martes, 7 de abril de 2015

Su propia medicina


Los temas de divorcio son muy delicados siempre hay dos versiones y nunca se puede esclarecer cual de los dos es la verdadera. Si a esto se añade una acusación de violencia de género, ya se complica mucho mas. No es que me alegre de lo que le está ocurriendo a Juan Fernando López Aguilar pero el que fue el ministro que impulsó la Ley contra la violencia de género esté atrapado por la justicia por la propia ley que él promovió, es algo que no deja de ser un sarcasmo. Habrá que escuchar los comentarios de aquellos hombres que han sido acusados por maltrato y que condenados, con o sin motivos, les ha destruido la vida, que dicen lo mismo que él.

Un juzgado de la capital grancanaria enviará este martes al Supremo la denuncia de la exmujer de López Aguilar, tras entender en un juicio rápido celebrado el lunes que hay indicios de delito. Otro juzgado canario ya desestimó hace unos meses una denuncia anterior de su entonces mujer, quien se retractó ante el juez

López Aguilar niega haber sido "autor de malos tratos físicos y verbales" y anuncia que se va a "defender con todos los derechos que le asisten y con la verdad" ya que, a su juicio, estos hechos tratan de "dañar su integridad moral y su honor".

El dice que es "víctima de acoso" por parte del entorno de su exmujer dentro del proceso de divorcio que ambos mantienen y señala que le están intentando involucrar en un delito de malos tratos por su deseo de poner fin al matrimonio. Lo malo es que los vecinos y uno de sus hijos han declarado ser ciertas las acusaciones que su mujer había llegado a retirar en primera instancia la denuncia ante el juez.

Un intento de suicidio y dos incendios sucesivos en la vivienda de la ex, el pasado mes de marzo, han extendido las sospechas y ha llevado a que la policía reabra el caso y ahora se ve imputado por el juez por infringir la ley que el mismo defendió ante el Congreso, ahora en vigor. Ahora López Aguilar ha tenido que dejar el PSOE y por lo tanto su escaño el Parlamento Euriopeo, momentáneamente dice el. 

7 comentarios:

  1. Lourdes Gallardo López

    Dime de qué presumes y te diré de lo que careces!

    ResponderEliminar
  2. Joaquín González Carrasco

    Tienen por qué callar. Cada vez que hablan más problemas les salen.

    ResponderEliminar
  3. Julito Decadi Decadi

    Lopez Aguilar dale las gracias a tu compañera del PSOE Bibiana Aido por la Ley.... ahora como denunciado te toca probar tu inocencia pues esta es la unica ley que invierte la carga de la prueba donde el denunciante tiene veracidad.... ademas es raro que no hayas pasado por el calabozo pues en todos los casos son detenidos y de inmediato como cautelar orden de alejamiento y prohibicion de comunicacion....

    ResponderEliminar
  4. Adu1

    A cualquier denunciado INCLUSO FALSAMENTE, una denuncia por violencia "de genero" (que me río yo del calificativo) le supone LA INMEDIATA DETENCIÓN HASTA EL JUICIO RÁPIDO. Solo digo eso.

    ResponderEliminar
  5. unomenos

    Lo raro es que no se apliquen medidas cautelares como ir a la carcel, orden de alejamiento, etc, porque según los defensores de esta ley hay casos de mujeres que retiran la denuncia por presión y luego acaban asesinadas. Este Sr. debería recibir todo el peso de la ley que el mismo creó

    ResponderEliminar
  6. Pepitox

    El cazador (falsamente) cazado. Quien no dijo nada sobre las (falsas) virtudes de la regulación en materia penal y procesal que incluía la Ley de violencia de género ahora vive sus consecuencias más perniciosas que muchos colectivos llevan años denunciando. Que haya hombres maltratadores que se merecen todo el reproche de la sociedad (y las penas correspondientes) no quiere decir que todos los hombres sean maltratadores ni que los maltratadores lo sean por ser hombres.

    ResponderEliminar
  7. Carmen Guio

    Quien a hierro mata a hierro muere

    ResponderEliminar