miércoles, 3 de octubre de 2012

Reunión de pastores...




El supuesto acuerdo alcanzado en la V Conferencia de Presidentes autonómicos ha dejado una imagen de cierta tranquilidad en la cara de los concurrentes como posiblemente calmarán transitoriamente a los inversores y darán una cierta tranquilidad a nuestros alarmados socios comunitarios, mostrando una foto que pretende dar una imagen de unidad y control en las autonomías.

El "acuerdo sin precedentes" no es ni más ni menos que el silencio de un Artur Mas desbordado por su audacia con un documento suscrito por todos los presidentes autonómicos en el que reconocen o afirman cosas tales como "su preocupación por la gravedad de la situación económica que atraviesa España"; o que "las comunidades autónomas no son el problema sino parte de la solución, que debe buscarse desde un clima de colaboración y lealtad institucionales".

Que nadie busque en esta ficción de acuerdo compromiso alguno por parte del Gobierno central o de las autonomías de reducción de funcionarios, supresión de empresas, organismos o fundaciones dependientes de las autonomías, clausura de televisiones autonómicas, erradicación de duplicidades entre administraciones o de algo que pueda ser considerado un intento de reconversión y adelgazamiento de nuestro sobredimensionado sector público, muy especialmente en lo que se refiere a nuestro despilfarrador entramado autonómico.

Nada más revelador de este suicida inmovilismo que las coincidentes declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía tras la reunión de marras: que ha afirmado que "España no tiene un problema de gasto público, sino de falta de ingresos", y lo mas grave la del presidente Mariano Rajoy que ha afirmado que España "no tiene un problema estructural" en sus cuentas públicas sino tan sólo uno "coyuntural".

La irresponsable ceguera voluntaria del presidente de Gobierno que se empeña en no ver la dramática importancia de la crisis nacional que nos aqueja, y sus implicaciones también en el ámbito económico, que no nos extrañe que este "acuerdo sin precedentes" no sirva para rebajar la prima de riesgo, ni siquiera a los niveles en los que estaba con Zapatero. El rescate de España por parte de Bruselas es inevitable.

Pretenden convencernos que están unidos para la salvación de España, pero lo cierto es que unidos solo quieren mantener el sistema y alargar la vida al estado ineficiente que los mantiene en el poder. Allí nadie se atrevió a mentar la bicha, pero la realidad va a imponerse y que no es más que con el dinero con que se va a contar a partir de ahora no podrán seguir con el sistema derrochador seguido hasta ahora. De esta reunión cada uno ha salido para su territorio con “su solución” en la cabeza, que no puede ser otra, que dar otra vuelta de tuerca al bolsillo de los sufridos ciudadanos.

12 comentarios:

  1. Pilar Zamora Ruiz

    LA DEMOCRACIA NECESITA POLÍTICOS, LO SABEMOS PERO EN ESPAÑA HAY UNA "INFLACCIÓN" DE POLÍTICOS, CON MUCHÍSIMOS MENOS TAMBIÉN SERÍAMOS DEMÓCRATAS.

    ResponderEliminar
  2. José Luis Muñoz Pérez del Río

    Por lo visto, para Rajoy la unidad de España no es importante, sólo la economía. Pues no lo debe ser tanto, porque hasta en eso está fracasando.

    ResponderEliminar
  3. Carlos Garcia Jönköping

    Al final... Rajoy hará bueno al bobo de Zapatero! Menudo inútil tenemos de Presidente del Gobierno. Además de defraudar a todos sus volantes, se baja los pantalones delante de los "nazionalistas".

    ResponderEliminar






  4. Casto Pascasio Escolá

    Donde no hay harina, todo es mohina. De esta antigua realidad, no podran escaparse. En su inutilidad, y tambien dificultad, todos esperan tiempo, para ver si la solución cae del cielo. LA Merkel, les arreglara el "saquito". Nosotros tambien pagaremos el pato, pero con fio que muy al final, veamos algo de luz.

    ResponderEliminar
  5. Pilar Zamora Ruiz

    En estas situaciones de crisis económicas los políticos deben dejarse de utopías, ideas imperialistas, expansionistas e ir a lo práctico para solucionar ó no empeorar las cosas y la mejor política social es crear empleo y dejarse de subvenciones, subsidios y demás que solo se prestan al fraude, salvo naturalme nte los que no pueden trabajar y los ancianos.

    ResponderEliminar
  6. Una vez más, amigo Xavier, me demuestras que tienes las ideas muuy claras; la verdad es que todas estas complacencias para que las cosas sigan como están, porque ¿dónde irían a ganarse los gsarbanzos el 90% de los políticos actuales; son ciegos, que se guían entre sí para caer a la fosa y arrastrarnos a todos. Lo que está sobrando son las Autonosuyas, excesívamente grabosas para el pueblo; pero se tratsa que sigan chupando de las secas ubres de la vaca nacional. No de otra cosa.,

    ResponderEliminar
  7. Delia Saavedra Brichis ¡

    Vaya paripé que han montado para nada !

    ResponderEliminar
  8. Indelgar Gonzalez Suarez

    Estos estan todos al trinque

    ResponderEliminar
  9. Delia Saavedra Brichis

    Que nadie busque en esta ficción de acuerdo compromiso alguno por parte del Gobierno central o de las autonomías de reducción de funcionarios, supresión de empresas, organismos o fundaciones dependientes de las autono
    mías, clausura de televisiones autonómicas, erradicación de duplicidades entre administraciones o de algo que pueda ser considerado un intento de reconversión y adelgazamiento de nuestro sobredimensionado sector público, muy especialmente en lo que se refiere a nuestro despilfarrador entramado autonómico.

    ResponderEliminar
  10. Santiago Nuevo

    oveja muerta y ua sabemos quien es la oveja..

    ResponderEliminar
  11. Agustin Tost

    OVEJAS DEFENESTRADAS !!!!

    ResponderEliminar
  12. Juan Manuel Fernández Rubio

    ¿Te refieres a la reunión de los presidentes de las taifas?

    ResponderEliminar