martes, 21 de marzo de 2017

El Parlament paga cuatro veces más a los partidos que el Congreso

Resultado de imagen de convergencia civica catalana

Convivencia Cívica Catalana denuncia que se trata de una "financiación encubierta" que multiplica las ayudas del resto de cámaras autonómicas. Los subvencionó el año pasado con 15,8 millones, 117.318 euros por diputado, frente a los 26.609 euros de la Cámara Baja .

Las subvenciones que reciben los partidos políticos, así como el sueldo que cobran los distintos cargos públicos en España, suelen ser objeto de polémica y de debate. El foco se ha agudizado en los últimos años debido al desapego de la sociedad hacia la política, la crisis económica y el nacimiento de nuevas formaciones. Pues bien, según el análisis de las cifras correspondientes al último ejercicio completo, el de 2016, la Cámara que más gasta en subvenciones a los grupos políticos es la de Cataluña. Y lo es por mucha diferencia.

El Parlamento catalán dedicó el año pasado 15,8 millones de euros a subvenciones a los grupos de la Cámara. Es una cantidad muy superior no sólo a la que reservan otros parlamentos autonómicos en sus presupuestos, sino a la que aparece en las Cortes.

Atendiendo al tamaño de cada Cámara, el Parlamento catalán gasta más de 117.000 euros por cada diputado. Una cifra más de cuatro veces superior a la del Congreso (26.600 euros por diputado) y a la del Senado (25.600 euros por cada parlamentario). O dicho de otra manera: el Parlament paga a los partidos lo mismo que el Congreso y el Senado juntos, pese a que el primero tiene 135 escaños y los otros dos suman 616.
Las cantidades que cada cámara reparte entre los partidos que la integran están sujetas a la discrecionalidad de cada parlamento. Y si la diferencia es grande en la comparación de Cataluña con el ámbito nacional, algo parecido ocurre e nivel autonómico. No todos los parlamentos regionales son igual de generosos. Por detrás del catalán se sitúa la Cámara andaluza con una cantidad alta (10,7 millones), pero la tercera ya es la madrileña con sólo 4,3 millones. El resto destina al pago a sus grupos parlamentarios menos de cuatro millones de euros anuales, una cuarta parte que el Parlamento catalán.

Subvenciones parlamentos autonómicos

Estos datos aparecen recogidos en un informe de Convivencia Cívica Catalana, una coordinadora de entidades cívicas y ciudadanos que busca promover el respeto a los derechos y libertades fundamentales de las personas, fomentar las virtudes cívicas y fortalecer los valores democráticos. Su estudio ha empleado como fuente de información los presupuestos de ingresos y gastos de las propias asambleas autonómicas y de las Cortes.Junts pe

Los números generales también sitúan al Parlament en lo más alto del podio, con un presupuesto de 51,9 millones de euros en 2016, muy por encima de cualquier otra cámara autonómica. En el ratio de dinero gastado por diputado, los parlamentos del País Vasco, Cataluña y Andalucía superan, por este orden, al conjunto de las Cortes. Todos los demás están por debajo.


Sobre los elevados pagos a los grupos en Cataluña a través de subvenciones, «podría considerarse que tras estas cifras tan generosas de transferencias de la Cámara catalana, muy superiores a las del resto de parlamentos autonómicos e incluso de las cámaras parlamentarias nacionales, existe una financiación encubierta de los partidos políticos catalanes y, en particular, de los nacionalistas, aquellos que gracias a una Ley Electoral beneficiosa para sus intereses son mayoritarios desde el inicio de la democracia en la Cámara autonómica», según denuncia Jesús Sanz en su informe para Convivencia Cívica Catalana.

En el marco de ese reparto de subvenciones, Junts pel Sí recabó en 2016 una cantidad de más de 7 millones de euros. Le siguen a continuación Ciudadanos (2,9 millones), el PSC (1,9 millones), Catalunya Sí Que es Pot (1,3 millones), el Partido Popular (1,3 millones) y, por último, la CUP, con 1,2 millones. La asignación a Junts pel Sí es, por ejemplo, más elevada que la que reciben todos los grupos de la Asamblea de Madrid conjuntamente.

Más aún, los 62 diputados de Junts pel Sí reciben para sus actividades en una Cámara autonómica una cantidad más elevada que los 285 diputados de PP, PSOE y Podemos juntos para sus actividades en el Congreso: 7 millones frente a 6,5. El informe desliza en sus conclusiones que estas «cantidades tan desmesuradas que reparte la Cámara autonómica catalana parecen indicar que no se destinan sólo a actividades parlamentarias, sino directamente a financiar a los partidos políticos para otro tipo de actividades». Las subvenciones de dinero público son el principal pulmón financiero de todos los partidos.

1 comentario:

  1. Juan Yeste

    Cobrar un 400% más que el resto es jugar con ventaja. Los tienes comprados.

    ResponderEliminar