lunes, 2 de marzo de 2015

Podemos - La franquicia venezolana que quiere cambiar España


El 1 de marzo de 2015, El Nacional el único diario crítico con el régimen chavista que sobrevive abría su edición con una información sobre los pagos que la cúpula dirigente de Podemos habría recibido del Gobierno de Venezuela desde 2004. Cuando estaban en Venezuela iban a todo lujo a hoteles de cinco estrellas, con buena comida y con buen acompañamiento.

El diario venezolano vincula a los principales dirigentes de la formación populista y a la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) -el embrión ideológico de Podemos- con el cobro de hasta 3,5 millones de euros en el periodo comprendido entre 2004 y 2012 por concepto de pagos de asesorías y un premio concedido por el Ministerio de Cultura.

Copei, uno de los partidos que conforman la oposición venezolana al regimen chavista, cifra en 10 millones de euros el coste que para el Ejecutivo de Maduro ha tenido la presencia desde 2002 de diferentes políticos españoles vinculados a la extrema izquierda y Podemos desde 2010. Copei llega a esa cifra sumando sueldos, hospedaje y cobros de servicios. Y esto no ha hecho más que empezar.

La delegación española de Estudiantes Venezolanos en el Exterior ha organizado el 27 de febrero de 2014 una rueda de prensa en Madrid junto con los partidos opositores Voluntad Popular, liderado por el encarcelado Leopoldo López, y Primero Justicia, del ex candidato presidencia Henrique Capriles.

En el acto se ha denunciado la situación de miles de universitarios venezolanos en todo el mundo, al que el Gobierno de Nicolás Maduro les impide acceder al dinero de sus familias, mientras dinero del Gobierno venezolano oculto en Suiza y otros paraísos fiscales no deja de fluir para Podemos. El diputado Julio Montoya está recabando toda la información conveniente a los casi 14 millones de euros que recibió el partido Podemos en su estancia en Venezuela. En los próximos días, dará todos los detalles de ese financiamiento.

Venezuela es el tercer país con mayores capitales en Suiza y Maduro y sus dirigentes sus principales clientes. No se justifica que ciudadanos fuera de su país no tengan la posibilidad de acceder a sus divisas cuando se sabe muy bien que sí existen las divisas. En Venezuela no es posible adquirir divisas o enviar dinero al exterior sin permiso del Gobierno. De esta manera, miles de estudiantes no pueden recibir dinero de sus familias, puesto que se les deniega el acceso a la moneda extranjera. No existen datos oficiales, pero se calcula que el problema puede afectar a unos 14.000 jóvenes en todo el mundo.

No pasan días cuando nuevas informaciones nos sorprenden sobre las actividades de la Cúpula de Podemos por tierras venezolanas y las grandes sumas de dinero entregadas a su tesorero o propietario. Las finanzas de Podemos no solo son objeto de debate en España, también en el país que les sirve de referente, Venezuela. Estaríamos ante un claro caso de financiación ilegal de un partido político a lo que es urgente intervenga el Tribunal de Cuentas, o un delito de alta traición por parte de sus dirigentes.

El apoyo de amplias capas de la sociedad española a un movimiento de extrema izquierda como Podemos puede resultar sorprendente, pero la irrupción del partido de Iglesias en la actualidad política no es un fenómeno aislado motivado solo por una situación excepcional de corrupción política y profunda crisis económica. Pero ellos no van a necesitar corromperse, ya vienen corrompidos desde Venezuela. Habría que ver el camino del dinero destinado a pagar los actos multitudinarios de propaganda que se están produciendo en todo el país. La renuncia a dimitir de Juan Carlos Monedero y la falta de diligencia del partido en destituirlo a pesar de los graves hechos ya descubiertos,  explicaria el hecho que él es quien recibe los fondos de Venezuela y lleva las finanzas del partido. En una palabra, Monedero sería el Bárcenas de Podemos.

Más que asesorar los dirigentes de Podemos estuvieron años aprendiendo como montar su franquicia y aquí lo están aplicando y lo quieren aplicar. Tienen que aplicar sus políticas en función de los alineamientos que les marcan desde Venezuela. Es lo que está haciendo Podemos en nuestro país y también Izquierda Unida que se ha convertido de facto en una filial de Podemos.

17 comentarios:

  1. Santiago Sanz

    Ricuchos comunistas, dame lo vuestro que de lo mio ya en encargo yo si eso

    ResponderEliminar
  2. Pasherga Hernandez Garcia

    Lo siento, pero me parecen tres delincuentes...

    ResponderEliminar
  3. Mayte Teresa Blasco Garcia
    Errejon parece q siempre esta enfadado porque no le pagan unas vacaciones en Venezuela?

    ResponderEliminar
  4. Pedro Losa

    Que aaaaaaaasco de foto, jodeeeer!!!!

    ResponderEliminar
  5. Alicia Gonzalez Loché

    La franquicia venezolana que se quedara con las ganas de cambiar España.

    ResponderEliminar
  6. Luis Mollons Garcia

    LA QUE HABEIS LIAO A LOS PANCHITOS , JOERRRRRRR

    ResponderEliminar
  7. Luis Mollons Garcia

    LA QUE HABEIS LIAO A LOS PANCHITOS , JOERRRRRRR

    ResponderEliminar
  8. Felipe Fernandez

    pandilla de carroña

    ResponderEliminar
  9. Basilio Muñoz Gil

    Que pinta¡¡¡¡¡ tienen la misma cara que los roba gallinas, me recuerdan a los quinqué que iban por los pueblos de feria en feria trapicheando tratando de vender la la burra al mas tonto...

    ResponderEliminar
  10. Jose Nuño

    no son mejores la franquicias alemana y estado unidense dl pp ..no se ya quien es peor

    ResponderEliminar
  11. Miguel Delgado Cueto

    Feo el malo y más feo canutas lo pasaremos

    ResponderEliminar
  12. Kata Cris

    Que bien definido LA FRANQUICIA VENEZOLANA

    ResponderEliminar
  13. Jose Ant Santiago

    Observa lo que pasa en Venezuela, asesinatos, cientos de estudiantes encarcelados en sótanos, escasez de comida y productos de primera necesidad, cárcel a todo aquél que discrepe, secuestros, persecuciones, pobreza etc..etc...etc...ahora decide amigo Jose.

    ResponderEliminar
  14. María Del Carmen Sanchez

    No hay mas ciego, que el que no quiere ver, estas personas, que tanto odian deberian de viajar y comprobar insitu, para poder comparar, es terrible como se vive en otros paises, por ejemplo Venezuela de donde estos mamarrachos quieren tomar ejemplo, a veces pienso que tendrian que ganar las elecciones, de verdad, y cuando comprueben ellos mismos lo que han echo, ya es demasiado tarde, no obtante y como la mayoria son cabezas cuadras, seguirian echando la culpa a cualquiera menos a ellos, en fin......espero de corazon que reflexioneis antes de dar el voto a cualquier canta mañanas, lo sentiria mucho por mis hijos y nietos.

    ResponderEliminar
  15. Jose Nuño

    viaja a palestina...viaja a Egipto...como lo dejaron..no querían un gobierno islamista ...viaja a siria lo que están haciendo allí encubierto ..si si..la franquicia de la democracia de eeuu y de eu ..viaja a libia...un país cuando vivía Gadafi prospero y la gente vivía genial..pero claro..quería unir los países islámicos ...no podían permitirlo las franquicias de la democracia...solución..demonizarlo y asesinarlo....viaja viaja a esos países...a ver que ves...con Israel..con eeuu ..Venezuela?? el maduro es un payaso ...pero solo jode a su país...en cambio las democracias que nosotros ..los gobiernos que votamos ahora llevan de insignia...invaden...matan a niños ..mujeres...los esclavizan ...y encima les roba sus recursos...me hace gracia la película esta ultima de "francotirador" que lo pone de leyenda...de héroe...un tio que mataba sin escrupulos a niños mujeres ...mientras un ejercito entero de marines de la "democracia" invadia hogares detenia a todo vicho viviente...y claro..en las pelis los malos eran quienes querían echar al invasor de sus países..maduro.......ese es un tuete al lado de Obama , Netanyahu o la merkel...

    ResponderEliminar
  16. Aurelio Miranda Martin

    ¿de que psiquiátrico fueron expulsados estos tres locos incurables ?

    ResponderEliminar
  17. Santiago Nuevo Fernandez

    Quieren una fotocopia chavista !

    ResponderEliminar