domingo, 31 de julio de 2016

Esclavitud del siglo XXI - Trabajos forzados para los venezolanos


El Gobierno venezolano dio un paso más en su espiral represiva al imponer por decreto a la población que cualquier empleado pueda ser obligado a realizar labores agrícolas al servicio del Estado para hacer frente a la crisis alimentaria que azota al país y que el presidente Nicolás Maduro se niega a reconocer. El decreto, oficialmente publicado esta semana, establece que aquellas personas que trabajen en empresas públicas y privadas pueden ser llamadas a trabajar en organizaciones estatales especializadas en la producción de alimentos. Estas personas deberán trabajar temporalmente en las explotaciones públicas por un mínimo de 60 días, transcurridos los cuales sus «contratos» pueden ser renovados automáticamente por un período extra de 60 días tras lo que se les permitirá regresar a sus trabajos originales.

El problema del desabastecimiento de productos básicos se inició hace poco más de tres años y se ha ido agravando con el paso de los meses. Ante la creciente indignación popular y el acoso de una oposición reforzada tras las elecciones legislativas de diciembre de 2015 y convencida de que el chavismo ha conducido al país a la ruina, el Gobierno de Nicolás Maduro ha aprobado numerosas medidas de corte estatalista para hacer frente a la escasez. Pese a que ninguna de ellas ha dado resultado, el régimen insiste en ellas y en que todos los problemas se deben a la «guerra económica» que turbios poderes capitalistas estarían librando contra la revolución bolivariana.

Pero una abrumadora mayoría de observadores independientes culpan de la situación a la ineficiencia y a la corrupción de las autoridades. La última voz en sumarse a las críticas fue la de Erika Guevara-Rosas, directora para América de la ONG Amnistía Internacional, que ayer dio cuenta de la visita que ha realizado al país para examinar la situación. El diagnóstico de Amnistía es demoledor para el Gobierno: «La negación casi obsesiva de las autoridades venezolanas de que la emergencia económica implica una crisis humanitaria en el país, su falta de autocrítica y su empeño en no solicitar ayuda internacional están poniendo las vidas y derechos de millones de personas en alto riesgo», denunció Guevara. 

La responsable de la ONG describió un panorama desastroso en el que «una combinación letal» de falta de alimentos y medicinas, unida a «altísimos niveles de criminalidad» y «persistentes violaciones de los derechos humanos» están haciendo insostenible el día a día de la gente. Guevara denunció que la respuesta oficial es exactamente la contraria a la que la emergencia requiere y no dudó en asegurar que las «políticas obstinadas» de Maduro son «la receta perfecta para una catástrofe épica».“Tratar de abordar la fuerte falta de alimentos en Venezuela forzando a la gente a trabajar en el campo es como tratar de curar una pierna quebrada con una curita,”  


Amnistía coincide en la demanda de la oposición, que exige al Gobierno que abra el país a la llegada de ayuda humanitaria internacional. «La negación casi obsesiva de las autoridades venezolanas de que la emergencia económica implica una crisis humanitaria en el país, su falta de autocrítica y su empeño por no solicitar ayuda internacional están poniendo las vidas y derechos de millones de personas en alto riesgo», alertó Guevara.

Pese al dramático panorama, el Ejecutivo sigue en sus trece. Mientras el presidente Nicolás Maduro se pasó el jueves rindiendo homenaje a Hugo Chávez en el que hubiera sido su sexagésimo segundo cumpleaños, la diplomacia bolivariana cargaba contra Washington por urgir a la celebración del referéndum revocatorio que promueve la opositora Mesa de la Unidad Democrática y al que el Consejo Nacional Electoral se resiste a poner fecha. El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, reclamó que la votación se celebre «inmediatamente», un llamamiento al que respondió la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, en su cuenta de Twitter. Rodríguez censuró las «atrevidas declaraciones» de Kirby y acusó a Estados Unidos de violentar la soberanía de Venezuela con sus «intrusivas órdenes».

El propio autor de la resolución no puede esperar que se cumplan sus objetivos de aliviar con ella el severo malestar económico que aqueja al país. Todas las labores requieren cierta experiencia para que se hagan bien. Cierto, la resolución plantea que las personas requeridas deberán contar con los conocimientos técnicos para la actividad específica. Pero en ninguna parte detalla quién hará la evaluación pertinente, ni cómo. Cuestiones tan importantes dejadas en el aire. Aparte que va a causar mas problemas a las empresas al descapitalizarlas de sus recursos de personal.

Así el régimen de Maduro ha dado un paso mas en el despropósito y la tiranía y ha impuesto el trabajo forzado por decreto de tal manera que todo empleado podrá ser obligado a trabajar en el campo para hacer frente a la crisis alimentaria.

5 comentarios:

  1. Visi Gijon Fernandez

    Esto lo que nos quieren traer podemos y iu no nos dejemos engañar no hay peor en la vida que tener dictadores comunistas a las pruebas me remito lo que a psado toda lavida y lo que pasa ahora en paise que gobiernan no seamoas ilusos que no nos pase lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Francisco Hernandez Mesa

    ...el paraíso comunista...

    ResponderEliminar
  3. VERÍDICO

    Mientras más obstáculos ponga en el camino para ganar tiempo, impedir que lo revoquen este año para prolongar la agonía más allá del 10 de enero, más ganas provoca de revocarlo y no solo de los opositores. Cada retardo y triquiñuela del CNE genera más descontento social y suma más votos en su contra.

    Al día de hoy, los sondeos como Venebarómetro señalan que la intención del voto a favor del revocatorio oscila entre62% y 64%. Y si el deterioro continúa así con el ritmo acelerado que ha venido registrando desde enero pasado el número de electores que votaría en sucontra podría escalar hasta 80%. (CV que es una periodista en serio y no una mercenaria bolivariana) ¿Lo entenderá SIMIENTO o habrá que dibujáselo para que su binaria inteligencia lo comprenda, ya que ni a la primera ni a la segunda lo pudo entender.?

    ResponderEliminar
  4. Cuando estuve en Cuba, en el mes de Junio, me gustaba hablar de todo con la gente de allí, algunos no comentaban, solo sonreían y bajaban la cabeza, pero recuerdo alguno que hablando de cómo estaba Venezuela, me comentó: "esos son unos vagos que no quieren trabajar"

    Imaginaros cómo se me quedó el alma

    ResponderEliminar
  5. Jan Santos Figueroa

    ¿Eso también es asesorado por Podemos? les pega. Su otro compiche, el retaco farlopero instauró la esclavitud infantil en Bolivia

    ResponderEliminar