martes, 3 de noviembre de 2015

La campaña del increíble hombre menguante


Faltan 47 días para las elecciones generales y el PSOE no acaba de remontar, como anhelaba. La campaña de Pedro Sánchez empieza a causar preocupación a sus seguidores. Las diferentes encuestas le dan un resultado muy inferior del logrado por su antecesor Rubalcaba. Sus pactos con partidos como Compromís en Valencia  o Podemos en Madrid o dando entrada a Bildu en Navarra han dado la imagen de que el PSOE ha perdido algunos de sus principios.

No solo no ha superado al PP en estimación de voto en las encuestas, es que algunas ya dan por delante a Ciudadanos, deprimiendo al partido por debajo de la barrera psicológica de los 100 escaños, empeorando así el listón de Alfredo Pérez Rubalcaba -110 diputados y 28,76%-, que ya fue el peor de los socialistas desde la Transición. Los datos requieren una reacción, un "giro total" en la campaña, un "punto de inflexión", una "zancada" que haga a Pedro Sánchez remontar en las pocas semanas que quedan por delante.

Los barones alarmados definen la situación "Si los datos que van llegando de las encuestas se aproximan a una tendencia, está claro que nos falta definición. Antes no hacía falta decirlo, porque caía por su propio peso. Pero ahora Ciudadanos ha crecido, hay un actor más y tendrá que analizarse por parte de Ferraz cómo se evita la pérdida de voto útil, y lo mejor es diciendo las cosas claras, no titubeando. Debemos definirnos más en este tema. Lo hizo Susana para las andaluzas, y cumplimos que no nos aliaríamos con los extremos. Porque no queríamos ahogarnos entre PP y Podemos", analizan fuentes próximas a la baronesa. 

"Pedro tiene que darse cuenta de que así no vamos a ningún lado, y se dará cuenta -indica por su parte un miembro de un aparato territorial-. La campaña va muy plana y se sigue con preocupación. Hace falta un revulsivo porque la campaña no despega. Tiene que dar la impresión de que va a por todas, como hizo en sus primarias para conseguir el liderazgo del PSOE. Que gana voto a voto. Con marketing no basta". Este alto mando echa en falta "el tema de campaña, el leitmotiv". 

El problema es que en cada intervención supera en demagogia la anterior en cuanto a las descalificaciones a los partidos rivales, pero cuando se le hacen preguntas concretas sobre sus proyecto,s como el estado federal, no es capaz de explicarlos. Sus afirmaciones de hoy las contradice sin ruborizarse al día siguiente. Cada vez se muestra mas radical. Y se le acusa de no controlar al partido y que sus mensajes son distintos según donde los pronuncie. Últimamente su afán en diferenciarse de los demás partidos democráticos en temas tan importantes como el separatismo catalán y no dar una respuesta contundente lo convierte en un candidato no creíble.  

Errores como el patinazo que sufrió durante la entrevista de Ana Blanco en TVE, cuando atribuyó la Ley del Divorcio a Felipe González, cuando en realidad la aprobó, en junio de 1981, el Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo, de UCD. Este martes en el partido algunos cuadros seguían con consternación ese desliz, ya más peligroso a estas alturas, porque pueden "movilizar a favor de otro, y volver a enamorar al votante en 10 días es mucho más complicado". 

¿Hay posibilidad de remontar? En muchas esquinas del PSOE cunde el desánimo, la sensación de que el cohete no tira, pero también creen que hay esperanza, en la medida en que quedan semanas por delante y buena parte de los votantes se deciden en los últimos días. Pero hay que reaccionar, apremian. Lo dice un barón tirando de un símil taurino: "Han pasado los picadores y los banderilleros, y ahora estamos en los pasos de muleta. Queda él, queda Pedro". 

Malas lenguas dicen que Susana Díaz ya ha reservado su billete del AVE a Madrid para el 21 de diciembre, con el propósito de poner orden en el partido, para el caso muy probable que Sánchez tenga el descalabro que se anuncian en las encuestas. Ella cree que ha llegado su momento. 

6 comentarios:

  1. Loly de la Serna

    Un mediocre indocumentado y sin gracia en el verbo

    ResponderEliminar
  2. Maria Luisa Amador Fernández

    Con tal de estar en primera línea pactan con el diablo y no saben que eso les hace perder, porque ahí se ve lo chaqueteros que son. Si están defendiendo unas ideas, como se agrupan con otros a los que en otros momentos han criticado. ¡Políticos!

    ResponderEliminar
  3. Andrés Merino

    Sánchez, vas evolucionando de peor a muy peor.

    ResponderEliminar
  4. Aantonio Diaz Diaz

    Hay quer tener un poco de cuajo para escuchar a Pedro Sanchez, lo único que hace es insultar, y no explicar su programa, además hasta no vale ni para eso, que coño es lo que pasa en el PSOE, que siempre salen los ramplones y la gente sin nivel, para representar a sus votantes, de verdad hay alguien que tenga el mas minimo rigor de exigencia para poder votar a este ejemplar, es que el PSOE, obliga a su militancia y a sus seguidores a votar otro partido, pero no les parece una coña, el Luena , el Sanchez y Cia. Estamos condenados los españoles a tener que elegir a estos politicos, que no saben lo que es un prograrama politico, y lo que es peor carecen de conocimientos de lo que es esta nación, de verddad me parece un insulto, por parte de una gran partido como es el PSOE.

    ResponderEliminar
  5. Moises Sanchez Manzanares

    menguante ? embustero

    ResponderEliminar
  6. Faustino Lafuente Andaluz

    fotocopia zapateril

    ResponderEliminar