jueves, 26 de noviembre de 2015

Abengoa, una chapuza al calor de las renovables

 Planta de energía fotovoltaica.

Hace unos años, José Luis Rodríguez Zapatero nos calentó el intelecto con las energías renovables. Desde un punto de vista verde era una opción admirable. España cuenta con recursos naturales suficientes para que existiera una actividad en ese sector mayor que en otros enclaves occidentales.

Las energías renovables (sobre todo las procedentes del sol o del viento), sin embargo, han sido al final un fiasco en España al calor de una subvenciones tremendamente exageradas que atrajeros al dinero rápido. Se creó una burbuja que tenía que estallar tarde o temprano. Dos gobiernos, primero el promotor y después su sucesor, han cambiado las reglas de juego dando lugar a una inseguridad jurídica impropia de un territorio occidental avanzado.

Algunas empresas se desarrollaron en ese contexto. Una de ellas, la andaluza Abengoa, un conglomerado de ingeniería y energías renovables, ha presentado en las últimas horas sus estertores como compañía ante la banca primero y los mercados después. De poco, o de nada quizá, sirvan sus posiciones en el mundo o sus proyectos futuros.


El preconcurso de acreedores de Abengoa, correctamente definida como una multinacional tecnológica, es una decisión imprescindible para la supervivencia de la empresa y el mantenimiento de más de 24.000 empleos en todo el mundo,  8.000 en la que habia sido una de las pocas zonas privilegiadas, dentro el paro generalizado de Andalucia. Pero deberá hacerse un plan muy severo para reducir sus gastos innecesarios y rentabilizar la empresa.

La caída de Abengoa era previsible desde hace tiempo, ero todavía le queda una importante baza para evitar la quiebra: sus fuertes contactos políticos. La compañía sevillana ha solicitado el preconcurso de acreedores después de que Gestamp retirara su oferta para entrara en el capital. El principal escollo es que los bancos acreedores se niegan a elevar su exposición a Abengoa en otros 1.800 millones de euros, tal y como exigía Gestamp.

Si no se encuentra una solución en breve, Abengoa podría protagonizar la mayor quiebra empresarial de España, superior incluso a la que en su día registró la inmobiliaria Martinsa Fadesa. Sin embargo, la vía de escape podría llegar de la política. No en vano, cabe señalar que Abengoa, referente en materia de energías renovables (sobre todo, solar y fotovoltaica) es una de las empresas más politizadas del Ibex. Parece que las presiones políticas ya han empezado a surtir efecto porque el Instituto de Crédito Oficial (ICO) podría aumentar de forma considerable su exposición a la compañía tecnológica inyectándole otros 200 millones de euros.

Hasta el momento, la entidad, dependiente del Ministerio de Economía ha prestado a Abengoa un total de 160 millones, 100 millones como préstamos corporativos y otros 60 millones en financiación de proyectos. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, por ejemplo, ha garantizado este jueves la colaboración del Gobierno de España en la búsqueda de una solución "de futuro" para Abengoa y ha pedido a las administraciones públicas y a todos los implicados en la búsqueda de la misma que "negocien y dialoguen hasta la extenuación".

Parece que el Gobierno de Rajoy y la Junta de Andalucía estarían dispuestas a convertirse con dinero público en los rescatadores de una empresa que si ha llegado hasta aquí no es solo por el decrecimiento de las subvenciones a las renovable sino que a su calor se han cobijado en su Consejo de Administración políticos de todos los colores como el socialista Josep Borrell.

La empresa se había convertido en un chollo para los ex políticos que están ocupando su consejo de administración. Hasta el pasado enero en el consejo figuraba también como vicepresidente segundo y consejero coordinador otro exalto cargo socialista, José Terceiro, subsecretario de la Presidencia del Gobierno con Felipe González, que fichó por la compañía en 2007, pero que fue sustituido a principios de año por Antonio Fornieles. Entre los que ha abandonado ya la compañía figura también Alberto Aza, que se incorporó en 2011, tras haber sido Jefe de la Casa Real.

Asimismo, en la filial Abengoa Bionergy y con el objetivo de impulsar el negocio en Estados Unidos, la compañía cuenta como consejeros conJuan Verde, exasesor del presidente del país, Barack Obama, y de Javier Rupérez, que fue embajador en Washington entre los años 2000 y 2004. A ambos les acompaña además Luis Solana, exdiputado socialista y hermano del exsecretario general de la OTAN Javier Solana, que fue presidente de Telefónica y director general de RTVE.

Los políticos han llevado a Abengoa a la quiebra, como ocurrió con las cajas

15 comentarios:

  1. KOTOV

    Con tantos ex políticos en sus nominas, no me extraña que la empresa se haya ido a pique, lo raro es que haya tardado tanto, y Susanita sin enterarse.

    ResponderEliminar
  2. JAMEQ596

    Traducción: el gobierno busca soluciones vía saqueo al contribuyente para que los enchufados por los políticos sigan manteniendo su desenfrenado tren de vida

    ResponderEliminar
  3. Jesus Maria Alfonso Maya

    ZAPATERO quiso dejar un hito para la humanidad y se erigió en el gran jefe de gobierno mundial que llenó masivamente el país de energías renovables antes de que fueran rentables, y ahora vuelven a subirnos abusivamente la luz para pagarlas. Hasta Zapatero ninguna economía sana había subvencionado tan generosamente desde hace millón y medio de años una fuente de energía. La burbuja elevó el coste de la energía de 360 euros en los hogares en 2003 a 588,5 en 2011, el 63% más en ocho años. Aun así, se fue acumulando una deuda de 26.000 millones de euros que, según José Manuel Soria, el ministro de Industria, alrededor de la mitad la pagarán los españoles con nuevos incrementos de las tarifas y con los impuestos que van al Presupuesto.

    ResponderEliminar
  4. Maria Reverte Pozo

    El retiro de los dinosaurios.

    ResponderEliminar
  5. Agustin Mariano Macias Criado

    LAS RENOVABLES SON UN ROBO HA LOS ESPAÑOLES , LOS MILLONES QUE SE HAN LLEVADO EN AYUDAS ETC

    ResponderEliminar
  6. MLUNADEM

    si en nominas segun prensa se gasta 75 M€ al mes, seran unos 100 M€ mes solo operativos o directos de matriz y proyectos, si sumamos los financieros y corporativos......... que no tengo ni idea......... luego si el ICO da 250 M€ como dicen. solo da para dos meses
    Entiendo que la banca querra cobrar y que el ICO es solo para poder desguazarla por partes....... con mas tranquilidad y que las perdidas de la banca acreedora sean lo menores posibles ¿no?...... luego ya ESTAMOS RESCATANDO A ABENGOA

    ResponderEliminar
  7. Miguel Angel Plasencia

    Y lo mejor de todo es que la comprarán sus amiguitos por la millonésima parte. Volverán a darles subvenciones y a hacer negocio a nuestra costa. Deberíamos de poner todos placas solares en nuestras casas y dar de baja nuestros contratos de electricidad, que coman mocos, coño.

    ResponderEliminar
  8. Encarna Alvarez

    y la rescataremos, por que el dinero se lo deben a los bancos y no van a perderlo y por que los politicos están allí, COMO SIEMPRE, PAGAMOS LOS DE A PIÉ, LOS QUE NO NOS DEJAN PONER UNA PLAQUITA Y PAGAMOS POR EL SOL, PAIS DE MIERDA QUE ASCO

    ResponderEliminar
  9. Encarna Alvarez

    TODO LO RESCATAMOS, TODO, A BASE DE TRIBUTOS

    ResponderEliminar
  10. Jose De Errazquin Palacios

    Con tantos ex políticos en sus nominas, no me extraña que la empresa se haya ido a pique, lo raro es que haya tardado tanto, y Susanita sin enterarse.

    ResponderEliminar
  11. Africa Banco Gonzalez

    Por estos no tengo yo pena, realeza, banqueros, grandes empesarios...

    ResponderEliminar
  12. Santiago Nuevo Fernandez

    mimados tanto por PSOE como PP

    ResponderEliminar
  13. Goliath Elías Alvarez Perez

    Que iu lo defienda ya es motivo suficiente para su cierre definitivo

    ResponderEliminar
  14. Sebastian Calero Bolaños

    ¡Vaya tela!

    ResponderEliminar
  15. Juan Jimenez Martinez

    la empresa que salido para vivir del cuento

    ResponderEliminar