jueves, 2 de abril de 2015

Grecia - Con el agua al cuello


El Gobierno de Alexis Tsipras se resiste a cumplir las condiciones de reformas y ajustes acordadas en el programa de rescate. Las propuestas presentadas por Grecia están lejos de satisfacer las condiciones mínimas que exigen sus acreedores. Asi Grecia se está quedando sin liquidez conforme pasan los días, acrecentando así el riesgo de impago soberano (default).

El Gobierno de Alexis Tsipras ha presentado a la Unión Europea una nueva lista de reformas con las que prevé recaudar unos 6.000 millones de euros este mismo año. El Ejecutivo heleno hizo llegar el documento ayer a las autoridades europeas, las cuales reaccionaron indicando que las propuestas son insuficientes para asegurar 7.200 millones de euros en fondos del siguiente tramo del rescate. Un nuevo compedio de propuestas con un aumento considerable de los ingresos del Estado.


"Hay cierto progreso en la última lista (de reformas)", comentó el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, puntualizando que Bruselas espera más, por ejemplo en lo relativo a la "cuantificación de las medidas" propuestas.

La mayoría de las propuestas, contenidas en un texto de 26 páginas filtrado a la prensa en Bruselas, son de carácter fiscal, a través e la recuperación de fondos evadidos y de deudas a Hacienda, así como de la lucha contra el contrabando de tabaco, alcohol y gasolina. 

Concretamente, en el caso más optimista, el Gobierno de Syriza espera recuperar hasta 4.795 millones de euros de medidas fiscales. Entre estas figuran la lucha contra el fraude en el IVA, cambios en los tipos impositivos del IRPF, recuperación de dinero negro en el extranjero, pago de deudas a Hacienda a plazos, subida del impuesto de lujo o la introducción de un impuesto a la publicidad en televisión. Los restantes 1.316 millones de euros provendrían de iniciativas para la hacer más eficiente la Administración.

El grupo de trabajo del Eurogrupo, que reúne a los responsables del Tesoro de los 19 Estados miembros, analizó el miércoles por teleconferencia la situación helena y concluyó que "todavía queda mucho trabajo por hacer" en el nuevo plan de reformas que acaba de presentar Atenas. Tsipras confiaba en dicho listado para desbloquear los 7.200 millones de euros del último tramo del rescate o, al menos, una parte del mismo.


No es de extrañar si se tiene en cuenta que el citado listado se centra, básicamente, en aumentar la recaudación fiscal en unos 6.000 millones de euros en 2015 mediante la lucha contra el fraude y la evasión fiscal. Atenas prevé ingresar unos 875 millones de euros auditando las transferencias bancarias al extranjero y otros 600 millones a través de un nuevo sistema de lotería del IVA ideado para incentivar la exigencia de facturas y, de este modo, reducir el elevado fraude tributario que registra el país.

Pero con independencia de que estas medidas sean o no realistas, el problema de fondo es que no recoge las principales reformas estructurales ni las medidas de austeridad que pide la troika, sobre todo en materia de pensiones públicas y mercado laboral. De hecho, el documento remitido por Tsipras va justo en la dirección opuesta, ya que contempla elevar el gasto en 1.100 millones en 2015 para, entre otras partidas, aumentar las pensiones más bajas, así como subir el salario mínimo y reforzar la negociación colectiva en el ámbito laboral. Y todo ello va en la dirección contraria para obtener el equilibrio.

Aunque Grecia acabe abonando la próxima factura del FMI, si el acuerdo con el Eurogrupo no llega, volverán a surgir dudas muy similares pocos días después, ya que el Tesoro de Grecia debe refinanciar cerca de 2.500 millones de euros en letras a corto plazo entre el 14 y el 17 de abril. Además, deberá encontrar otros 1.700 millones adicionales para pagar pensiones y sueldos públicos a finales de abril. Después, el Tesoro deberá refinanciar otros 1.400 millones el 8 de mayo y desembolsar 779 millones al FMI el día 12 de ese mismo mes.

Pero la fecha clave se producirá el 20 de julio, cuando vencen unos 3.500 millones de euros en bonos que están en manos del BCE. Atenas carece de recursos propios para devolver ese dinero, y si no paga los analistas dan por seguro que será el fin de Grecia en el euro. En total, el Gobierno de Tsipras afronta unos compromisos de pago próximos a 16.000 millones de euros en 2015.

A pesar que el impacto a corto plazo de no pagar al FMI no tiene por qué resultar mortal a corto plazo en términos económicos y financieros, "implicaría graves daños a la reputación" de Grecia y agrandaría aún más la extensa brecha que divide a Atenas y sus acreedores, según alerta dicha entidad. La última palabra estaría, una vez más, en manos del BCE, de cuya decisión depende la supervivencia o no de la banca helena, pero el impago al FMI bien podría marcar un nuevo punto de inflexión en la tragedia griega en el camino que puede llevar a su salida definitiva de la zona Euro.

13 comentarios:

  1. Sandra Ortuno

    Crónica de una muerte anunciada. ...

    ResponderEliminar
  2. Diego Angosto Conesa

    Este también pertenece a la CHUSMA POLITICA

    ResponderEliminar
  3. Elias Nieto Cosano

    Va una porra. Estos vagos tramposos no devuelven ni un duro. A apostar y a callar. Quien se anima?

    ResponderEliminar
  4. Jimmy González

    Yo voy más lejos. No devuelven un duro y además, abandonan el euro (O les echan, que para el caso es lo mismo).

    ResponderEliminar
  5. Elias Nieto Cosano

    Solo hay que ver la pinta de matón rompepiernas que tiene el macarra del ANISAKIS".

    ResponderEliminar
  6. Marigel Ara Valenzuela

    Para tener en cuenta en las próximas elecciones...

    ResponderEliminar
  7. Juan Gomez Fernández

    ! Que le pidan ayuda a sus amigos de podemos ¡

    ResponderEliminar
  8. Carmen Guio

    O cumplen como todos o las van a pasar canutas

    ResponderEliminar
  9. Angel Perez

    Cuando las barbas de tu vecinos veas pelar....Banda de golfos impresentables...

    ResponderEliminar
  10. Julio Perez Garcia

    Lo tienen merecido, por confiar en el Podemos griego......aunque el Podemos ESPAÑOL es mucho peor, pues estos hicieron el programa para el hundimiento de Venezuela.

    ResponderEliminar
  11. Pepi Ibarra Berjano

    Saldrán del euro. Y Rusia les ayudara.. Me alegro !!

    ResponderEliminar
  12. Maria Reverte Pozo

    Donde quieren estar. Se lo han ganado a pulso.

    ResponderEliminar