domingo, 29 de noviembre de 2015

El enemigo en casa

Uno de los tres detenidos sale custodiado por agentes de la benemérita en la calle Marina de Barcelona.

La última intervención de la Guardia Civil en Barcelona y Granollers que ha concluido con tres detenciones disparan el temor por el riesgo de yihadismo en Cataluña. Esta es la quinta operación contra el Estado Islámico que se completa en Cataluña en 2015. 

“Cataluña es el mayor centro mediterráneo de yihadismo y actividades radicales islamistas”. Lo advertía en 2010 un documento dr la embajada norteamericana en Madrid que fue filtrado por Wikileaks. Cinco años después, las numerosas detenciones de presuntos terroristas y captadores en esta comunidad autónoma confirman aquellas sospechas: Cataluña es uno de los principales centros de operaciones del terrorismo islámico de Europa.

Cataluña es la comunidad autónoma con un mayor riesgo de radicalización de musulmanes, según los datos publicados por el Ministerio del Interior. Dichos resultados han sido obtenidos con una herramienta diseñada para determinar el peligro de radicalización en cada región. Según este estudio, Cataluña duplica en riesgo a la segunda región que es Andalucía. Además, el estudio afirma que la posibilidad de radicalizaciones más homogénea. Es decir, es capaz de darse en cualquier parte de la región, mientras en Andalucía el riesgo casi se reduce a Málaga y Almería.

Al igual que sucede en los suburbios de Francia y Bélgica, se ha consolidado una primera generación de españoles desarraigados, hijos de inmigrantes musulmanes, que crecen en guetos de las ciudades de la periferia de Barcelona. La crisis, la falta de oportunidades y el desarraigo lleva en ocasiones a estos jóvenes a abrazar ideologías radicales que llegan con la promesa de la integración. Algunos de ellos viajan a Siria para unirse a Daesh. Otros realizan labores de captación desde España, como los dos detenidos de este sábado en Barcelona. En el caso de la detenida en Granollers, se trata de una mujer nacida en España pero de padres marroquíes.

Cataluña se ha convertido en uno de los puntos predilectos para los yihadistas y los motivos son muy diversos. El primero es puramente estadístico: se trata de una de las comunidades autónomas españolas con mayor presencia de musulmanes. La mayor parte de ellos proceden de Marruecos y Pakistán, aunque no es una cuestión de nacionalidad: en los últimos años se ha incrementado sustancialmente el número de españoles convertidos al Islam. De hecho, cinco de los once detenidos en la “Operación Caronte” eran españoles o sudamericanos conversos recientemente.El hecho que en Cataluña hay censados un millón de musulmanes dentro una población de algo mas de siete millones convierte algunos barios perifericos de Barcelona o Gerona en una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento.

MEZQUITAS SALAFISTAS

Dentro del factor estadístico se halla también el hecho de que en Cataluña es la comunidad autónoma con más mezquitas de España. Hay más de doscientas registradas, aunque existen numerosos centros de culto clandestinos, en garajes y domicilios particulares. Esto supone el 20 por ciento del número total de mezquitas existentes en el país. Según cifras del CNI, Cataluña alberga la mitad de las mezquitas salafistas de España, que son uno de los principales focos de radicalización, por el mensaje extremista que allí se difunde. Según fuentes de una unidad antiterrorista de la policía, un centenar de catalanes se han desplazado a Siria para unirse a la yihad durante los últimos años.

Josep Lluís Trapero, comisario jefe de la policía autonómica catalana, considera que el reclutamiento y "formación" de terroristas del Estado Islámico en Cataluña es ajeno a la multiplicación de mezquitas y oratorios salafistas, la rama más radical del Islam. En un año se ha pasado de sesenta a ochenta de estos centros, pero el jefe policial catalán dice que no consta que ningún terrorista haya salido de ellos. 


El foco de captación es internet, asegura Trapero, y el perfil de los aspirantes a asesinos tiene más que ver con la propaganda islamista en las redes que con las doctrinas salafistas. En declaraciones a la radio de La Vanguardia, Rac 1, el comisario jefe se ciñó a las estrictas instrucciones del ejecutivo regional de evitar la "islamofobia". "Hace un año había unas sesenta mezquitas de orientación salafista. Actualmente hay unas ochenta”, llego a afirmar. 

7 comentarios:

  1. Claudio Vela Callejo

    Esto es. Lo que. El independentismo. Y el soborno islamistas. Hizo

    ResponderEliminar
  2. Santiago Nuevo Fernandez

    Es lo que se ha favorecido,y que desde la policia autonómica catalana digan que la captación es solo por intenet y ajena al aumento de mezquitas(slafistas o no) es una tomadura de pelo

    ResponderEliminar
  3. Azucena Alonso Novoa

    a estas idiotas deberán dejarlas ir a esos paises y cerrarles las puertas cuando queran volver a casa de mama y papa prque no era l que esperaba el isis ...nenas las experiencias peligrosas se hacen con gaseosa no con las personas

    ResponderEliminar
  4. Edmundo Sanchez Rodriguez

    En España siempre fue asi y nunca cambiaremos.

    ResponderEliminar
  5. Maria Alvarez

    ¿porque tienen que taparlo?, que se vea quienes son para cuando salgan poder estar alerta

    ResponderEliminar
  6. Manoli Vicente

    Que pena ya estan sometidas a que decidan los demas por ellas sus vidas y haora se quieren meter mas en la boca del lobo una pena

    ResponderEliminar
  7. Richard Abad Gallardo

    Hay que hacer limpieza en todo el país.

    ResponderEliminar