lunes, 5 de septiembre de 2016

El nombramiento de José Manuel Soria, en el centro de la discusión

Resultado de imagen de jose manuel soria banco mundial

El nombramiento del exministro José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial (BM) ha sido el colofón de la prescindible sesión de investidura de Mariano Rajoy. Aunque estaba decidido días antes el Gobierno no se le ocurrido otra idea que comunicarlo minutos después de tener la seguridad de seguir en funciones y hacer lo que le dé la gana, hasta que Sánchez quiera.

El flamante puesto al que ha promovido con éxito el Gobierno en funciones a Soria, es la penúltima encarnación de la mentira en política. Cabe recordar que no fueron sus vinculaciones financieras con Panamá que no son ningún delito de corrupción, las que precipitaron el cese del ministro, sino su descaro en el disimulo y los pleitos abiertos en el seno del Consejo de Ministros por los pleitos de las renovables y las concesiones televisivas. Total que con este nombramiento, Soria pasará a regir al organismo que decidirá los pleitos contra España ante el aluvión de demandas por el recorte a las renovables. 

El origen de las reclamaciones vienen motivadas por el cambio en las condiciones de las ayudas a las energías renovables en España. Zapatero, durante sus dos legislaturas sobresubvencionó con miles de millones de euros la producción de energía eléctrica de origen renovable (fotovoltaica, eólica y termosolar fundamentalmente). Esto dio origen al llamado "déficit tarifario" al que hubo que poner coto subiendo el recibo de la luz a los consumidores españoles y recortando las ayudas a las renovables, lo que cambiaba radicalmente el modelo de negocio de todos aquellos inversores que al calor de la subvención llenaron España de huertos solares, molinillos y centrales térmicas alimentadas con la luz del sol. En última instancia, este es el motivo último de esos pleitos y reclamaciones.

El Gobierno en funciones se ha apresurado a informar que ha sido una comisión asesora del Ministerio de Economía quien valoró la candidatura del ex ministro de Industria, Energía y Turismo José Manuel Soria como la mejor para ocupar el puesto de director ejecutivo de España en el Banco Mundial,verdad que nadie ha refutado hasta el momento. De Guindos ha declarado que cuando regrese de China va a dar las explicacxiones pertinentes.


El pasado 29 de junio el Ministerio de Economía realizó una convocatoria para cubrir tres puestos en instituciones financieras internacionales. El ex ministro José Manuel Soria, alejado de la política desde que dimitió el 15 de abril de 2016 por el escándalo de los Papeles de Panamá, presentó su candidatura por su condición de funcionario –es Técnico Comercial y Economista del Estado desde 1984– y por el desempeño de diferentes puestos de relevancia en la administración pública española, como Jefe del servicio de Comercio Exterior, por ejemplo.

La reacción en el PP a sido bastante dispar, aunque no hay voces discordantes, ya que Soria en su etapa de Ministro de Industria con las adjudicaciones de los canales de TV se granjeó la antipatía Soraya Saez   de Santamaría con su oposición a salvar a la Sexta que estaba en situación de quiebra y sobre con su reducción de los excesivos beneficios otorgados por Zapatero a las renovables, con posteriores enfrentamientos con su compañero Montoro, con intereses en Abengoa.

Esto le ha ido muy bien Pedro Sánchez y al PSOE para distraer al personal sobre su comportamiento en la investidura de Rajoy de manera totalmente hipócrita está acusando al PP de nombramiento de alguien que por dos veces ningún juez ha conseguido imputar sobre corrupción al ex ministro y ahora acusa de un gran escándalo por el abuso de las puertas giratorias de la política, olvidando todos los cambalaches realizados para intentar colocar su cupo de ministras mas incompetentes en altas instituciones mundiales, previo pago desde nuestro erario público.

La presunta existencia de una puerta giratoria de Soria, desmiente, clamorosamente el arrepentimiento y propósito de enmienda de Rajoy en materia de transparencia, buenas prácticas, moral y corrupción política. En el nombramiento se aprecia cómo Rajoy sigue utilizando el acuerdo con Ciudadanos como papel de excusado y muestra a las claras el valor de su palabra y la necesidad de una regeneración que impida, entre otros muchos escarnios, el del retiro de lujo del exministro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario