martes, 17 de marzo de 2015

Adiós a la inmersión en la universidad catalana o "la pela es la pela"


La fuga de universitarios extranjeros hacia otras universidades no catalanas por culpa de la inmersión lingüística ha obligado al  director general de Universidades, Lluís Jofre, al anuncio que a partir del próximo curso Cataluña abrirá un «acceso internacional» a estos estudios con el fin de promover que estudiantes procedentes de países que no forman parte de la UE se formen en las universidades públicas catalanas. Las universidades públicas catalanas impartirán más clases en castellano e inglés en sus grados y másteres para captar alumnos extra comunitarios e incrementar así sus ingresos.

El peaje para este nuevo alumnado será costearse el 100% del precio del grado y del máster. En este sentido, a un joven de fuera de la UE que vaya a estudiar a Cataluña le supondrá entre 6.000 y 8.000 euros anuales formarse en el sistema público, mientras que a uno autóctono o europeo le cuesta unos 2.000 anuales de media. Esa vía directa para entrar en el sistema universitario catalán liberará a los estudiantes extracomunitarios de la Selectividad y podrán saltar directamente del Bachillerato al grado sin filtro previo.

En estos últimos cursos, la presencia del castellano ha aumentado progresivamente en las universidades públicas, sobre todo en los másteres, y en algunos casos este aumento se ha producido en paralelo a una caída de las clases en catalán. Universidades como la Pompeu Fabra (UPF) o la de Barcelona (UB) no han tenido reparos en incrementar la presencia del español en sus aulas para allanar la entrada al alumnado latinoamericano, un mercado en auge que desde hace años se disputan los centros.

La Pompeu Fabra sigue siendo el centro con más grados y másteres en castellano. En 2012 (últimos datos facilitados), en los grados las clases se impartieron aproximadamente al 50% en las dos lenguas oficiales (catalán y castellano), manteniendo sin problema una proporcionalidad lingüística que algunas familias reclaman en la enseñanza obligatoria. Por lo que respecta a los másteres, actualmente cerca de un tercio se imparten en catalán, otro tercio en castellano y otro tercio en inglés, según indicaron a este diario fuentes de la UPF.

Un 12,21% de los universitarios en Cataluña son de otras comunidades y un 6,46% de otros países. Para ellos, las universidades tienen cursos gratuitos de introducción a las dos lenguas oficiales, castellano y catalán. Esta actitud es totalmente contradictoria a la que se está manteniendo a ultranza en la enseñanza pública obligatoria en catalán a pesar de  las continuas sentencias judiciales en los ciclos de primaria y secundaria. Es que en Cataluña pervive el axioma “La pela es la pela” y en casos como estos el patriotismo literairio queda en segundo plano.

1 comentario: