martes, 9 de junio de 2015

El saqueo de Andalucía 144 - Distintas varas de medir la corrupción

Cuando Díaz se reunía con Bonilla para desbloquear su investidura trascendían nuevas detenciones por corrupción en Andalucía.


Era lo único que le faltaba a Susana Díaz. Después de 80 días sin gobierno en Andalucía, la presidenta socialista en funciones tenía la esperanza de que esta sería la "vencida" y se desayunó este lunes confiando en que los partidos de la oposición, con cuyos dirigentes se reúne entre este lunes y martes, hayan recapacitado en relación con su investidura como jefa del Ejecutivo en la décima legislatura y advirtiendo de que si no permiten la constitución de un gobierno, habrá que aplicar lo que dice el Estatuto de Autonomía en relación con la convocatoria de nuevas elecciones.

La reunión con el PP de Moreno Bonilla ha representado un sonoro fracaso. Tras la reunión, que ha durado poco más de media hora, Moreno, en su comparecencia ante los periodistas, ha denunciado que la presidenta en funciones de la Junta está dispuesta "a echarse en brazos" de algunas formaciones políticas "con un sólo objetivo: apartar al PP de las instituciones".

"No está dispuesta a romper con la orden directa, tajante, de Pedro Sánchez", ha asegurado Moreno, que ha señalado que, después de la reunión, la posición del PP-A sigue siendo la misma porque no se han tenido en cuenta las propuestas de su formación para un posible acuerdo, al tiempo que ha recriminado a Díaz que no quiera "alargar" más el diálogo y se ha preguntado "qué razones" le llevan a "despreciar un mes" de posibles negociaciones.

Cuando ya parecía que se veía la luz al final del túnel, a Díaz se le ha cruzado de nuevo en el camino la Operación Edu, que no ayuda demasiado a destrabar las negociaciones precisamente... Con Ciudadanos y Podemos pisando con pies de plomo y la mirada puesta en las Generales exigiendo estrictas medidas anticorrupción (de ahí que nadie dé un paso al frente para apoyar al PSOE de los ERE en Andalucía pensando en el coste electoral que esto puede tener) una nueva tanda de detenciones no hace sino complicarle la existencia a la lideresa andaluza.

Y es que este lunes la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, casi a la misma hora en que comenzaba la reunión entre Díaz y el líder del PPandaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, inició una nueva fase de la denominada Operación Edu que investiga el fraude masivo en la concesión de subvenciones para cursos de formación en Andalucía y que prevé decenas de nuevas detenciones a altos funcionarios de la Consejería de Empleo y empresarios beneficiados con las subvenciones. 

Fuentes de la investigación prevén en torno a 140 arrestos en todas las provincias andaluzas en el marco de esta nueva fase. Además de empresarios, en esta ocasión las detenciones van a afectar de lleno a cargos de la Administración acusados directamente de ser responsables de la concesión de las subvenciones. El operativo se extenderá a lo largo de casi todo lo que resta de mes de junio. Entre los arrestados hay directores, jefes de servicio y jefes de departamento del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de Granada, Jaén, Málaga, Córdoba y Almería. También van a ser detenidos numerosos funcionarios de esas cinco provincias. En esta rama del operativo se esperan en torno a 40 detenciones.

Susana Diaz podría conseguir esta semana el nombramiento con la posible abstención de Juan Marín de Ciudadanos quien parece no tener tantos remilgos como ha sucedido en Madrid a pesar de la inmensa corrupcion institucional andaluza agravada por estas nuevas detenciones,. dando ya por descontado tampoco Podemos está mucho por la labor en caso de no obtener el apoyo de ninguno de ellos ya ha manifestado su intención de convocar nuevas elecciones.

Cabe recordar que una de las bazas por las que apostaba Diaz para lograr finalmente la investidura es la abstención de Ciudadanos, condicionada al abandono de Griñán y Chaves, pero no se puede olvidar que en Madrid Cristina Cifuentes rozaba con los dedos la Presidencia de la Comunidad de Madrid con el apoyo de la formación naranja cuando se cruzó en su camino la imputación de los consejeros Lucía Figar y Salvador Victoria y se complicó dicho apoyo. 

5 comentarios:

  1. Emilio Castañeda

    Y a esta señora quiere que la apoyen no te preocupes ay esta la carroña de podemos y los andaluces que claro como viven del per que les dio felipito a cambio del voto que vivan los pescaitos la manzanilla y la siesta

    ResponderEliminar
  2. Eva Angel

    distintas varas de medir en todo: que gobierne la lista mas votada, los casos de corrupción, etc. Apoyado por los medios de comunicación que, aparte de los medios de izquierdas, no tienen las agallas necesarias para decir las cosas como son en REALIDAD. Y así vamos...

    ResponderEliminar
  3. Antonia Cañizares Mozos

    Pero ya tienen el apoyo de ciudadanos.......que no le han puesto ninguna pega a la susi, sin embargo a Cifuentes, todas las trabas y mas, este tío de ciudadanos lo dije, doble vara de medir. Ademas en Málaga, esta jodiendo al pp, el partido con mas votos. Si yo fuera el gobierno ya lo hubiera mandado a la mieeeeerrda.

    ResponderEliminar
  4. Rosilla Rosa

    No os preocupeis que el Sr. Albert Ribera le dará un empujocito para que pueda gobernar y meter él el cazo. Com o viene haciendo en casi todos los sitios que casi no ha obtenido ni una muestra de votos. Es un poco falsillo, me parece.

    ResponderEliminar