuales para cerrar un presupuesto por temporada que, solo para los teatros, rondaría los tres millones de euros. "Aquí venía a gastármelo [el dinero]. Gastármelo en el importante desembolso económico que había que hacer", asegura en la carta. No obstante, se muestra convencido de que la aportación "más importante" que podría realizar no es la económica, sino las relaciones que pondría a disposición de esta "idea ambiciosa", para la que también se trataría de "echar las redes" a instituciones como el Actor's Studio o el Raundabut Theatre de Nueva York.


"He tratado de tomar una decisión consecuente y seria", asegura el actor. En este sentido, recuerda que hace bastante tiempo le rondaba la idea de lanzarse a un proyecto cultural en Málaga. "Creo que es una idea no carente de lógica, pues esta es la ciudad que me vio nacer, en ella desarrollé mis estudios de Arte Dramático y aquí fue donde comencé mi actividad teatral hace aproximadamente 40 años", señala.

En la misiva, que publica el mismo diario, Banderas explica cómo se animó a participar en el proyecto y las razones que le han llevado a retirarse y "buscar un mejor lugar en el que depositar todas las energías positivas". El actor comunicó ayer su decisión al arquitecto José Seguí y a los responsables de la empresa Starlite, con los que participaba en la propuesta de creación del centro cultural, que pretendía impulsar gracias a las relaciones personales que le ha proporcionado su labor artística en Hollywood.

El intérprete alude acto seguido a los "coros de voces" que comenzaron a alzarse contra el proyecto "dentro y fuera de los ambientes políticos locales, que además no se detenían en la crítica al mismo, sino que se extendían a la sorna, el cachondeo y por qué no decirlo, la mala leche", le hicieron comenzar a reflexionar sobre si realmente valía la pena "arriesgar tanto, enfangarse tanto, y exponerse tanto".

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, también ha reaccionado a la carta del actor y ha manifestado esta mañana su "sorpresa y dolor" ante su decisión y que pretende ponerse en contacto con Banderas y Seguí para intentar convencerles de que reconsideren su postura y sí opten al segundo concurso para la concesión de la parcela de cara a su desarrollo y explotación.

Tras la carta hecha pública hoy por el actor, el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha asegurado que "nunca insulté a Banderas. Es legítimo que defienda sus intereses, pero mi obligación es defender el interés general". Y ha añadido en su cuenta de Twitter: "Antonio Banderas pretende convertirme en el malo de su próxima película. 'El Zorro y el Zorrilla' podría titularse".

Muy gracioso.

Resultado de imagen de eduardo zorrilla
El portavoz de IU, Eduardo Zorrilla

4 comentarios:

  1. Juan Carlos Pascual Rosingana

    Abandona un proyecto en Málaga de teatro, por la desidia y los insultos de Unidos Podemos. Encima Antonio iba a poner 250.000 euros anuales.

    ResponderEliminar
  2. Juan Torrecillas

    Es bueno que este comunista vea lo que son en sus propias carnes precisamente así se aprende

    ResponderEliminar
  3. Alberto Olivera Muxí

    Con esta izquierda has topado A.Banderas

    ResponderEliminar
  4. Hermann Tertsch‏

    Iluso Banderas que creía que se lo iban a agradecer. Nunca. Le envidian y odian aun más por triunfar y por su favor.

    ResponderEliminar