viernes, 26 de octubre de 2012

El discurso de Aznar


José María Aznar ha tenido el coraje de decir a la plana mayor del Partido Popular lo que pensamos la inmensa mayoría de españoles respecto al disparate autonómico y el proceso disgregador planteado por los nacionalismos vasco y catalán. Porque nadie puede obviar que es la debilidad de un Estado nacional fragmentado artificialmente, como lo es hoy España, la causa de que dos regiones, por cierto claramente privilegiadas a costa del resto de las demás, estén planteando abiertamente un chantaje político bajo la amenaza de una secesión que carece de encaje en cualquier orden jurídico nacional o internacional.

Aznar afirmó que es urgente "abordar una reforma que nos permita tener un Estado más ordenado, más eficiente y más justo", porque en estos momentos parece "ya bastante claro que el coste en términos de bienestar y de racionalidad jurídica y económica del deslizamiento de nuestro modelo territorial, es, sencillamente, insostenible". Pero no se trata solamente de una cuestión de mera eficiencia presupuestaria, sino de que después de treinta y cinco años de autonomías para contentar a los nacionalismos, es evidente que estamos ante un sistema fallido con gravísimas consecuencias políticas que, de no atajarse con urgencia, pueden llevarse por delante a la nación en su conjunto.

Puede catalogarse la importancia de sus palabras por las reacciones extemporáneas de quienes han estado socavando la unidad de España y por los silencios todavía más elocuentes que su discurso o respuestas dentro de su propio partido como podría catalogarse la respuesta al mismo de Alicia Sanchez Camacho por intereses electorales o simplemente por comodidad el silencio de Mariano Rajoy.

En el Partido Popular, salvo los presidentes de Madrid y Galicia que no han dudado en mostrar su acuerdo, las reacciones a este importante alegato del presidente de honor del partido han oscilado entre el rechazo de la secretaria general del PP en Cataluña, presa de la peculiar esquizofrenia política que tan magros resultados le viene reportando elección tras elección, y el silencio incómodo del presidente del Gobierno, cuya respuesta a la mayor crisis institucional de España en su historia democrática viene siendo la invocación al diálogo y el consenso con los que se atreven a chantajearle en nombre de todos los españoles, según él mismo refirió no hace mucho.

El PSOE, vendido durante estos ultimos años al secesionismo, no puede ser un aliado fiable para el P.P. en esta cuestión, por su ambigüedad y falta de unidad en su mensaje y ellos serán quienes paguen mas caro gracias a sus declaraciones que finalmente les puede llevar a la desaparición. Ni la actitud de Pere Navarro ni la de Rubalcaba son en este momento modelo de firmeza ante el desafio de Artur Mas cada vez mas crecido. La irresponsabilidad de los dos grandes partidos nacionales ante esta deriva alocada hacia el abismo es pavorosa, pero no parece que sus dirigentes se den por aludidos, y menos estando a un mes de una cita tan importante como las inminentes elecciones catalanas.

La crisis económica, a pesar de su gravedad incuestionable, no es el problema más acuciante al que se enfrenta nuestro país en la actualidad. Se equivoca Mariano Rajoy al minusvalorar este asunto. La gran cuestión candente, como advirtió ayer Aznar, es la necesidad de vertebración de un auténtico estado nacional, sin fisuras ni chantajes, que sirva para preservar la igualdad y la libertad de todos los españoles y no suponga una losa insostenible en términos financieros como lo es nuestro disparatado sistema autonómico, que los dos grandes partidos nacionales, para nuestra desgracia, parecen empeñados en preservar caiga quien caiga.

13 comentarios:

  1. Benito Rubio Fernandez

    Señores del P.P. basta ya de componendas y medias tintas. Hasta que este pais antes llamado España , no elimine las autonomías, no funcionará ni progresará en todos los niveles ( cultural, económico, etc , etc)
    Asi que atensé los machos para lidiar el mihura que se les viene encima

    ResponderEliminar
  2. Dionisio Ayudarte

    de verdad aspira el PP a gobernar en cataluña ? si con la política del complejo que practican no van a ningún sitio. Lo de Galicia no sucederá en Cataluña, y la sra. Camacho no quiere reordenar el desastroso estado de las autonomías, pues como todos los politicastros que pastan en ellas, está muy a gusto.

    ResponderEliminar
  3. Casto Pascasio Escolá · Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Barcelona

    LO QUE PROPONE AZNAR, AHORA, NO CUANDO ESTABA, ES HACERSE EL HARAKIRI. NI PENSARLO, DICE LA CASTA.

    ResponderEliminar
  4. Jesus Martin Buenadicha

    Alicia en el pais de las maravillas. No te enteras , o, te enteras demasiado? , si hija, hay que redefinir qué es innegociable , qué es intransferible , qué es una parte del todo .!! Ay¡¡ esas sensibilidades diarias que te llevas a la boquita ?

    ResponderEliminar
  5. Fundador Francisco Autoempleo

    buenisiomo si buenisimo si gracias amigo gracias

    ResponderEliminar
  6. Elvira Arias Fernandez

    ¿ pero este señor no habia dejado la Presidencia del Gobierno?

    ResponderEliminar
  7. Pepe Lirio

    Aznar como siempre claro y contundente como debe ser, ya sabemos lo que los nacionalistas quiren pero este gobierno todabia no ha dicho a los ciudadanos que haran llegado la hora se habla pero con mucha tibiesa y así no nos enteramos, por eso admiro a Aznar.

    ResponderEliminar
  8. Miguel Fernández

    Por supuesto, el mayor problema es el problema nacional que, de estropearse, no tiene cura y, además, todos los demás problemas serán de peor solución. No hagan caso de Feijóo: en Galicia hace lo contrario de lo que dice por ahí fuera; alimenta la política lingüística "identitaria" -que, forzosamente, es antiespañola- todo lo que puede.

    ResponderEliminar
  9. Jose Villar Campuzano

    Si pero ante los inutiles y flojos antiespañoles que tenemos seria bueno que volviera a ver si hace algo bueno

    ResponderEliminar
  10. Toni Sagrel

    Un gran análisis sobre la situación esquizofrénica en la que se encuentran peperos y sociatas -especialmente-, en este momento tan crítico para España y los españoles.
    El PP tiene muchas bocas autonómicas que alimentar, pero ha de ser consciente que el 40 % de los españoles estamos por la recentralización o el recorte de competencias a las CC.AA. (sobre todo en educación y sanidad). Lo del PSOE es gravísimo, no son conscientes del daño tan terrible que están haciendo a la sociedad. Y del PSC, un partido perdido entre el separatismo y el servilismo al nacionalismo, no tiene ni nombre ni definición.

    ResponderEliminar
  11. Esther Galarzo Martínez

    Que lo diga él ofende, a mí por lo menos....

    ResponderEliminar
  12. Jose Villar Campuzano

    Ha dicho la verdad, aunque el sea un hipocrita como todos ellos.

    ResponderEliminar