sábado, 4 de abril de 2015

El insultante despilfarro de Nicolas Maduro y las hijas de Chávez


La periodista Ludmila Vinogradoff, corresponsal de ABC en Caracas y una de las periodistas del planeta que mejor conoce Venezuela relata detalles de la vida particular del dictador y de las dos hijas de su antecesor Hugo Chavéz que harían ruborizar  Ellos viven en una burbuja de lujo y despilfarro que contrasta con la vida de la mayoría de venezolanos: pobres, castigados por la escasez de alimentos y medicinas en un país paradójicamente rico en petróleo, pero asolado por una crisis económica y financiera que no parece tener fin.

«Maduro es el único venezolano que no tiene problemas con la inflación porque pide al parlamento créditos para que le ajusten su presupuesto a la tasa de inflación». Ha dicho el diputado opositor Carlos Berrisbeitía que lleva la cuenta de los gastos presidenciales desde hace 15 años, antes con Chávez, muerto de cáncer el 5 de marzo de 2013, y ahora con el sucesor, que se ha incrementado un 40% de sus gastos en lo que va de año.

El diputado Berrisbeitía suma los dos gastos presupuestados a cargo del Jefe del Estado: el total de este año del ministerio de la Secretaría del Despacho de la Presidencia (Miraflores) es de 5.892 millones de bolívares (698 millones de euros) y el total de la residencia presidencial (La Casona), de 2.258 millones de bolívares (266,7 millones de euros).

La separación de los dos presupuestos se debe a que Maduro vive con su familia en el Fuerte Tiuna y no en la residencia presidencial donde permanecen todavía María Gabriela y Rosa Virginia Chávez después de la muerte de su padre hace año y medio, lo que genera doble gasto para la nación por mantener a dos grupos familiares.

Maduro en Miraflores

Los gastos directos de Maduro en Miraflores suman 77.313.637 bolívares (9,158 millones de euros), sin incluir los 698 millones de euros de su despacho de Presidencia. Las partidas más abultadas son las de viajes: al exterior son 33,2 millones de bolívares y los nacionales, 16,8 millones. En tercer lugar, el mandatario tiene una cartera de 12,4 millones de bolívares llamada «relaciones sociales» para invitar a sus amigos a comer y hacer regalos.

Para los gastos telefónicos asigna 9,164 millones y 898.000 bolívares para la factura eléctrica. También gasta en lavandería y tintorería 969.680 bolívares. En libros, revistas y periódicos destina 1,453 millón de bolívares. En prendas de vestir, 1,4 millón. En calzados 170.000 y en crema de afeitar y lociones, 753.050 bolívares. 

Cuando viajó a la sede de las Naciones Unidas para echar su famoso discurso acudió con una comitiva de de mas de 300 personas entre político, militares familiares y periodistas Los millones de gastos sufragados  desde hace varias semanas, se fueron por el desagüe neoyorquino en gastos suntuosos  caprichoscapitalistas. Solamente para este evento ,en el Hyatt Grand Central la petrolera Citgo estaba pagaba desde 15 días antes, 56 habitaciones..

Las Chávez en «La Casona»

María Gabriela Chavez utiliza los aviones presidenciales -sus fotos en Instagram lo confirman- y viaja constantemente con los fondos públicos, mientras el gobierno no tiene con qué pagar la deuda de 4.000 millones de dólares a las aerolíneas y los venezolanos no tienen cómo viajar por la reducción de vuelos. A ello se le suma la falta de divisas para importar medicamentos y alimentos.

Las hijas de Chávez gastan un total de 2.258 millones de bolívares al año (266,7 millones de euros, a razón de 730.854 euros diarios) por vivir en «La Casona», sin incluir billetes de avión ni viáticos de viajes.

La mayor partida presupuestada para 2014 incluye electricidad, teléfono, seguridad del personal civil y militar, guardaespaldas, chóferes. También el mantenimiento de la sala de bolos, la de baile, piscinas, los cocineros o el cuidado de los vehículos.

Mensualmente el gasto es de 177 millones de bolívares y al año son 2.124 millones. Además, la asignación para la compra de alimentos y bebidas y las agencias de festejos se llevan 129 millones de bolívares.

Embajadora en la ONU

Ya tenemos como embajadora en la ONU a María Gabriela Chávez, hija pequeña del difunto ex presidente venezolano Hugo Chávez,.


Debutó este miércoles 1 de abril de 2015 como embajadora permanente alterna de Venezuela ante las Naciones Unidas, durante un acto de solidaridad para rechazar las sanciones que Estados Unidos ha decretado contra funcionarios venezolanos por violar derechos humanos, y dio la nota con su poco saber hacer.

«Estoy aquí para aprender», declaró María Gabriela a la agencia AP, es lo único que ha dicho en público desde que fue nombrada en el cargo en agosto pasado por el presidente Nicolás Maduro. Según AP, Chávez fue recibida con aplausos en el acto denominado «Día de la Solidaridad», que fue organizado para protestar por las sanciones estadounidenses. El representante de Cuba dijo que era un honor hablar en presencia de la funcionaria venezolana..

María Gabriela no presenta biografía oficial ni se conocen sus datos de nacimiento. Se dice que es una soltera codiciada mayor de 30 años, y suele fotografiarse con diversos amigos en su cuenta de Instagram. Le gusta la «dolce vita» y pasearse por las tiendas de lujo en el exterior. Ha cursado estudios de comunicación social en la Universidad Bolivariana.

Corrupción

En la cúpula del Partido Socialista Unido de Venezuela, fundado por Chávez, el nombre de María Gabriela suena como eventual candidata del chavismo. Pero su nombre ha sonado en un escándalo de corrupcción por el sobreprecioen de la importación de 80.000 toneladas de arroz desde Argentina que ha negociado la firma Bioart SA, según publicó Clarín en julio de 2014.

Hasta ahora la hija predilecta no ha aclarado a la prensa ni lo uno ni lo otro, es decir, hasta dónde llegan sus planes políticos y financieros. Tampoco ha dado entrevistas, ni siquiera a los medios oficialistas.

6 comentarios:

  1. Francisco Javier Pimentel Varela

    En Andalucía anda otro Chaves con las mismas artes, del trinque. Su hija también sabe de subvenciones públicas.

    ResponderEliminar
  2. Francisco Piernas Díaz

    La Justicia lo pondrá en su sitio. .

    ResponderEliminar
  3. Jose Luis Chicharro Martin

    "Manda Guevos" decia un tal Jesucruisto ¿os suena? "veis la apaja en el ojo ajeno y no veis la viga en el propio" os pasamos el dia hablando de lo mal que lo hace Maduro, que esta a 12 horas de avion, y no de lo de aqui, que esta a 10 minutos en Metro,

    ResponderEliminar
  4. José Gosálbez Lloret ·

    El descrédito del organismo no se ve incrementado por la presencia de esta señora. Desde el momento en que cinco potencias con derecho veto, por sus santos poderes amparados en, entre otras cosas, su potencial armamentístico, ejercen una presión insoportable y una resistencia indecente contra toda medida que afecte a sus intereses, la pretendida validez de las decisiones queda reducida a un manojo de gestos histriónicos que resultan inaceptables. Ejemplos vergonzante tenemos, y no muy lejanos en el tiempo, para hastiar al más paciente de los observadores.

    ResponderEliminar
  5. Eduardo Perea Alonso ·

    A mi modo de ver sí, personas como esta y la Aído sin otro aval que el enchufe de sus partidos desprestigian aún más la ONU. En el pasado el veto de las potencias le dio equilibrio de cierta manera a la tensión que se vivía en la guerra fría, cuando se pensaba que ya no era necesaria surge de nuevo Rusia y otros países que desestabilizan y que si no existiera el veto se apoyarían unos a otros en contra de USA, lo vemos en la forma de elegir representantes en las comisiones.

    ResponderEliminar
  6. Julio Perez Garcia

    XAVIER, Venezuela en la ruina, pero estos caraduras, a vivir la vida.....pero muy bien.

    ResponderEliminar