martes, 24 de febrero de 2015

La tragedia de Txipras

Syriza había prometido la lista de reformas al Eurogrupo para el lunes y se ha retrasado un dia por divergencias entre los socios de la coalición de gobierno. Al partido de extrema izquierda de Alexis Tsipras la bravuconada le ha durado poco. Las terribles consecuencias que supondrían para Grecia su salida del euro han disuadido al gobierno heleno para aceptar las condiciones que imponía el Eurogrupo a cambio de una prolongación del rescate y que pasaban por continuar con el plan de reformas, que había acordado básicamente su antecesor.

El documento que consta de seis páginas, incluye un amplio abanico de medidas, sobre todo centradas en incrementar la recaudación fiscal mediante la lucha contra el fraude tributario y la corrupción. Pero lo más relevante es que Syriza renuncia también a algunas de sus grandes líneas rojas, como el aumento inmediato y unilateral del salario mínimo, la incorporación de los empleados públicos despedidos durante la crisis o la suspensión del plan de privatización de activos.

Los ministros de Finanzas y de Economía de la zona del euro han dado este martes su visto bueno a la lista, lo que permite prorrogar el actual programa de rescate otros cuatro meses. Las consecuencias más inmediatas ha sido la fuerte subida de la bolsa griega cerca de un 10% con una baja de su prima de riesgo de más de cien puntos, que augura una próxima ralentización de la huida de capitales.

El Ejecutivo comunitario ya había hecho público antes de que iniciara el Eurogrupo que consideraba la propuesta griega un "punto de partida válido" para concluir un acuerdo. Atenas y las instituciones tienen ahora hasta "finales de abril" para concretar y "profundizar" las medidas.

Esa revisión, que está pendiente desde hace meses, permitirá desbloquear el desembolso del último tramo de 1.800 millones de euros pendientes del rescate y hará posible la transferencia de 1.900 millones de euros que Grecia reclama al Banco Central Europeo (BCE) procedentes del rendimiento de los bonos griegos.

El gobierno de Alexis Tsipras que de entrada carecía de margen para poner en marcha sus disparatadas propuestas, tendrá cuatro meses para afianzarse en el gobierno e iniciar su marcha atrás ante sus ciudadanos que cuando descubran que se ha perdido un tiempo valioso en el cambio de gobierno que en realidad no va a tener más remedio que llevar a cabo las medidas que han estado rechazando. Al ser una coalicion de izquierdas ya han empezado las discrepancias por parte de los comunistas radicales. Habrá que ver cuando los griegos se enteren lo que se ha aprobado, no se reproducen los disturbios ya que los votantes de Syriza pueden sentirse traicionados, que podrían abortar la solución.   

La gran prueba de fuego llegará en abril, cuando se concretarán todas esas medidas y se cuantificarán adecuadamente para valorar su impacto en las finanzas públicas y la competitividad de la economía griega. Sin margen para ambigüedades y equívocos, el Gobierno griego deberá alcanzar entonces un acuerdo que sea digerible para la troika y el Eurogrupo y, a la vez, para su partido. Pero no solo con promesas, sino con hechos. Todo un reto.

4 comentarios:

  1. Juan Carlos Blanco Varela

    En Espana existen muchos Txipras, anuncian politicas infundadas, prometen al pueblo el Oro y el Moro, sin dar cuentas de donde sale el dinero!, Para conseguir las promesas irreales hay que conseguir financiacion en forma de creditos, pero para eso hay que tomar las medidas que te impone el que te financia!!!!. Si le hacemos caso a esos fantoches politicos, no solo vamos a perder lo poco que tenemos sino que nos jugamos todos con nuestro voto el futuro de nuestra nacion.El ejemplo de Grecia nos tiene que dar mucho que pensar, no solo tienen la culpa los gobiernos del desastre financiero, sino tambien los votantes por votar esos Gobiernos. Yo espero que el votante mire mas la vida real que las promesas fantasticas a la hora de votar."vale mas un pajarito en las manos, que cientos de ellos en el tejado"!!!

    ResponderEliminar
  2. Jose Ant Santiago

    Tremenda y lógica bajada de pantalones del Podemos Griego.....y lo que les queda ........algunos deberían ir aprendiendo.....

    ResponderEliminar
  3. Julio Perez Garcia

    Esto les pasa a los políticos chulos , como le pasaría al "tío de la coleta" y su pandilla.......y los jodidos ¿quien? los ESPAÑOLES, ellos seguirían viviendo de la bicoca de sus amigos los dictadores.

    ResponderEliminar
  4. Juan Ignacio De Prada

    Un radical de izquierdas en problemas graves

    ResponderEliminar