lunes, 19 de septiembre de 2016

Podemos, a favor por la explotación infantil


Un niño trabaja como limpiabotas en las calles de una ciudad de Bolivia.

Por su interés reproduzco la información que publica hoy OK Diario con el título de: "Podemos presionó a la UE para apoyar la Ley de Evo Morales que permite trabajar a niños de 10 años"

Los eurodiputados de Podemos actuaron en Bruselas como lobby para defender ante la Unión Europea y otros organismos internacionales la Ley de Evo Morales quelegaliza la explotación laboral de los niños de 10 años en Bolivia.

El Gobierno de Evo Morales aprobó en julio de 2014 el llamado eufemísticamente “Código Niño Niña Adolescente”, que en la práctica rebaja desde los 14 a los 10 años la edad mínima para trabajar. De este modo, Bolivia es el único país del planeta cuya legislación permite trabajar a los menores de 14 años. Algo que prohíbe taxativamente la Declaración de Derechos de los Niños de la ONU.

Morales explicó que con esta norma pretendía legalizar una situación de hecho y proteger los derechos de los menores que trabajan en su país: más de 115.000 según cifras de la Unesco. Buena parte de ellos lo hacenen las minas de plata de la región de Potosí, donde desarrollan jornadas de hasta 12 horas diarias expuestos a emanaciones de gas, accidentes y derrumbes.

Otros miles de menores trabajar en las calles como vendedores ambulantes y limpiabotas, o en las plantaciones de caña de azúcar. Como es sabido, Evo Morales es un antiguo dirigente de los sindicatos cocaleros que llegó al poder defendiendo la legalización de los cultivos de coca, que dan empleo a un importante sector de la población.

El Código Niño Niña Adolescente

La aprobación del “Código Niño Niña Adolescente” creó un problema al Gobierno de Bolivia, ya que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no permite el trabajo de menores de 14 años. A través de su embajador en Bruselas, Evo Morales pidió ayuda a los dirigentes de Podemos para resolver este conflicto.


En un correo electrónico remitido el 6 de abril de 2015, la eurodiputada de Podemos Lola Sánchez explicó a Pablo Iglesias las gestiones que estaba desarrollando desde Bruselas para defender ante los organismos internacionales la norma que legaliza el trabajo de los niños de 10 años en Bolivia.

Según especificaba en su correo electrónico, al que ha tenido acceso OKDIARIO, el objetivo de estas gestiones “no es otro que presionar a la OIT para que no tumbe la Ley que regula el trabajo, derechos y condiciones laborales de los niños y adolescentes en Bolivia”.

Correo electrónico enviado por la eurodiputada de Podemos Lola Sánchez a Pablo Iglesias en abril de 2015.

La eurodiputada de Podemos explicó que estaba realizando estas gestiones en estrecho “contacto” con la Embajada de Bolivia en Bruselas y con la Red Europea informal de apoyo a los movimientos de niños, niñas y adolescentes trabajadores (NNATs).

Para vender las virtudes de la ley de Evo Morales, ambos organismos se proponían organizar en el Parlamento europeo un debate protagonizado por los representantes de estos menores trabajadores.

Según explicó la eurodiputada a Pablo Iglesias, este debate debía servir “como plataforma pedagógica que muestre que la ilegalización sólo sirve para invisibilizar el problema y no erradicarlo”.

“Para asegurar que los niños y adolescentes que participan tengan el verdadero protagonismo y para protegerlos (no hay que olvidar que son niños)”, añade el correo electrónico firmado por Lola Sánchez, “es importante contar con un moderador-presentador que lleve el debate a donde realmente queremos llevarlo. Por ello, obviamente, hemos pensado que Pablo es la persona más adecuada”.

Que Pablo Iglesias modere el debate

Es decir, tanto la Embajada de Bolivia como la portavoz de Podemos en el Parlamento europeo tenían especial interés en que el moderador fuera Pablo Iglesias para “llevar el debate donde realmente queremos llevarlo”: el acto debía servir para convencer a los eurodiputados del resto de grupos de las bondades de la norma que legaliza la explotación laboral de los niños de 10 años en Bolivia. Nadie mejor que Pablo Iglesias para conseguirlo, en opinión de su compañera de partido.

El correo electrónico estaba remitido con copia al responsable de relaciones internacionales de Podemos, Pablo Bustinduy, al que Lola Sánchez consultó si sería posible utilizar el presupuesto de su grupo en el Parlamento europeo para pagar la traducción simultánea del debate.

Lola Sánchez incluyó una nota a pie de página en la que aclara que el Código Niño Niña Adolescente de Bolivia “elimina por primera vez la prohibición general del trabajo de los niños menores de 14 años de edad, regularizando así muchos casos que hasta la fecha se encontraban sin protección social alguna en la economía sumergida”.

Con esta norma, “los niños de 10 a 14 años de edad pueden trabajar en casos excepcionales y bajo condiciones especiales, además se les garantiza los derechos laborales y protección contra la violencia y la explotación”. Estas “condiciones especiales” son muy sencillas: los niños pueden trabajar a partir de los 12 años si lo hacen por cuenta ajena, y desde los 10 si lo hacen por cuenta propia.

La otra tapadera de Podemos: Celag

Los dirigentes de Podemos Íñigo Errejón, Sergio Pascal, Alfredo Serrano y Auxiliadora Honorato han trabajado estrechamente con el Gobierno de Evo Morales a través del Centro de Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), que tiene su sede en Quito (Ecuador). También ha trabajado para este organismo el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero como miembro de su consejo consultivo.

De hecho, Íñigo Errejón dedicó su tesis doctoral al proceso boliviariano de Bolivia, uno de los socios privilegiados de Hugo Chávez, primero, y ahora de Nicolás Maduro. Según explica Errejón en el apartado de agradecimientos, la Fundación CEPS le envió en 2006 a Bolivia para “trabajar con la Asamblea Constituyente” que elaboró la nueva Constitución del “Estado Plurinacional de Bolivia”. El mismo término que Pablo Iglesias utiliza ahora para definir a España.

Sólo cinco meses después de fundar Podemos, el 10 de agosto de 2014, Iñigo Errejón se entrevistó en La Paz por el vicepresidente del Gobierno de Bolivia, Álvaro García Linera. Se trata del mismo Álvaro García Linera que, tres semanas antes, el 17 de julio, acababa de rubricar la norma que legaliza la explotación laboral de los niños de 10 años en Bolivia.


3 comentarios:

  1. Eduardo José Fernández

    A esta gentuza fascista le importan un bledo ninguna otra cosa que no sea sus privilegios, hablar de derechos no es más que el modo de conseguirlos.

    ResponderEliminar
  2. Fernando Puente Gómez

    Un desecho de virtudes

    ResponderEliminar
  3. Presentacion Presenara Araguás

    Bueno, tiene una lógica, como los niños, están en las calles, no van al colegio, y no tienen para comer gracias a sus mandatarios, pues... lo legalizan, y ya están dentro de la ley, y todos contentos. Sinvergüenzas, criminales sin escrúpulos, que se aprovechan de esos inocentes robándoles la niñez y juventud.

    ResponderEliminar