sábado, 20 de junio de 2015

Las ratas al poder


De las últimas elecciones municipales y autonómicas hemos visto con sorpresa la aparición en las instituciones de una serie de personajes que nadie se imaginaba que existieran. La mayoría de ellos de la ganadería de Podemos o de las innumerables franquicias con distintos nombres que han invadido las instituciones el país.

Estos personajes han existido siempre. Desde el comienzo mismo de la democracia estaban ahí. Van siempre en bandadas. De noche pegaban carteles siniestros en algunas calles del centro de las ciudades. Pintarrajeaban en rincones oscuros la criminal A de los anarquistas. Pintaban paredes con sellos estrambóticos o en estas pintadas marcaban a determinados políticos. Se manifestaban en número de decenas de cuando en cuando e iban a alguna antigua base militar norteamericana. Boicoteaban actos universitarios. Profanaban capillas donde se estaban practicando cultos religiosos. Amenazaban de muerte a políticos por internet. Nadie les hacía ni caso. No porque fueran pocos o ridículos, sino porque eran indeseables. Por antidemocráticos, por amigos de la violencia y por nostálgicos del crimen político, todos los partidos serios se cuidaban mucho de no que se les acercaran.

Es el caso en Madrid de la facultad de Ciencias Políticas de la Complutense donde Pablo Iglesias, Monedero y sus huestes han campado durante años por sus respetos amenazando a alumnos que acudían allí para estudiar, ocupando sótanos, aulas vacías y todo aquello que los sucesivos rectores les permitían. Son gente que aparecieron acampados en Sol el 15-M o ocupando edificios vacios aunque estos tuvieran dueño reconocido. En Barcelona el caso ha sido parecido con lo de Can Brians donde varios okupas se han convertido en okupas del Ayuntamiento.

Resultado de imagen de podemosAhora muchos de ellos se han convertido en respetables concejales a los que les da risa el Holocausto, alcaldes que juran en nombre del Manifiesto Comunista de Marx y Engels, tipos pintorescos que creen redimir a los humildes si las madres se ponen a fregar los suelos de los colegios. Muchos de ellos sin llegar a gobernar, ya aparecen señalados por la justicia, sin haber trabajado en su vida ya están ahí diciendo que van a luchar contra la casta gobernante cuando lo que han estado buscando ocupar los escaños y seguir viviendo del cuento, con el ejemplo de la obra de Maduro en su mente.

Y la gente se pregunta: ¿de dónde han salido? Pablo Iglesias salió tocando la flauta por plazas y calles como el Hamelín del cuento y ha conseguido sacar el odio y el resentimiento de las alcantarillas de las ciudades. La sorpresa es que ahí ha estado Pedro Sánchez de PSOE para abrirles las trapas de las alcantarillas sin caer en la cuenta que su partido será la primera víctima de estos resentidos que poco a poco seguirán a Iglesias que funciona como una secta viendo en ello la solución a su desgracia.

En España y en lo que conocíamos como el mundo libre se ha perdido la costumbre de combatir al extremismo revolucionario liberticida. El extremismo que ataca la libertad, invade la propiedad, y finalmente encadena al individuo, obligándole a ser parte indiferenciada de un colectivo. Creíamos que Lenin, Pol Pot o Mao eran historia, pero ahora vemos que está gobernando gente que los tiene como modelo. Muchos siguen creyendo que son chifladuras. No lo son, y a medida que se asienten en el poder lo irán demostrando. Esta gente ya han dicho por activa y por pasiva que quiere conducirnos por el camino de Grecia.

Lo demostrarán si no encuentran resistencia. Lo que ahora España tiene delante es una confrontación de ideas. Ideas que deben ser superadas por otras ideas. Rehuir el pacífico combate ideológico es el peor de los caminos, porque conduce a la derrota con certeza y sin dignidad.  

7 comentarios:

  1. Amalia De La Poza Garcia

    Cuanta razon! Todavia estamos a tiempo de frenarlos cambiando las leyes. No es justo que vivamos oprimidos por la clase politica, sea cual sea. Se ha demostrado que cualquiera puede ocupar nuestras instituciones y hacer con ellas lo que quieran, abusando del poder que les hemos dado democraticamente o no desde las urnas. Triste muy triste.

    ResponderEliminar
  2. Montse Piulachs

    MI QUERIDA ESPAÑA.......... QUE PENA ME DAS. Cada vez mas cerca del precipicio, y que si esto no para te vas a despeñar por el.

    ResponderEliminar
  3. Pedro Rodriguez Blanco

    Claro hombre personajes extraños como la condesa de la corrupción y toda su corte no?
    Fachas demagogos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que problema . Algunos aun . No entienden . Las puntas de la dominación del Ser Humano son las mismas . Ambas asquerosas , Ambas anuladoras de la Libertad

      Eliminar
  4. Carlos Rivera Huidobro

    No hay hipocresía en
    los jóvenes . Es que no conocen el esfuerzo, el trabajo, el respeto y el orden . Ellos, no tienen
    la culpa de nada . Somos los más mayores los que no hemos podido inculcarles unos valores y los dogmas más esenciales del ser humano . Están creciendo y haciéndose mayores sin ningún tipo de perspectivas laborales, economicas
    para labrarse un futuro digno. No conocen el respeto, la jerarquía , la disciplina ni tampoco la unidad familiar que les ahoga, pero no tienen otro futuro para labrarse su camino . Siguen dependiendo de sus padres porque no tienen la posibilidad de un trabajo que les pueda interesar ni economía para independizarse .

    ResponderEliminar
  5. Cuanto dolor siento al ver como se repite la historia de Venezuela. O quizás la griega ? ,

    ResponderEliminar




  6. Amalita Sánchez

    Pero tu quien te crees que eres ??? Tu eres igual que todo ni más ni menos

    Tu eres igual o pero quizá de verdad tu tienes el poder de decir a quien lo que son o dejan de hacer cuando ..eres un ángel o eres dios

    ResponderEliminar