miércoles, 10 de octubre de 2012

El camino correcto... ¿O no?

.  

Mario Monti, ha anunciado nuevas medidas que quitan competencias a las regiones y así conseguir ahorrar 11.600 millones de euros y lo ha explicado en una rueda de prensa posterior a la reunión, el primer ministro italiano, Mario Monti, explicó que el ahorro previsto con estos recortes será de 4.500 millones para esta segunda mitad de 2012, de 10.500 millones de euros para 2013 y de 11.000 millones para 2014. Con este ahorro, Monti intenta evitar la subida del IVA que estaba prevista para octubre.

El jefe del Gobierno italiano señaló que, en función de este ahorro, será posible evitar el aumento del IVA previsto para este octubre, así como durante el primer semestre de 2013, con lo que una eventual alza se aplaza hasta julio del año próximo. La nueva norma, que ahora deberá ser ratificada por el Parlamento, prevé, entre otras medidas, un recorte del 20% de los cargos directivos en la Administración Pública y del 10% en el resto de niveles. También se fija una reducción no inferior al 10% en el organigrama de las Fuerzas Armadas. Se trata de otra medida arriesgada porque tendrá que conquistar uno a uno los apoyos parlamentarios para llevarla a cabo. Había empezado su mandato rediseñando toda la estructura territorial refundiendo provincias y reduciendo con ello su enorme corsé político y administrativo.

Ahora mismo deberíamos mirarnos en Italia y las medidas tomadas por el Gobierno Monti que estaba al mismo nivel que España y ahora mismo ellos ya estén varios pasos por delante en su posible reactivación. Ahora Rajoy está en Francia intentando hacer un frente contra Alemania y los países del norte, cuando  la solución está casi toda dentro de España. 

Aquí con el IVA recién subido y unos presupuestos irreales para el año que viene,  ya se esta pensando en nuevos impuestos, ya que Mariano Rajoy con sus dudas tiene al parecer tanto temor a tomar medidas tanto a su propio partido como a la oposición especialmente en los ámbitos autonómicos ya que son los auténticos adversarios para cualquier modificación que les pueda restar poder.

Se ha podido ver últimamente que en los últimos meses y a pesar de la crisis, las comunidades autónomas, han aumentado sus plantillas desde enero de 2011 hasta enero de 2012 en casi 9.600 personas, mientras el Estado y los ayuntamientos reducían el número de sus trabajadores. Simplemente y sin despedir a nadie, si se hubiera aplicado la norma de no reponier a los que se van jubilando la cifra podían haber disminuido en 40.000.  

De las 4,000 y pico empresas publicas muchas de ellas innecesarias y su promesa de reducirlas después de casi un año  solo dos de ellas han sido eliminadas. Apenas se han eliminado duplicidades y en el caso de hacerlo, han trasladado a los empleados públicos a otro organismo.

A Monti no le ha temblado la mano a la hora de rediseñar la administración italiana y en cambio Rajoy ni siquiera tiene un plan para reducir de una vez la enorme carcasa politica y administrativa y seguimos esperando.  O bien a Rajoy no le dado ninguna importancia a este problema que es ahora mismo la mayor carga que impide la salida de la crisis o los reyezuelos de las regiones no le hacen ni caso y van a sus intereses partidistas.  En ambas posibilidades quien empezaría a ser una carga para este país, es el propio Rajoy.

4 comentarios:

  1. Enrique De La Puente Piñar

    http://www.youtube.com/watch?v=GRpDWNxnmCw&feature=share

    ResponderEliminar
  2. ramon traserras

    Rajoy pidió a la UE que olvide la era Zapatero y se centre en "la gran nación" española. "Vamos a romper con la prima de riesgo", dijo, más presidente que nunca.
    Noviembre de 2011

    ¿Y que me dice ahora?

    ResponderEliminar
  3. Victor Rodriguez · Valladolid

    dentro de 30 años vamos a cobrar nuestras pensiones en papelitos BBB-

    ResponderEliminar
  4. Rosa Maria Vincent Badal

    Es que Rajoy no puede hacer nada sin consultar a unos y loteros? Es que el presidente italiano le va a resolver losproblemas de los españoles?

    ResponderEliminar