lunes, 4 de julio de 2016

Nigel Farage, "Ahí os quedais"


A estas alturas las consecuencias del Brexit son impredecibles. David Cameron intentó unir la dualidad de los Conservadores respecto a Europa ratificando la posición del Reino Unido en la UE con un referéndum. A día de hoy, decir que al primer ministo le ha salido el tiro por la culata es ser demasiado benevolente: el Reino Unido se enfrenta a una tormenta perfecta, a su mayor crisis política y social desde la II Guerra Mundial, tal y como viene asegurando el diario 'The Guardian' en esta última semana.

Horas después de que se conociese el resultado del referéndum sobre la salida británica de la Unión Europea, el Primer Ministro británico David Cameron anunciaba su dimisión. Según dijo, no podía ser el patrón del Reino Unido en este nuevo rumbo que el país había tomado tras la victoria del Brexit. Boris Johnson, aparentemente el gran beneficiado político del abandono de la UE, sorprendió a propios y extraños al comunicar, ante una cascada de flashes, que no optaría a liderar a los conservadores. Boris, tirando de su particular histrionismo, renunciaba a sustituir al Primer Ministro saliente. De la noche a la mañana, el político más ambicioso del país daba un paso atrás en todas sus aspiraciones de poder. Y ahora, Nigel Farage, el gran abanderado del Brexit, dice que quiere recuperar su vida y que deja el liderazgo del UKIP.

El discurso de renuncia de Nigel Farage representa, en parte, la sensación de sálvese quien pueda que se vive en la política británica. Ante los periodistas, el líder saliente del UKIP aseguró que después de completar su aspiración de sacar al Reino Unido de la UE era hora de dar un paso atrás: “En la campaña dije que quería a mi país de vuelta, ahora digo que quiero mi vida de vuelta”. Estas fueron las palabras de Farage, que ya están siendo interpretadas por la prensa británica como un 'ahí os quedáis'.

Si a esta oleada de deserciones, se suma el hecho de que Jeremy Corbyn, líder de los laboristas, se encuentra en la picota, no es exagerado afirmar que el tablero político en el Reino Unido se asienta sobre un banco de arenas movedizas: todos los liderazgos están puestos en cuestión y no se vislumbran alternativas sólidas de cambio.

Las palabras de Farage, que ha asegurado querer "recuperar su vida de vuelta", han sido interpretadas como un 'ahí os quedáis'.Ante la falta de respuesta institucional, la sociedad británica se encuentra en un momento de profundo desconcierto después del Brexit. La fractura que ha creado la decisión de abandonar la UE no tiene parangón en la historia reciente del país. Además, la economía renquea y muchas empresas con sus principales sedes principales en el Reino Unido están buscando asilo en otros paises de la Unión. Y, por si fuera poco, se han disparado las denuncias por casos de xenofobia.

En este momento puede decirse que los principales impulsores del "Brexit" o han dimitido o están a punto de huir de la quema que se avecina. ¿Quien va a liderar el proceso? Ya no queda prácticamente nadie de los que han estado haciendo campaña por la salida de la UE. Así está el patio en el Reino Unido después del Brexit.

6 comentarios:

  1. pinos1

    je je...os meto en el lio, me voy y ahí os quedais...como el amigo bocazas que empieza la pelea pero que se esconde cuando empieza...

    ResponderEliminar
  2. Nicolás Martín

    Parece que no se lo creían ni ellos. Pero los referedum los carga el diablo. La gente vota irreflexivamente y el voto del inculto vale lo mismo que el de quien está preparado.

    ResponderEliminar
  3. Enrique Richard Conesa

    Es como las ratas cuando ven el peligro huyen.

    ResponderEliminar
  4. María Márquez Chorro

    Te has salido con.la.tuya, pero has arruinado a tu Pais

    ResponderEliminar
  5. Federico Baigorri Ruiz

    posible tenga que acudir a alcoholicos anonimos siempre que sale en la television anda con la cerveza en la mano FROM+BIRMINGHAM REINO UNIDO.

    ResponderEliminar