viernes, 20 de marzo de 2015

Un lavadero de billetes en la Castellana


Resulta que el Banco de Madrid ha sido desde la adquisición por el BPA una franquicia para el lavado de dinero negro en pleno Paseo de la Castellana a disposición de defraudadores, corruptos y delincuentes de alta gama. Ya no hacia falta pasar la frontera con bolsas de billetes. Hizo falta que el Tesoro norteamericano interviniera.para que nuestras instituciones se pusieran en marcha. 

La decisión del FROB sobre la situación del Banco de Madrid era casi la única esperable. La comisión rectora del FROB, en su reunión de hoy, ha acordado comunicar al juez de lo mercantil número 1 de Madrid, la "no apertura de un proceso de resolución a la entidad Banco de Madrid", en respuesta al auto de este juez que le pidió aclarar si quería rescatar o liquidar la entidad.

El auto suspendía el procedimiento de concurso ordinario de la entidad de Banco Madrid y daba un plazo de 14 días para que el FROB comunicara su decisión sobre el futuro de la entidad. Así que Banco Madrid será liquidado y sus clientes recibirán un máximo de 100.000 euros. A cierre de noviembre de 2014, unos 15.000 clientes tenían más de 695,6 millones depositados en Banco Madrid, pero está por ver qué cantidad atesora a día de hoy tras la espantada de sus clientes.

Precisamente, los depósitos del banco están blqueados desde el pasado dia 16 de este mes, cuando los nuevos administradores nombrados por el Banco de España solicitaron concurso de acreedores tras la fuga de depósitos de los días anteriores.

Entre los clientes señalados de Banco Madrid figura la familia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol que había ocultado parte de su fortuna en la Banca Privada Andorrana (BPA) y que el año pasado regularizó 3,1 millones de euros a través de Banco Madrid. En la actualidad, la familia Pujol tiene atrapados en Banco Madrid 1,3 millones de euros que había depositado para hacer frente a las multas que Hacienda les pudiera imponer. Curiosamente otros inversores cono la mafia rusa, venezolana  y los chinos que habian lavado mas de 70 millones, se habrían enterado con anticipación de la intervención y habrian tenido tiempo de retirar gran cantidad de sus fondos.

La central de lavado

Mientras tanto, las autoridades andorranas están luchando en otra posición. Permiten la retirada limitada de dinero, aunque es posible que la fuga de depósitos de BPA y la enorme dificultad para operar con otras entidades en euros, obligue al Principado a tomar decisiones más drásticas. Banca Privada de Andorra (BPA) seguirá desangrando en los próximos días la credibilidad bancaria del Principado. Han limitado la retirada de fondos a 2.500 euros por semana. El Ejecutivo del país pirenaico sigue sin tomar una decisión definitiva sobre el futuro de una entidad 

El problema de BPA es que es difícil que pueda ser adquirido por alguno de sus competidores, ya que la marca no vale nada tras su intervención y detención del consejero delegado, Joan Pau Miquel Prats. Un ejecutivo del sector apuntaba ayer gráficamente que “para España esto una muy pequeña crisis, pero para Andorra se ha caído el 20% del sistema, es decir, es su caso Bankia”. De todas formas, el sistema financiero ha demostrado más de una vez que tiene una enorme capacidad de contagio.

Según las estimaciones del Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF), el regulador financiero del Principado, la semana pasada salieron 200 millones de euros de los cinco bancos andorranos, cifra que seguramente será mayor al cierre de la semana actual. Fuentes del sector especifican que tres cuartas partes de esta cantidad, 150 millones a esa fecha, han cruzado la frontera con dirección a España, y los otros 50 se han traspasado desde unas entidades andorranas -principalmente BPA antes del corralito- a otras. Estas salidas también se están dando desde sus filiales españolas a bancos privados nacionales.

"El dinero es miedoso por naturaleza, y ahora mismo tiene pánico a estar en un banco andorrano. Los clientes no temen por la solvencia, pero han visto que se pueden quedar sin su dinero sin comerlo ni beberlo si se descubre que su banco está implicado con un caso de blanqueo de dinero. Y no quiere correr riesgos, así que se lleva sus fondos a entidades españolas donde no percibe ese peligro", explica un directivo de una entidad. Los cinco bancos del país pirenaico son BPA, Anbank, Crèdit Andorrà, MoraBanc y Banc Sabadell d'Andorra.

Este movimiento masivo de fondos desde Andorra levanta todo tipo de sospechas en las autoridades españolas y prácticamente está suspendido como es lógico: "Si estaba en Andorra, es por algo", añade otro experto consultado. Así que el Sepblac (Servicio de prevención del blanqueo de capitales) está mirando con lupa todas estas transferencias, según coinciden todas las fuentes consultadas, y exige a los bancos españoles que le comuniquen con carácter previo las entradas de dinero procedente del Principado.

El Ejecutivo andorrano sólo tiene en estos momentos dos opciones sobre la mesa. La primera, una reestructuración de BPA para tratar de que "siga funcionando" bajo otro nombre y salvar por completo los fondos de los clientes y los empleos de los trabajadores. La segunda, con mayores probabilidades de salir adelante, apunta a la liquidación de BPA o bien a su venta a una empresa extranjera. 

3 comentarios:

  1. Nedy Rodriguez

    " El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria a la miseria"

    ResponderEliminar
  2. Pili Blasco

    Y yo siempre me preguntaba qué banco era ese, con un edificio tan curioso

    ResponderEliminar
  3. Julio Perez Garcia

    XAVIER, y los lavaban sin agua ni jabón.

    ResponderEliminar