martes, 21 de marzo de 2017

Narcis Serra -La cúpula de la Caixa B al banquillo







Narcís Serra. (EFE)

La Audiencia Nacional ha imputado al ex presidente de Catalunya Caixa, Narcís Serra, el ex director general Adolf Todó, y a trece ex altos cargos más por un presunto delito de “administración desleal” que habría causado un agujero de 721,38 millones de euros a la entidad en una quincena de operaciones inmobiliarias. El ministerio fiscal cree que buscaban sólo su beneficio, y que causaron un perjuicio claro y directo a la sociedad. 

La fiscalía pide cuatro años de cárcel para Narcís Serra y Adolf Todó, que eran presidente y director general de CatalunyaCaixa, por el caso de las subidas de sueldos de los directivos de la entidad. Los acusa de dos delitos de administración desleal, por haber subido el sueldo de los directivos, aunque la entidad estaba en una situación crítica. En total, acusa 41 miembros del consejo de administración de CatalunyaCaixa, para quienes pide entre 2 y 4 años de prisión. También quiere que todos ellos indemnicen el FROB con 2,5 millones de euros.

El fiscal anticorrupción Fernando Maldonado argumenta que cuando se asignaron los incrementos, en 2010, CatalunyaCaixa ya sufría una delicada situación económica y coincidiendo con la inyección de mas de 11.000 millones  del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La fiscalía califica de "irresponsable" la política de retribuciones aprobada por el consejo de administración de la entidad, teniendo en cuenta su "situación crítica", desde 2010.

Hubo un tiempo en que los presidentes de las cajas catalanas no cobraban. Eso se acabó. Y terminó por culpa del entonces presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra. Así que lo que le ha pasado al ex alto cargo del PSC y antiguo vicepresidente del gobierno socialista tiene algo de justicia poética. La justicia de verdad tardará mucho tiempo. Pero por ahora el fiscal pide cuatro años de cárcel para el que fuera uno de los hombres más poderosos de España. Tanto que consiguió que los presidentes de las cajas cobrasen. En el 2009 Narcís Serra rozó los dos millones de ingresos al sumar los ingresos de Catalunya Caixa con lo que percibía como consejero de otros grupos

Cuando Antoni Castells informó del cambio que preparaba a Serra, éste sólo pidió que los presidentes de las cajas, que hasta entonces sólo cobraban dietas, pudiesen tener un salario. Narcís Serra influyó para que los presidentes de las cajas cobrasen y ahora paga por ello.

Serra el segundo vicepresidente del pais con imputaciones de presidio, teje y desteje. Ha tenido tiempo de todo; de mandar, de poner en su sitio a generales de división levantiscos y hasta de seleccionar obras de arte o especializarse en el románico y las vanguardias bajo la poética ontológica de la ligereza. Nada de murales. Es versátil, pero ha tropezado con el deseo de limpiar España de canónigos y masones. No saldrá continuamente como Rato en las pantallas de la sexta o la cuatro y mucho menos en TV3, Ahora son las asociaciones de la derechona judicial quienes le diseñan el pijama de rayas y la bola negra encadenada en un pie.

Que Narcís Serra tenga que asumir responsabilidades legales es de justicia. Quiso cobrar. Se cambió la ley para ello y se hizo a su medida. Al percibir tamaños emolumentos, Serra se hizo responsable. Así que como mínimo ahora tendrá que someterse a un juicio que, acabe como acabe, irá más allá de la justicia poética.Narcís Serra: el agujero de CatalunyaCaixa.

3 comentarios:

  1. Esther Miro

    Seguro que no le pasa nada .cómo a todos los ladrones que imperan en éste país .!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Maria De la Ho Narcís

    Serra esperemos qué las 6 y la cuatro le den hasta en el carnet con si fueran del pp

    ResponderEliminar
  3. Aurelio Morata Andreo

    Sera en el banquillo del parque por que a estos ladrones no les pasa nada.

    ResponderEliminar