domingo, 29 de marzo de 2015

Pujol Corporation 34 - El Barça y el clan Pujol



El Ministerio del Interior tiene en su poder desde junio de 2013 un informe de inteligencia de la Policía Nacional que atribuye a la familia del expresidente de la Generalitat de Catalunya Jordi Pujol el control del 25% de uno de losholding empresariales más grandes de España, el grupo Essentium, propiedad de la actual tesorera del F.C. Barcelona, Susana Monje. este conglomerado con una cartera de negocio valorada en 1.200 millones de euros habría pagado comisiones a altos cargos de los Gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro a cambio de contratos millonarios en Venezuela, al igual que otras compañías españolas. El dinero de los sobornos acaba de aflorar en la investigación del Sepblac sobre Banco Madrid.

El informe de la Policía, al que ha tenido acceso este diario, se centra en las relación que la familia Monje, de origen asturiano pero asentada en Cataluña desde hace seis décadas, mantiene con el clan del presidente de la Generalitat. El documento, fechado en junio de 2013 y clasificado con unafiabilidad “muy alta”, recuerda que Essentium “comenzó sus operaciones en 1975 con prefabricados de hormigón, en 1985 extiende su actividad a la explotación de canteras de caliza y es en 2003 cuando da el salto definitivo, al integrar los diversos negocios creando el Grupo G.L.A Cemtor SA”.

La concentración empresarial que acabó dando lugar a Essentium sólo fue posible 'gracias a apoyos políticos y empresariales del clan Pujol'

Hasta ahí, la trayectoria del holding de los Monje es similar a la de otras compañías de éxito. Pero el informe revela que la concentración empresarial que acabó dando lugar a Essentium sólo fue posible “gracias a apoyos políticos y empresariales del clan Pujol”. Y no sólo eso. Según el documento, esas gestiones permitieron a la familia del fundador de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) “ser receptores del 25% del grupo [GLA Cemtor], aunque ello se materializó opacamente”. Es decir, que los Pujol habrían llegado a controlar una cuarta parte del imperio de la familia Monje.

Una práctica habitual

El informe matiza que, en realidad, esa operativa sería exactamente la misma que los Pujol habrían utilizado “en otros grupos empresariales que operaban en Cataluña, como los Massop [sic], los Casinos…”. Los investigadores se refieren en realidad a la familia Massot, otra de las más ricas de Cataluña, propietaria de la inmobiliaria Vertix y estrechamente vinculada a CiU. Sin embargo, hasta ahora se desconocía que la relación de los Massot con el expresidente de la Generalitat fuera también empresarial.

La relación de los Pujol con el caso Casinos sí era más conocida, otro informe de la Policía ya habría demostrado que el exdirector de Juego de la Generalitat, Carles Vilarrubí, intervino personalmente para que Artur Suqué, propietario de todos los casinos de Cataluña, cediera el 15% de las acciones de la sociedad que gestionaba los establecimientos al entonces presidente Pujol. La trama fue investigada en los años 90 dentro del caso Casinos sobre el presunto desvío de fondos del grupo de Suqué a la tesorería de CiU, pero Pujol logró que el procedimiento fuera archivado en dos ocasiones.

'En una notaría de Londres'

Los Pujol habrían repetido ese movimiento en el conglomerado de los Monje a cambio de facilitar el crecimiento de la compañía. “En 2007”, prosigue el informe de inteligencia, “los Monje venden el Grupo GLA a la francesa Lafargey con parte del dinero que reciben constituyen el Grupo Essentium, diversificando actividades y entrando en la rama inmobiliaria y las energías renovables y en mercados emergentes como Brasil y Asia”, relata, antes de subrayar que todos esos movimientos se realizaron “siempre contando con el apoyo político catalán”.

El clan del fundador de CDC también ganó dinero con la venta a Lafarge. Los investigadores aseguran que la “operación supuso para los Pujol unos pagos offshore por valor de más de 30 millones de euros, aparte del reconocimiento del 18% del nuevo holding [Essentium], reduciendo así un 7% la posición que antes tenían” en el grupo. “Todos estos acuerdos”, detalle el informe, “se detallan y constan en una escritura notarial realizada en Londres”.

El documento asegura que la presidenta del Grupo, Susana Monje, hija del fundador, Valentin Monje mantiene “una muy estrecha relación con Oriol Pujol, de quien recibe instrucciones”. De hecho, el único de los siete hijos de Pujol que decidió dedicarse a la política ordenó en 2012 a Susana Monje que pagara las 98.000 cartulinas que se utilizaron en Camp Nou para hacer un mosaico con la senyera justo antes de un F.C. Barcelona – Real Madrid.

E.C.

3 comentarios:

  1. Santiago Nuevo Fernandez

    apesta,como todo lo que toca la mafia de los Pujol

    ResponderEliminar
  2. Alex Diges

    Pujol, su mariachi y Banca Catalana. La vaciaron.

    ResponderEliminar